Beneficios del método canguro en recién nacidos

Este artículo fue redactado y avalado por la psicóloga Elena Sanz Martín
· 20 abril, 2019
El método canguro es una técnica basada en el contacto piel con piel y en la lactancia materna que es realmente beneficiosa para los recién nacidos.

Los primeros días de vida tras el nacimiento son un momento crucial para el bebé. Su ambiente cambia por completo y la mayor preocupación de los padres es ofrecerles el mayor confort posible en esta transición. Por ello, es necesario conocer los beneficios del método canguro en recién nacidos.

¿Qué es el método canguro en recién nacidos?

El también llamado método madre canguro es una técnica de atención al neonato que se fundamenta en el contacto piel con piel de la mamá con el bebé, y en la cobertura de sus necesidades de alimentación, estimulación y protección.

La premisa básica es que nunca se debe separar al recién nacido de su hábitat, que es su madre. En caso de negar al niño este derecho, se generan situaciones de estrés que pueden derivar en cólicos, problemas de sueño e incluso déficit de atención.

A pesar de ello, este contacto piel con piel puede ser también proporcionado por el padre u otro adulto, si se considera oportuno o necesario.

El nombre de esta técnica deriva de la similitud con el desarrollo extrauterino que realizan los marsupiales. Dichos animales, tras salir del útero, finalizan su desarrollo agarrados a las glándulas mamarias en el interior de la bolsa marsupial de la madre.Beneficios del método canguro en recién nacidos.

Si bien es cierto que este método surgió y se popularizó para la atención de bebés prematuros, es igualmente válido y necesario para todos los recién nacidos. Adaptando, en cada caso, a las necesidades que presente el recién nacido.

Componentes del método canguro

El método canguro está conformado por dos componentes principales que cubren las necesidades del bebé en cuanto a contacto, estimulación, alimentación y protección.

Por un lado está la posición canguro, en la cual se proporciona contacto piel con piel las 24 horas al día de forma ideal y siempre que sea posible. El niño debe estar en posición vertical (para lo cual puede usarse un elástico) y debe permanecer así de forma ininterrumpida y lo más prolongadamente posible. Nunca menos de dos horas consecutivas.

Por otra parte, la lactancia materna constituye la base de alimentación de este método. Dicha lactancia debe ser preferiblemente a demanda y exclusiva hasta los seis meses. Además, siempre que el niño tenga capacidad de succión y deglución, se hará vía oral y directa.

Beneficios del método canguro en recién nacidos

  • El contacto piel con piel ayuda a que los bebés estabilicen sus constantes más rápidamente que los que están en la incubadora. Su nivel de oxígeno, su respiración y su frecuencia cardíaca se regulan, así como su temperatura corporal, pues la madre va subiendo o bajando la suya propia según las necesidades del bebé.
  • En este contacto íntimo con la madre, el niño se encuentra relajado y disminuye su nivel de hormonas del estrés, reduciendo, así, el riesgo asociado de derrames cerebrales.
  • Además, esta posición ayuda a establecer el vínculo de apego entre ambos, lo que facilita que el bebé se sienta seguro y que goce de una mayor estabilidad emocional en el largo plazo.
  • El método canguro favorece la producción de leche materna en la madre y el instinto de succión en el niño, reduciéndose los problemas de establecimiento de la lactancia. Además, propicia que el niño pueda mamar más fácil y regularmente, favoreciendo el aumento de peso.Beneficios del método canguro en recién nacidos.
  • Esta posición segura ayuda a que el estómago del bebé sea capaz de realizar una mejor absorción del alimento. Por otro lado, la madre es capaz de producir leche específica para las necesidades concretas de su bebé en cada momento.
  • El niño que realiza el método canguro se encuentra protegido frente a infecciones y obtiene la estimulación, protección y amor que precisa en mayor medida que aquellos niños que se encuentran en incubadora. Además, esta práctica reduce la estancia hospitalaria.

Beneficios del método canguro para la madre

  • El contacto íntimo y prolongado con el bebé ayuda a que la madre genere más oxitocina y se sienta más calmada, fuerte y segura.
  • Esta unión favorece la sincronía de sueño entre el niño y la madre, permitiendo a esta última descansar más al tiempo del que lo hace su hijo.
  • Con el método canguro la madre se convierte en la protagonista del equipo que proporciona cuidados a su bebé. Esto puede ayudarla a sentir que está completando la gestación y ofreciendo a su hijo los mejores cuidados. De este modo, se reduce el riesgo de depresión postparto.