Beneficios de la pera en el embarazo

Te vamos a mostrar una serie de motivos por los que deberías incluir la pera en la dieta durante el embarazo. Se trata de una fruta con varios beneficios para la salud.
Beneficios de la pera en el embarazo
Saúl Sánchez Arias

Escrito y verificado por el nutricionista Saúl Sánchez Arias.

Última actualización: 21 septiembre, 2022

La pera es un alimento que cuenta con varios beneficios durante el embarazo. Se trata de uno de los vegetales más recomendados para incluir en la pauta de forma frecuente. Este comestible no solo concentra una gran cantidad de antioxidantes en su interior, sino que es una fuente de fibra. Hablamos de un elemento que mejora el funcionamiento del tubo digestivo.

Antes de comenzar, hay que recordar que los expertos en nutrición recomiendan la ingesta de al menos 5 raciones de frutas y verduras cada día para mantener un buen estado de salud con el paso de los años. Además, esta estrategia se relaciona con un menor riesgo de muerte por cualquier causa y con un envejecimiento más lento.

La pera es buena para el tubo digestivo

Las peras son ideales para consumir en la etapa de gestación, ya que aportan fibras, son ricas en agua y ayudan a evitar diversas patologías.

Uno de los principales beneficios de la pera durante el embarazo tiene que ver con su contenido en fibra. Dicha sustancia, se ha demostrado que incrementa el volumen del bolo fecal y provoca una mayor estimulación de los mecanorreceptores. Gracias a ello, aumenta la motilidad y será menos probable que se experimente estreñimiento, lo cual es bastante frecuente durante el periodo de gestación. Al menos sería positivo garantizar un consumo de 25 gramos de fibra cada día.

Hay que tener en cuenta que la fibra procedente de la pera también puede servir de sustrato energético para las bacterias que habitan en el tubo. Incluso, está catalogada como prebiótica. Gracias a ello, aumenta la densidad de los microorganismos y se previenen problemas de disbiosis que puedan condicionar negativamente la digestión posterior. Esto es importante para evitar la génesis de patologías intestinales de tipo inflamatorio.

Eso sí, cuando ya se han desarrollado ciertas enfermedades o una situación de disbiosis, puede ser preciso limitar el aporte de fibra, al menos de manera temporal. En el caso contrario, la sintomatología podría agravarse y ser cada vez más molesta. Si esto sucede durante el embarazo, lo mejor será consultar con un profesional de la nutrición para plantear una solución adecuada.

La pera reduce el riesgo de diabetes gestacional

Otro de los beneficios del consumo de pera durante el embarazo tiene que ver con la capacidad de este alimento de ayudar a controlar las glucemias. En parte, esto es gracias a su contenido en fibra. Resulta siempre importante modular la entrada de la glucosa en el torrente sanguíneo, pero más durante la gestación. Es posible que, en este momento, se desarrolle una patología conocida como diabetes gestacional, que causaría alteraciones metabólicas en el bebé. Así lo evidencia un estudio publicado en Clinical Chemistry.

Para limitar el riesgo, lo mejor es priorizar la ingesta de carbohidratos complejos y asegurar el consumo de vegetales. Si se cubren los requerimientos diarios estipulados de fibra, también será más difícil que se llegue a presentar el problema. No obstante, en caso de que aflore, habrá que hacer ciertos ajustes para evitar un descontrol de los niveles de azúcar en sangre que puedan causar alteraciones graves en el estado de salud de la madre y del feto.

De todos modos, una buena parte de las posibilidades de experimentar este problema viene dado por el estado de composición corporal previo de la madre. Cuando no se parte de una situación de sobrepeso es más raro que se lleguen a producir alteraciones significativas del metabolismo. Aun así, lo mejor es optimizar la dieta desde las primeras etapas del embarazo para asegurar el éxito reproductivo.

La pera es un alimento que favorece el control de las glucemias, por lo que contribuye a la prevención de diabetes gestacional.

La pera cuenta con varios beneficios en el embarazo

Como has podido comprobar, la pera cuenta con varios beneficios para la salud y para el feto cuando se consume en el embarazo. Por este motivo, ha de formar parte de las rutinas de manera frecuente. Esto sí, la clave está en la variedad, por lo que es positivo que también incluyan otras frutas para asegurar un buen estado de salud con el paso de los años. De este modo, se satisfarán los requerimientos a nivel nutricional.

Para terminar, ten en cuenta que durante la gestación hay algunos alimentos que están prohibidos, ya que su consumo podría conllevar riesgos para la salud del feto, por lo que hay que excluirlos totalmente de la pauta. Si tienes dudas, lo mejor será consultar con un profesional. De este modo, podrás obtener un menú individualizado que cubra con todas las necesidades y que asegure el buen desarrollo del bebé.

Te podría interesar...
¿Cómo tratar la anemia durante el embarazo?
Eres Mamá
Leerlo en Eres Mamá
¿Cómo tratar la anemia durante el embarazo?

Es importante ajustar la dieta para tratar la anemia en el embarazo. La inclusión de suplementos de hierro y de ácido fólico también ayuda.



  • Tabbers MM, Benninga MA. Constipation in children: fibre and probiotics. BMJ Clin Evid. 2015;2015:0303. Published 2015 Mar 10.
  • Coustan DR. Gestational diabetes mellitus. Clin Chem. 2013;59(9):1310-1321. doi:10.1373/clinchem.2013.203331