Blanqueamiento dental en adolescentes: ¿es bueno que lo hagan?

Muchos padres se preguntan si es posible que sus hijos adolescentes se blanqueen los dientes. Te aclaramos qué tener en cuenta cuando los jóvenes buscan mejorar el aspecto de su sonrisa.
Blanqueamiento dental en adolescentes: ¿es bueno que lo hagan?
Vanesa Evangelina Buffa

Escrito y verificado por la odontóloga Vanesa Evangelina Buffa.

Última actualización: 17 julio, 2023

Hoy en día, las sonrisas blancas y brillantes son una tendencia muy popular en las redes sociales, revistas, películas y series. No es de sorprender que cada vez más adolescentes estén interesados en el blanqueamiento dental o en encontrar alternativas para mejorar la apariencia de sus dientes buscando emular el aspecto de las celebridades.

El aclarado dental es un tratamiento odontológico que se puede aplicar en los dientes de los jóvenes en situaciones específicas cuando el dentista lo considera oportuno. Pero la accesibilidad a distintas alternativas para aclarar los dientes puede llevar a que los adolescentes las utilicen de manera desmedida.

El aspecto de la sonrisa, el deseo de verse bien y la salud bucodental, son aspectos que se ponen en juego a la hora de que los jóvenes busquen blanquear sus dientes. Conoce más al respecto a continuación.

¿Qué es el blanqueamiento dental?

El blanqueamiento dental es un procedimiento odontológico que aporta a los dientes una tonalidad blanca y brillante. Para lograr este efecto se utilizan agentes oxidantes químicos, como el peróxido de hidrógeno (agua oxigenada) o de carbamida, en diferentes concentraciones. Es de utilidad para mejorar el aspecto de dientes manchados, amarillentos o pigmentados.

Aunque el blanqueamiento de las piezas dentarias se considera un procedimiento cosmético, también incluye un importante factor psicológico.

El adolescente puede sentir vergüenza o inseguridad por el aspecto de sus dientes y sufrir problemas de baja autoestima, bullying o dificultades para relacionarse con los demás. En estos casos, mejorar la apariencia de la sonrisa aporta bienestar y aumenta la calidad de vida del joven.

Tipos de tratamientos para el blanqueado dental

Cuando se trata de lograr una sonrisa más blanca y brillante, existen diferentes tipos de tratamientos de blanqueamiento dental disponibles. Algunos de estos son los siguientes:

  • blanqueamiento profesional en el consultorio dental,
  • blanqueamiento ambulatorio en el hogar siguiendo las indicaciones del odontólogo,
  • productos de venta libre, como tiras blanqueadoras, bolígrafos, pastas dentales, enjuagues, entre otros.

Además, las redes sociales popularizan remedios naturales y métodos caseros que prometen blanquear los dientes. Los ácidos de frutas, vinagres o sustancias abrasivas (carbón activado o bicarbonato), son algunos ejemplos.

Estos métodos son muy riesgosos, pues se basan en el desgaste y la pérdida de minerales del esmalte dental, lo que deja a los dientes sin su capa protectora. Esto provoca dolor, sensibilidad, riesgo de caries y oscurecimiento de los dientes, por lo que deben evitarse.

La supervisión del odontólogo es la manera más segura de que los adolescentes se blanqueen los dientes. El uso indebido de los productos aclaradores puede provocar daños irreversibles en el esmalte. Te lo contamos con más detalles a continuación.

El blanqueamiento dental en los adolescentes

Según un estudio publicado en la revista Journal of Esthetic and Restorative Dentistry, tanto los blanqueamientos profesionales como las alternativas de uso doméstico, logran aclarar las piezas dentarias y mejorar su aspecto.

En el primer caso, los resultados son inmediatos y eficaces. Sin embargo, los productos que se utilizan tienen concentraciones altas de peróxidos, lo que no siempre es conveniente para los dientes jóvenes de los adolescentes.

De todos modos, existen casos puntuales que ameritan los blanqueamientos profesionales en adolescentes y niños. Un artículo de opinión publicado en la revista British Dental Journal, señala que se trata de una alternativa útil para tratar dientes manchados, sin la necesidad de realizar tratamientos más destructivos.

Además, agrega que la falta de tratamiento puede afectar de forma negativa la calidad de vida y el bienestar psicológico de los niños. Los productos de venta libre para blanquear los dientes producen efectos aclaradores más sutiles y a largo plazo.

Estas alternativas utilizan agentes oxidantes a bajas concentraciones, lo que puede ser ventajoso para los tejidos dentarios de los adolescentes. De todos modos, desde Frontiers in Dental Medicine se indica que es importante considerar los componentes de estas formas comerciales, evaluar si son efectivos y evitar aquellos que poseen sustancias erosivas o abrasivas.

Para reducir los contratiempos, es fundamental que se sigan las instrucciones del fabricante. Muchas veces, los jóvenes caen en el error de colocar más producto, dejarlo actuar más tiempo o usarlo por varios meses, creyendo que los efectos serán mejores. Pero esto puede ocasionar daños severos en la boca.



El rol del profesional en el blanqueamiento dental de los adolescentes

Para que los jóvenes puedan lograr esa sonrisa hermosa que desean, sin poner en riesgo su salud oral, lo ideal es que un odontólogo intervenga en el proceso. El asesoramiento profesional vuelve el tratamiento más seguro por varios motivos:

  • El profesional evalúa el estado general de la boca del adolescente y valora la necesidad real del aclaramiento. El blanqueamiento en jóvenes sanos se debe determinar caso por caso, considerando los riesgos y los beneficios de la intervención.
  • Si el blanqueamiento no es necesario, puede indicar una limpieza o brindar consejos sobre cuidados orales que produzcan resultados estéticos satisfactorios y suficientes.
  • Si considera que el blanqueamiento es el tratamiento adecuado, usará las dosis más seguras y buscará proteger los tejidos blandos de la boca. El dentista puede hacer un manejo individual de la situación y adaptar la intervención a las necesidades particulares de su paciente.
  • Cuando existe alguna afección en la boca, la resolverá para recuperar la salud oral, antes de realizar el blanqueamiento. Usar peróxidos en piezas dentales enfermas aumenta el daño y causa dolor.
  • Si aparecen efectos adversos, los podrá resolver de inmediato.

¿Cuáles son los riesgos de que los adolescentes se blanqueen los dientes?

Los dientes de los adolescentes recién erupcionados poseen un esmalte más permeable y la zona pulpar es más grande. La exposición a las sustancias que actúan en las capas más externas del diente aumenta el riesgo de sufrir molestias y contratiempos en la dentadura. Estos son los efectos adversos que pueden surgir luego de un blanqueamiento dental en los adolescentes:

  • sensibilidad dental,
  • pérdida de esmalte y exposición de la dentina,
  • variaciones en la coloración de los dientes,
  • daño pulpar y dolor,
  • irritación de las encías.

Por otro lado, los adolescentes pueden abusar de los productos para aclarar los dientes y aumentar los efectos adversos. En la búsqueda de una sonrisa más bonita, excederse con el blanqueamiento causa daños irreversibles en su dentadura.

¿A partir de qué edad se pueden blanquear los dientes?

La Academia Estadounidense de Odontología Pediátrica desaconseja el blanqueamiento dental en niños y adolescentes en dentición primaria y mixta. El tratamiento ha de realizarse recién cuando caen los dientes de leche y todas las piezas permanentes estén en la boca, lo que sucede entre los 11 y los 14 años.

Para las piezas permanentes, es necesario esperar a que el diente complete su desarrollo radicular antes de efectuar el tratamiento. Asimismo, dada la mayor permeabilidad del esmalte dental y el menor espesor de los tejidos duros de los dientes recién erupcionados, lo mejor es posponer el blanqueamiento tanto como se pueda.

En general, se recomienda evitar todo tipo de blanqueamiento dental antes de los 14 años. A no ser que sea muy necesario, los blanqueamientos profesionales deberían realizarse a partir de los 17 o 18 años. De todos modos, se puede permitir el uso de esta técnica para resolver anomalías dentales particulares en la infancia.

Con respecto a los productos de venta libre, tampoco se deberían utilizar antes de los 14 años. En el caso de que se elija usar algunos de estos métodos, el blanqueamiento en adolescentes debe ser supervisado por un adulto y bajo la guía de un dentista.



No siempre es necesario que los adolescentes se blanqueen los dientes

Desde que el adolescente tiene todos los elementos permanentes en su boca, el blanqueamiento dental es una opción que se puede considerar para mejorar el aspecto de la dentadura. De todos modos, muchas veces no es un procedimiento realmente necesario en esta etapa de la vida.

Con una higiene oral adecuada y visitas regulares al odontólogo, las piezas dentarias se pueden mantener limpias y bonitas. Recordemos que se trata de elementos dentarios nuevos, que no han sufrido las decoloraciones propias de la edad, el envejecimiento y las grandes exposiciones a las sustancias que manchan.

Te podría interesar...
¿Puede volver a crecer el esmalte en los dientes de los niños?
Eres Mamá
Leerlo en Eres Mamá
¿Puede volver a crecer el esmalte en los dientes de los niños?

El esmalte de los dientes de los niños no vuelve a crecer si se daña. Una higiene adecuada ayuda a conservar la integridad del tejido.


Todas las fuentes citadas fueron revisadas a profundidad por nuestro equipo, para asegurar su calidad, confiabilidad, vigencia y validez. La bibliografía de este artículo fue considerada confiable y de precisión académica o científica.



El contenido de Eres Mamá es solo para fines educativos e informativos. En ningún momento sustituye el diagnóstico, el consejo o el tratamiento de un profesional. Ante cualquier duda, es recomendable la consulta con un especialista de confianza.