Claves para una lactancia materna exitosa

Este artículo fue redactado y avalado por la matrona Miriam Barriga Sánchez
2 mayo, 2019
La lactancia materna es la forma natural de alimentar a tu bebé. Además, presenta múltiples beneficios para ambos. En este artículo los descubrirás.

La lactancia materna es la forma natural de alimentar a tu bebé y, tal y como se ha demostrado, presenta múltiples beneficios para ambos. Conseguir una lactancia materna exitosa puede parecer complicado, pero con estas claves verás que es posible.

Beneficios de la lactancia materna

La lactancia materna no solo presenta beneficios para el bebé, sino que también resulta beneficiosa para la madre que amamanta. Entre otros beneficios podemos encontrar:

  • Disminuye el riesgo de hemorragia postparto, ya que ayuda a la involución uterina.
  • Si se amamanta, existe menor riesgo de anemia postparto al disminuir la pérdida sanguínea.
  • Permite una recuperación más rápida del peso previo al embarazo.
  • Favorece el vínculo afectivo madre-hijo.
  • En madres que amamantan, la incidencia de depresión postparto es menor.
  • Disminuye el riesgo de cáncer de mama.
  • La leche materna está disponible en todo momento y no requiere inversión económica.

Los beneficios de la lactancia materna para el bebé se han demostrado en múltiples estudios científicos. Algunos de ellos son:

  • Es una leche de fácil y rápida digestión.
  • Su consumo disminuye el riesgo de alergias.
  • La leche materna aporta las cantidades óptimas de nutrientes, células vivas, enzimas digestivas, factores de crecimiento, inmunoglobulinas y linfocitos.
  • Los bebés lactantes presentan menor riesgo de muerte súbita.
  • Se ha demostrado que los bebés lactantes presentan menor riesgo de padecer diabetes, obesidad, hipertensión y otras enfermedades cardiovasculares en la edad adulta.
  • La lactancia materna mejora la respuesta inmunitaria frente a las vacunas.
  • Es una leche que se adapta a las necesidades nutricionales del bebé en cada momento.
  • Permite tranquilizar y dar consuelo al bebé en cualquier momento.Claves para una lactancia materna exitosa.

Momento para iniciar la lactancia materna

Lo ideal es iniciar la lactancia materna en el mismo paritorio, además, el contacto piel con piel con tu bebé favorece la instauración de la lactancia. Tanto en el hospital como en tu centro de salud, las matronas resolverán todas las dudas que tengas y te ayudarán a conseguir una lactancia materna exitosa.

Postura adecuada para amamantar

La postura más adecuada para amamantar y que te ayudará a conseguir una lactancia materna exitosa es aquella en la que tanto tú como tu bebé os encontréis cómodos.

  • Especialmente para los primeros días, encuentra un lugar en casa en el que estés cómoda y tranquila, sin ruidos ni estímulos que puedan distraeros a ti o al bebé. Una vez la lactancia materna esté instaurada, podrás manejarte en cualquier lugar y situación.
  • Encuentra una postura en la que, tanto la espalda como los hombros, estén relajados. 
  • Acerca el bebé al pecho, no el pecho al bebé. Si mantienes una postura forzada durante la toma, con cada movimiento corres el riesgo de desplazar el pecho o a tu bebé, condicionando el agarre.
  • Si empleas cojín de lactancia, este ha de estar pegado a ti y el bebé encima del cojín a la altura de tu pecho. El pequeño descansará cómodo y tú tendrás mayor libertad de movimientos.

La postura del bebé durante las tomas también es muy importante:

  • Su cuerpo ha de estar alineado frente a ti.
  • Como referencia, su barriga ha de estar frente a tu pecho, completamente girado hacia a ti.
  • Antes de que el bebé enganche el pecho, puedes emplear como referencia su nariz. Lo ideal es que su nariz esté frente al pezón, para que tenga que levantar ligeramente la cabeza antes de enganchar el pecho.
  • Es muy importante dejar libre la cabeza del bebé mientras está mamando para que pueda soltar el pecho espontáneamente.
  • Existen gran cantidad de posturas para poder amamantar: con el bebé acunado, tumbada en la cama… Cualquiera de ellas es buena si ambos estáis cómodos y a ti no te molesta su succión.

¿Cómo tiene que tener la boca el bebé?

La boca del bebé, mientras amamanta, tiene que estar bien abierta, abarcando tanto el pezón como la areola. Esto es muy importante ya que, si succiona únicamente el pezón, podría provocarte grietas y heridas que harían de cada toma un momento muy doloroso.

Sus mejillas han de estar hinchadas. Podrás ver movimientos de mandíbula mientras succiona e, incluso, puede que le escuches tragar.

Cuando el bebé ha terminado de mamar, soltará espontáneamente el pecho y, generalmente, terminará la toma adormilado. Esto nos indica que ha sido una toma satisfactoria. Puedes ofrecerle después el otro pecho, aunque normalmente de ese no mamará tanto. Alterna pechos en cada toma.

Recuerda que las tomas de lactancia materna no duelen. Si así fuera, consulta con tu matrona para que pueda valorar el agarre de tu bebé.Claves para una lactancia materna exitosa.

Claves para una lactancia materna exitosa

  • La lactancia materna es a demanda, es decir, es el bebé quien decide cuándo quiere mamar.
  • Las tomas no tienen una duración determinada. Cada bebé mama a su ritmo, y este varía conforme crece.
  • Las tomas nocturnas son muy importantes para asegurarnos el mantenimiento de la lactancia materna. Una de las hormonas que interviene en la producción de leche (prolactina) se segrega en mayor cantidad por la noche, por lo que no se deben suprimir estas tomas.
  • Es muy importante asegurarnos de que el agarre del pecho y la succión son efectivos; lo ideal es que tu matrona de confianza pueda valorar una toma.
  • Recuerda que dar el pecho no duele. Si hay dolor, consulta con tu matrona.
  • No compares hijos ni lactancias; cada bebé es diferente y su lactancia también lo es.

Seguro que con estas recomendaciones conseguirás una lactancia materna exitosa. Pero, ante cualquier duda, recuerda consultar con tu matrona de referencia.

  • Asociación Española de Pediatría. (2008). Manual de Lactancia Materna. De la teoría a la práctica. 1ª Ed. Madrid: Médica Panamericana.
  • Grupo de trabajo de la Guía de Práctica Clínica sobre lactancia materna. (2017). Guía de Práctica Clínica sobre lactancia materna. Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad; Agencia de Evaluación de Tecnologías Sanitarias del País Vasco-OSTEBA. Guías de Práctica Clínica en el SNS.