Beneficios de aprender poemas

Óscar Dorado 16 mayo, 2018
Como madre, debes tener en cuenta que la poesía es un tesoro educativo para tu hijo. En el siguiente artículo, te contamos todo sobre los beneficios de aprender poemas para los niños.

La poesía ayuda a los niños a darse cuenta de que también pueden divertirse y conmoverse con las palabras. Ciertamente, debes sentirte libre de leer con tu hijo, ya que los beneficios de aprender poemas son numerosos.

Entre otros puntos fuertes, aprender poemas permite a los niños descubrir toda la riqueza y la libertad de la lengua. Además, podrán comprender cómo suenan las palabras y se construyen las oraciones.

Asimismo, es una gran manera de alentar a los lectores jóvenes mediante textos cortos que contienen toda la riqueza y la libertad del lenguaje. De hecho, los profesionales de la salud confirman que si un niño es capaz de memorizar al menos ocho rimas o poemas cortos a los 4 años de edad, se convertirá en uno de los mejores lectores de su clase cuando tenga ocho.

Beneficios de aprender poemas

Aprender poemas comporta muchos beneficios para los niños. Los principales son:

1. Facilita el aprendizaje de la lectura

El primero de los beneficios de aprender poemas que aquí enumeraremos es que facilita el aprendizaje de la lectura. Por ello, si deseas alentar el desarrollo del lenguaje del niño, la poesía es una gran solución.

Debes tener en cuenta que se trata de una herramienta maravillosa para promover el desarrollo del lenguaje. Mediante las rimas, los pequeños pueden aprender fácilmente nuevas palabras.

Además, es muy positivo que los niños lean poemas en voz alta, ya que esto les ayuda en la comprensión lectora y a practicar el tono de la voz.

Leer y aprender poemas favorece el aprendizaje de nuevas palabras.

2. Habilidades de la memoria

La poesía es una excelente manera de fortalecer la memoria de un niño; por eso, permite adquirir habilidades extremadamente útiles para el aprendizaje futuro en matemáticas y en otras lenguas.

Generalmente, los poemas suelen ser cortos y ágiles. Cuando se leen un par de veces, el ritmo repetido puede facilitar que los niños lo recuerden. A diferencia de las novelas, un poema dividido en estrofas cortas puede ayudar a recordar una idea diferente en cada estrofa.

“Los profesionales de la salud afirman que si un niño es capaz de memorizar al menos ocho rimas o poemas cortos a los 4 años de edad, se convertirá en uno de los mejores lectores de su clase cuando tenga ocho”

3. Desarrollo cognitivo

Esta actividad es ideal para el desarrollo cognitivo del niño. Leer poesía y rimas permite que los niños aprendan cómo las palabras que suenan similares pueden tener significados muy diferentes.

Posibilita, además, que sean más capaces de ver los patrones en el habla y la literatura. Aprender cómo estos patrones se pueden utilizar ayuda a mejorar sus habilidades de aprendizaje cognitivo y les enseña a analizar el significado de las palabras a través del contexto.

4. Aumento del vocabulario

Dado que la construcción del vocabulario de un niño parece ser una prioridad para los padres, es posible que este sea el mejor de todos los beneficios de aprender poemas.

Si bien la lectura en general es una gran manera de desarrollar el vocabulario, podemos garantizar que, con la poesía, prácticamente se dobla o incluso triplica la exposición del niño a nuevas palabras.

Una buena comprensión del lenguaje y un vocabulario completo son cualidades muy respetadas en las personas. Especialmente es así en los ámbitos profesionales y académicos.

5. Capacidad de relación

La capacidad de relación es otro beneficio sorprendente de la lectura de poesía para los niños. Es sorprendente cómo los poemas simples ayudar a los niños a relacionarse con los demás, y de qué manera pueden establecer amistades a través de la poesía.

Al leer poemas, los niños aprenden varias perspectivas del mundo en el que vivimos. Les permiten ver diferentes puntos de vista y comprender las variaciones en las diferentes culturas y creencias. Además, pueden desarrollar así un aprecio por la buena literatura e incluso tener más empatía por los demás.

Aprender poemas, así como escribirlos, es una actividad muy beneficiosa para los niños.

6. Imaginación

La poesía puede ser un complemento perfecto para desarrollar la imaginación de un niño. De hecho, alimenta la imaginación sin importar la edad.

La imaginación infantil es estimulada con el lenguaje poético. En los poemas, el aprendizaje de la palabra contiene rimas en el discurso, lo que produce que se perciba en el nivel del significado y que se utilice la imaginación para lograr una correcta interpretación.
En definitiva, de seguro estos beneficios de aprender poemas te animarán a comenzar a leerlos con tus hijos. Te recomendamos empezar por poemas cortos y sencillos para que, con el tiempo, aumentes el nivel. ¡Estamos seguros de que no te arrepentirás!
Te puede gustar