La leche de almendras y sus beneficios en el embarazo

Gladys · 28 julio, 2016
No hay que olvidar que para gozar de sus beneficios es recomendable ingerir dos vasos de leche de almendras al día.

Durante el período de gestación es muy común ingerir ciertos alimentos específicos. Algunos de ellos, como la leche de almendras, son muy beneficiosos para el desarrollo del feto y la salud de la embarazada.

Cuidar la alimentación durante esta etapa es algo primordial. Existen algunos elementos totalmente prohibidos, como el alcohol, y otros recomendados para hacer frente al proceso gestacional.

La leche de almendras es uno de ellos. Su sabor es exactamente igual al de la leche normal, aunque su origen es vegetal y su aroma más ligero. Puede encontrarse en cualquier establecimiento, y cada vez cuenta con más adeptos. Este líquido es una gran fuente de vitaminas, proteínas y calcio. Estimula el crecimiento físico y cognitivo del feto, y puede incorporarse a nuestra rutina alimentaria sin problemas.

¿Qué beneficios posee la leche de almendras?

La leche de almendras puede combinarse o beberse sola.

A pesar de que su aparición ha sido relativamente nueva, suele ser bastante recomendada por médicos y especialistas. Cualquiera puede beneficiarse de su ingesta, pero es especialmente recomendado a mujeres embarazadas.

  1. Es una fuente de proteínas. La leche de almendras tiene un gran contenido en proteínas. Estas son necesarias para la formación de tejidos y grasas saludables, que ayudarán al feto en el desarrollo de su Sistema Nervioso.
  2. Controla la fatiga y el mareo. Durante el embarazo es habitual que la madre sufra mareos y vómitos. Esta sensación de malestar es perfectamente normal y puede ser aliviada con diversos remedios. Uno de ellos es la leche del almendras, ya que ayuda a controlar las náuseas.
  3. Alto contenido en vitaminas. Un vaso de leche de almendras aporta vitaminas del grupo B, ácido fólico, hierro y magnesio. Estos elementos ayudan a combatir la anemia que habitualmente aparece durante el cuarto o quinto mes de gestaciónEl hierro y el magnesio también ayudan a regular los estrógenos, responsables de mantener alto el nivel de energía y el buen estado de ánimo en las mujeres embarazadas.
  4. Facilita la digestión. Es posible que durante esta etapa puedan surgir problemas estomacales. Una bebida muy recomendable para paliar los síntomas es este tipo de leche, ya que contribuye a mejorar la flora intestinal.
  5. El calcio, fundamental para el desarrollo de los huesos del bebé. Es una forma muy sencilla de consumir calcio. Este elemento es muy importante, pues según los especialistas estimula la fortaleza de los huesos del feto y de la madre. 

Lo que debes saber antes de consumir leche de almendras

Una forma de asegurar su ingesta es incluirla en el desayuno.

Si bien es cierto que la leche de almendras es un gran alimento nutricional, no todas las personas deben consumirlo. Esto puede deberse a la alergia a los frutos secos, así que es necesario consultarlo con el médico.

Por otro lado, algunas investigaciones llevadas a cabo en Holanda por la Universidad de Utrecht han asegurado que existe una variable común entre la ingesta de frutos secos durante la gestación y el asma del bebé. Debido a la falta de pruebas contrastadas, muchos especialistas prefieren mantener su postura original. Consideran que las almendras son un alimento fundamental en la dieta de una embarazada, y que su prohibición sería algo incorrecto.

Ideas para tomar leche de almendras

La leche de almendras puede consumirse de diversas maneras. Hay algunas embarazadas que prefieren tomarla en forma de batidos o zumos, mezclada con otros elementos que les resulten más atractivos. Esto no elimina ni reduce las aportaciones de la leche, así que no existe ningún problema en ingerirla de la forma que cada uno desee.

En primer lugar, se tiene la ingesta típica; es decir, beberse la leche sin más. Cabe destacar que esta puede, o bien prepararse en casa o adquirirse ya lista en el supermercado. Se bebe como cualquier otro tipo de líquido, y puede añadirse perfectamente a la dieta familiar. Su sabor es ligeramente dulce, por tanto, no será desagradable o chocante a la hora de combinarla con otros líquidos o alimentos.

En segundo lugar, están los batidos preparados. Esto quiere decir que se puede combinar la leche de almendras con frutas y otros ingredientes. Dependiendo de los gustos de cada quien, se añadirá un ingrediente u otro. Lo ideal es probar varias recetas hasta encontrar la que más nos agrada. 

Uno de los batidos con leche de almendras más populares es el famoso batido de bananas y leche de almendras, con azúcar o vainilla al gusto. También se le puede añadir un toque de canela. Este batido se ha popularizado debido a su alto valor energético. Por otra parte, siempre se puede disfrutar de la leche de almendras en el desayuno. Al beberla junto con los cereales o las tostadas.