Los beneficios físicos que logra el ballet

El ballet, no es solo una actividad sensacional para que los pequeños de la casa practiquen, sino que es un deporte que a la larga trae beneficios en su formación. En este post podrás obtener información acerca de las ventajas que tendrán tus hijos al practicar ballet.

Los niños que desde temprana edad empiezan a practicar cualquier tipo de danza (en este caso el ballet), crecen con sentido del equilibrio y ritmo.  Generalmente son personas muy disciplinadas que desarrollan habilidades mentales y físicas que los ayudan a perfeccionarse en otras áreas de su vida.

Por otro lado, las clases de ballet no solo ayudan al desarrollo y crecimiento físico de nuestros pequeños, sino que también crean una imagen positiva de ellos mismos. Con la practica del Ballet podremos observar a mediano plazo individuos que se desenvuelven en la vida cotidiana con mucha confianza y con otras cualidades que serán determinantes en su personalidad. 

Beneficios del ballet en los pequeños

1

Son múltiples los beneficios que se obtienen con la practica de este tipo de danza, seguidamente destacaremos los más relevantes:

  • Comportamiento. Algunos estudios han demostrado que los niños que tenían algún tipo de problema de conducta o comportamiento mejoran notablemente al practicar periódicamente un tipo de danza o actividades relacionadas con la música.  Incluso, la mayoría de ellos no presentan nuevos problemas de esta índole una vez que comienzan con la actividad.
  • Creatividad. El baile ayuda a desarrollar la creatividad e imaginación de nuestros hijos, especialmente en las edades tempranas.
  • Trabajo en equipo. Si se trata de una danza en la que se tenga que hacer uso de una pareja o de algún grupo, los ayudará en el futuro a incrementar habilidades referentes al trabajo en equipo.
  • Disciplina. La gran mayoría de los niños que practican algún tipo de danza se caracterizan por ser personas muy disciplinadas y con un alto nivel de concentración. Generalmente son de trato cordial y agradable, adicionalmente son muy sociables y se desenvuelven en un ambiente de mucha armonía.
  • Postura. La práctica regular del Ballet mejora la postura, la elasticidad y el equilibrio.
  • Fortalecimiento de la figura. Cada clase de Ballet implica una sesión de ejercicio arduo y riguroso. A medida que se practica esta danza los brazos, abdomen, piernas, pies y tobillos se fortalecen.
  • Salud. La danza es un ejercicio aeróbico, es por este motivo que durante la práctica del ballet se queman calorías extras que evitan el sobrepeso u obesidad. Adicionalmente se activan los sistemas respiratorio y circulatorio que mejoran significativamente el funcionamiento del organismo en general.
  • Estado de ánimo. La práctica de este tipo de actividad hace que el cuerpo de nuestro hijo libere endorfinas y dopaminas que alegran y mejoran el estado de ánimo en general.
  • Sociabilidad. Es una práctica que se realiza en grupo, lo cual permite que se aumente el circulo de amistades facilitando los procesos de socialización.

Lamentablemente hay mucha deserción en este rama de la danza, muchos niños cuando están un poco más grandes se apartan de este mundo e incursionan en otras artes o deportes. Realmente son muy pocos los que continúan en el tiempo para convertirse en profesionales.

No obstante, muchas personas concuerdan que la disciplina aprendida en este período de tiempo, deja una buena formación que les ayuda en muchos ámbitos de la vida.

“El baile impacta saludablemente en nuestro sistema nervioso, hace surgir la alegría y genera una actitud positiva ante la vida”

 Anónimo –

¿Cuándo debemos empezar con el ballet?

coeducacionballet

No existe edad para empezar a enseñarles las cosas buenas de la vida a nuestros hijos. Cualquier momento es bueno para incursionar en ese hermoso camino. 

El ballet, así como otras actividades extra-escolares, pueden llegar a ser factores determinantes en el futuro de nuestros pequeños. Este estilo de actividades los ayudará a saber qué tanto deben esforzarse y exigirse a sí mismos para lograr todo lo que se propongan en su futuro.

Debemos ofrecerles a nuestros hijos las mejores herramientas no solo para que logren ser unos excelentes profesionales, sino también se puedan forjar como buenas personas y mejores ciudadanos. La danza es una de las mejores opciones que tenemos para lograr estos maravillosos propósitos de vida para nuestros hijos.

Categorías: Educación Etiquetas:
Te puede gustar