Bebés prematuros: ¿cómo pueden subir de peso?

Garantizar un óptimo crecimiento de los bebés prematuros es una meta desafiante que acarrea múltiples beneficios para su salud. Te contamos por qué pierden peso y cómo ayudarles a recuperarlo.
Bebés prematuros: ¿cómo pueden subir de peso?
Marcela Alejandra Caffulli

Escrito y verificado por la pediatra Marcela Alejandra Caffulli el 04 Junio, 2021.

Última actualización: 04 Junio, 2021

Nacer prematuro no se limita a una cuestión de tiempos. Implica abandonar el útero materno antes de estar listos para sobrevivir en el mundo exterior. Hablamos de bebés prematuros cuando nos referimos a aquellos nacidos antes de la semana 37 de gestación.

Sin embargo, al generalizar, damos por sentado que las dificultades asociadas a esta condición serán las mismas en todos los casos. Es importante conocer que existen diferencias determinadas por las circunstancias que condujeron al abandono del útero antes de tiempo.

Históricamente, estos niños fueron subclasificados según la edad gestacional (EG) alcanzada dentro del útero (llamada posconcepcional) y el peso de nacimiento a esa edad. De esta forma, se intentó enmarcar las dificultades propias de los niños de edades similares y que tal vez no se observaban a otra edad.

Uno de los mayores desafíos con estos pequeños será alcanzar un grado de alimentación suficiente para mantener un crecimiento postnatal óptimo. En las siguientes líneas te contamos por qué subir de peso es tan importante en estos niños y cómo hacer para mejorar su crecimiento.

La pérdida de peso al nacer en los bebés

Madre creando apego con su bebé prematuro.

Al nacer se producen cambios en la composición del cuerpo que nos conducen a eliminar una gran cantidad de agua. Esto se traduce en una pérdida de peso entre el 7 y el 20 % con respecto al peso con el que nacemos. Este fenómeno ocurre dentro de la primer semana de vida y se espera que se recupere entre la segunda y la tercera.

Los bebés prematuros pueden experimentar una pérdida de peso aún mayor. Esto se explica porque presentan mayor cantidad de agua en su organismo y su piel es mucho más delgada e incapaz de retenerla dentro.

¿Por qué no puede subir de peso?

Como explicamos antes, no es adecuado generalizar cuando hablamos de las dificultades relacionadas a la prematurez. Las complicaciones de salud esperables para un prematuro de 25 semanas (llamado extremo) serán, sin duda, muy diferentes a las de un prematuro nacido de 35 semanas (llamado tardío).

En cuanto a la alimentación y el crecimiento, una de las mayores diferencias estará en la habilidad de alimentarse por medio de la succión. Se estima que para la semana 34 de gestación, la mayoría de los bebés será capaz de mantener un ritmo y fuerza de succión suficientes para alimentarse directamente del pecho de su madre. Y así lo evidencia este estudio publicado en Acta Pediátrica.

No obstante, tanto el volumen de leche obtenido de la succión (factor niño) como la disponibilidad en la producción (factor madre) podrán ser insuficientes para alcanzar un ritmo de crecimiento saludable.

Finalmente, habrá que considerar las demandas energéticas de cada niño prematuro, dependiendo de cuál sea su condición clínica. Se sabe que a menor edad gestacional, mayores serán las complicaciones presentadas. Esto requerirá un monitoreo continuo y un plan de alimentación a medida del niño para garantizar que ese bebé reciba los nutrientes necesarios para cada momento de su vida y pueda subir de peso.

¿Qué puedo hacer al respecto?

En caso de que hayas optado por darle el pecho a tu bebé, es necesario que busques asesoramiento y apoyo desde el día del nacimiento. Es importante que intervenciones necesarias para sostener la lactancia materna se realicen desde las primeras horas de vida, ya que lo que ocurra en este periodo crítico será determinante.

Se recomienda que en las primeras 6 horas después del nacimiento se inicie la extracción de leche de las mamas. El escenario ideal es con el niño en el pecho y en contacto piel a piel, pero esto solo será posible cuando su condición clínica lo permita. En caso contrario, se debe instruir a la madre en la extracción manual de leche y otras técnicas de estimulación de la lactancia.

Después del alta del niño y su mamá, será importante mantener controles periódicos con el equipo de neonatología para comprobar los siguientes aspectos:

  • El ritmo de crecimiento (generalmente con el peso).
  • La coloración de la piel (por la ictericia neonatal).
  • Las prácticas de alimentación (técnicas de lactancia y uso de suplementos nutricionales).

Todo esto permitirá a los profesionales recalcular las estrategias necesarias para evitar el riesgo de enfermedad del bebé.

¿Cuánto peso debe ganar un bebé prematuro?

Si bien no existe un consenso acerca del ritmo de crecimiento postnatal de los bebés prematuros, “se considera óptimo a aquel que permita alcanzar un patrón de crecimiento similar al que el bebé hubiera seguido de haber permanecido en el útero de su madre”, según se señala en esta guía sobre la lactancia materna para profesional.

A partir de reportes mundiales sobre el crecimiento de los niños prematuros, se han construido curvas de seguimiento adaptadas para esta población. Pero al haber variabilidades en el ritmo de crecimiento intrauterino según la etapa de gestación, las recomendaciones deberán ser individualizadas. En promedio, después de recuperar el peso de nacimiento, se estima que los bebés prematuros aumentarán entre 15 y 20 gramos por kilo al día en el primer trimestre de vida postnatal.

¿Cuál es la mejor alimentación para un bebé prematuro?

Madre con su hijo prematuro en brazos porque el tacto de la madre con el bebé salva vidas.

Sin duda, la mejor alimentación para los bebés es la leche de su madre. Esto aplica especialmente para el caso de bebés prematuros, ya que la leche materna ofrece los siguientes beneficios:

  • Será el alimento perfecto para nutrir a ese organismo inmaduro.
  • Ofrecerá protección contra infecciones.
  • Favorecerá la pronta recuperación de patologías relacionadas con la prematurez (síndrome de distress respiratorio).
  • Producirá una maduración más rápida del tubo digestivo.

En algunos casos el aporte de calorías, proteínas, hierro y vitamina D será insuficiente, por lo que en casos particulares será necesario suplementar la leche materna con fortificadores especialmente diseñados para niños prematuros.

Cuando la lactancia materna no sea una opción viable, se podrá recurrir a otras alternativas tales como leche de madre donante o fórmulas especiales para prematuros.

En lo que a subir de peso en bebés prematuros se refiere…

En definitiva, los niños nacidos antes de término necesitan especial atención con el fin de garantizarles buenas condiciones para completar su maduración fuera del útero materno.

Si bien hasta el momento no ha sido posible replicar con exactitud lo que la naturaleza provee, se han hecho grandes avances para favorecer la supervivencia de los bebés más pequeños. El monitoreo cercano del crecimiento después del alta hospitalaria es una estrategia sumamente útil para prevenir daños en la salud a futuro.

Te podría interesar...
Preguntas y respuestas sobre los bebés prematuros
Eres MamáLeerlo en Eres Mamá
Preguntas y respuestas sobre los bebés prematuros

Cuando las madres escuchan hablar sobre los bebés prematuros, comienzan a surgir miles de preguntas sobre cómo será su cuidado. Se considera un nacimiento antes de tiempo cuando la madre no pasa las 37 semanas de embarazo. A continuación, respondemos las dudas más frecuentes sobre este tema.