5 beneficios de usar el ábaco con los niños

"Todos los aprendizajes más importantes de la vida se hacen jugando"—Francesco Tonucci.

De origen asiático, se trata de un instrumento utilizado en las escuelas de todo el mundo. A continuación, te explicamos los beneficios de usar el ábaco con los niños.

El ábaco es un instrumento que los niños pueden encontrar en las escuelas y que sirve para efectuar manualmente cálculos aritméticos.

Consiste en un marco provisto de diez cuerdas o alambres paralelos, cada uno de los cuales lleva insertadas diez cuentas o bolas móviles con distinto valor numérico, según su posición.

Este instrumento se inventó hace unos 2500 años principalmente en China y se extendió a través de países como Corea, Japón, Taiwán, Malasia, etcétera.

Fue utilizado en la Antigüedad para calcular números a través del sistema aritmético básico. En las últimas décadas, el ábaco se utiliza como una herramienta de desarrollo cerebral completa.

El ábaco se hizo popular en todo el mundo después de ser transformado de un instrumento de cálculo a un sistema que tiene un inmenso poder para beneficiar a los niños de edades pequeñas mediante la estimulación del cerebro. Además de hacer que el aprendizaje de las matemáticas sea fácil y efectivo.

Los beneficios de usar el ábaco con los niños.

Mundo educativo

La noción de número, el conocimiento de formas y colores y el descubrimiento de secuencias organizadas son aprendizajes que se construyen gradualmente en la guardería, especialmente a través de juegos y manipulaciones de objetos.

En este sentido, usar el ábaco con los niños les proporciona un apoyo eficaz para el descubrimiento y la adquisición de estas primeras nociones en diferentes áreas de aprendizaje.

Ten en cuenta que su inclusión en el mundo educativo es esencial, ya que estimula el celebro de los pequeños. Permite a los niños contar y hacer cálculos matemáticos, como sumas, restas, multiplicaciones y divisiones.

Se trata de un sistema de cálculo muy eficaz que puede ser usado a partir de los 3 años, con operaciones más básicas, hasta los 8 años de edad, momento en el cual se puede incluir el concepto de centena.

Un juego que permite aprender

Es un perfecto instrumento para aprender ya que para los niños es como un juego, en el cual se divierten y a la vez aprenden. El ábaco hace que sea muy fácil para los niños aprender. No solo esto, usar el ábaco con los niños también les ayuda a retener la información por más tiempo.

Está demostrado que los niños retienen mucho más la información y ejercitan sus capacidades intelectuales si disfrutan con lo que están haciendo.

5 Beneficios de usar el ábaco con los niños

Considerado como el instrumento más antiguo de cálculo, el ábaco es adaptado y apreciado en diversas culturas. A continuación, te mostramos los numerosos beneficios de usar el ábaco con los niños:

1. Habilidades de cálculo y velocidad

Las matemáticas son un ejercicio del cerebro. El primer beneficio que inculca el ábaco es el desarrollo de habilidades de cálculo y velocidad.

Los niños que usan este instrumento se convierten en expertos en solucionar problemas. Solo 30 minutos de práctica diaria pueden ayudar al niño a realizar cálculos complejos en segundos.

2. Habilidad del pensamiento lateral

Las matemáticas construyen la habilidad del pensamiento lateral. El entrenamiento de ábaco incluye la coordinación del ojo y de la mano, que estimula el lado derecho del cerebro. Asimismo, el pequeño también puede tener un buen rendimiento en deportes o música si es bueno con el ábaco.

3. Actitud positiva hacia las matemáticas

El entrenamiento de ábaco crea una actitud positiva hacia las matemáticas. La mayoría de niños que llegan a la escuela empiezan a sentir que las matemáticas no son su gran opción.

Entonces comienza la falta de motivación. Es realmente importante mantenerlos positivos y confiados, ya que la práctica de ábaco influirá en su pasión por las matemáticas.

Los beneficios de usar el ábaco con los niños.

4. Resistencia y concentración

Mediante el ábaco el niño aprenderá el poder de la resistencia. Practicar todos los días le aportará paciencia y le ayudará en el proceso de toma de decisiones a corto, mediano y largo plazo.

Cada vez que el pequeño resuelve un problema mentalmente, se concentra profundamente y hace que el niño sea más resistente y fuerte. Además, el ábaco le aportará una gran capacidad de concentración que le servirá para aplicar en su vida cotidiana.

5. Habilidades auditivas y memoria fotográfica

Los aprendices de ábaco tienen excelentes habilidades auditivas y una gran memoria fotográfica. Escuchan números, visualizan el ábaco en su mente y resuelven el problema. La repetición de este método construye una fuerte capacidad de memorización.

Categorías: Educación para niños Etiquetas:
Te puede gustar