Beneficios psicológicos de la lactancia materna

28 agosto, 2019
Este artículo fue redactado y avalado por la psicóloga Elena Sanz Martín
La lactancia materna nutre al bebé tanto física como emocionalmente. Los beneficios psicológicos tanto para la madre como para el niño hacen de este medio de alimentación una opción ideal.

Amamantar a tu bebé no solo le nutre físicamente, sino también a nivel emocional. Los beneficios psicológicos de la lactancia materna son cuantiosos y su impacto no se limita a los primeros meses o años de vida. La impronta que se genera repercute en la persona hasta su adultez.

Continuidad

El valor nutricional de la lactancia materna es incuestionable pero, además, tiene grandes repercusiones a nivel psíquico. Tras nueve meses cobijado en un ambiente seguro y confortable, el bebé es expulsado a un abrumador mundo lleno de luces, sonidos y olores desconocidos.

El pequeño necesita la presencia física continua de su madre y la seguridad de que ella sigue ahí para satisfacer sus necesidades. En estos momentos, el pecho se convierte para el niño en afecto, consuelo y protección. 

Sostener al pequeño en brazos, piel con piel, y amamantarlo le permite percibir los mismos estímulos familiares que recibía dentro del útero. Sentir la respiración y los latidos del corazón de su madre le proporcionan una sensación de continuidad de la vida antes y después del nacimiento.

El bebé se siente, entonces, reconfortado, cómodo y tranquilo. Mientras lacta, se sabe amado y protegido por su madre, y experimenta la certeza de que ella está a su lado a medida que se adapta a este nuevo mundo.Mamá dando de mamar a su bebé durante la lactancia debido a que trae numerosos beneficios psicológicos.

Beneficios psicológicos de la lactancia materna para el bebé

Los efectos beneficiosos de la lactancia materna se extienden hasta la vida adulta debido a que se genera una impronta psicológica positiva. Debido a esto, el bebé genera representaciones mentales del mundo como un lugar seguro y amable, y de sus padres como fuente de afecto y confianza.

Pero ¿cuáles son, concretamente, los beneficios psicológicos de la lactancia materna?

  • El lazo afectivo entre madre e hijo se refuerza y se afianza gracias a la lactancia. Dicho vínculo ayudará al pequeño a desarrollar una afectividad segura y adecuada, y a sufrir menos estrés. Además, beneficiará su desarrollo cognitivo, pues el aprendizaje se produce con mayor facilidad si existe cercanía emocional con el adulto.
  • Los bebés que han sido amamantados desarrollan una mayor autoconfianza, autoestima y autonomía. 
  • Manifiestan una mejor gestión emocional. Esto se traduce en una sana capacidad de mostrar afecto a los demás, buenas habilidades para manejar el estrés y una actitud más positiva ante la vida.
  • Asimismo, estos niños muestran una mejor adaptación social. Poseen unas buenas dotes comunicativas y son capaces de establecer vínculos emocionales adecuados. Por lo mismo, la calidad y estabilidad de sus relaciones sociales son mayores.

Beneficios psicológicos de la lactancia materna para la madre

El posparto es un momento complicado para la madre. Supone la culminación de muchas etapas y trae consigo expectativas y miedos. Las alteraciones hormonales que se producen pueden aumentar aún más la intensidad de las vivencias.

Sin embargo, la lactancia puede ayudar, en gran medida, en este proceso de adaptación a la maternidad. Amamantar al bebé ayuda a muchas mujeres a reasegurarse como madres capaces, aumentando su autoestima y disipando muchas de sus dudas respecto a sí mismas.

Por otro lado, es beneficiosa para disminuir el estrés emocional y la ansiedad propios de estos primeros meses, disminuyendo significativamente el riesgo de depresión posparto.Mamá dando el pecho a su bebé.

Aspectos a tener en cuenta

Lactancia materna prolongada

A pesar del tabú social que existe alrededor de la lactancia materna prolongada, esta no presenta ninguna contraindicación. El bebé no se va a volver dependiente y poco autónomo por continuar lactando tras los dos años de edad.

Al contrario, un destete respetuoso, progresivo y guiado por la maduración del niño evitará que sufra la ansiedad que supone tener que abandonar la lactancia antes de estar preparado.

Cada mamá es un mundo

La lactancia materna es el medio ideal de alimentación para el bebé, siempre que sea una experiencia feliz y gratificante tanto para el niño como para la madre. Si supone una angustia o un sufrimiento, es preferible optar por otras opciones.

Del mismo modo, si no se ha podido establecer la lactancia materna de forma adecuada, podemos obtener muchos de los beneficios psicológicos de la misma practicando mucho contacto físico con el bebé. Carga en brazos a tu niño cuanto te sea posible y mantelo pegado a tu pecho. Esto lo hará sentir amado y protegido.

  • Durán Menéndez, R., Villegas Cruz, D., Sobrado Rosales, Z., & Almanza Mas, M. (1999). Factores psicosociales que influyen en el abandono de la lactancia materna. Revista cubana de pediatría71(2), 72-79.
  • Bonilla, A. V. (2008). La lactancia materna y sus beneficios. Revista Enfermería Actual en Costa Rica, (15), 3.