8 alimentos probióticos para embarazadas

Los alimentos probióticos para embarazadas pueden ser usados para mejorar su salud. Te contamos de qué forma.
8 alimentos probióticos para embarazadas
María Patricia Piñero

Escrito y verificado por la nutricionista María Patricia Piñero.

Última actualización: 21 marzo, 2024

La gestación es un momento de intensos cambios, no solo en nuestro cuerpo, sino también en la forma de alimentarnos. Por eso, se aconseja incluir alimentos probióticos para embarazadas que ayudarán a llevar este proceso natural a buen término. Se trata de microorganismos beneficiosos a la salud que se usan para elaborar algunos alimentos.

La ciencia también revela que pueden evitar algunas complicaciones, como la diabetes gestacional, la preeclampsia o el parto prematuro, entre otras. Sin embargo, de acuerdo con los ingredientes, no todos pueden ser consumidos por la embarazada.

Qué son los probióticos y su seguridad durante el embarazo

Lo primero a saber, es que los probióticos son microorganismos vivos con los que se preparan algunos alimentos y también suplementos. Ellos viven de manera natural en nuestro intestino, desde donde fortalecen la flora intestinal o microbiota y evitan el crecimiento de bacterias que causan enfermedades.

La mayoría de los probióticos son bacterias, pero también hay algunas levaduras. En la revista Canadian Family Physician, explican que entre los más usados para fabricar los alimentos se encuentran los llamados Lactobacillus y Bifydobacterium. La levadura Saccharomyces también es utilizada como probiótico.



¿Qué beneficios tiene consumir alimentos probióticos durante el embarazo?

La organización American Pregnancy Association resalta que los probióticos disminuyen la presencia de bacterias dañinas. Al mismo tiempo, aumentan la microbiota intestinal que beneficia la salud.

El yogur es uno de los probióticos más estudiados. Así lo revela una exhaustiva revisión sobre ensayos clínicos publicados en la revista Cureus, en el 2020. Además, se descubrió que este alimento tiene efecto sobre la prevención de la resistencia a la insulina y la disminución en la diabetes gestacional, tal como lo reveló la revista European Journal of Clinical Nutrition.

Algunos estudios indican que en las embarazadas esta flora intestinal se modifica durante el primer trimestre de gestación. De esta forma, se fortalece el sistema inmune, se mejora la digestión y se evita el estreñimiento. También, se mejoran los síntomas de náuseas y vómitos y aumenta la absorción de nutrientes clave como el calcio, el cual previene la preeclampsia y otras complicaciones.

Conoce estos alimentos probióticos para embarazadas

Al momento de fortalecer la flora intestinal de la embrazada, hay que pensar en renovar la dieta con probióticos bajo la estricta orientación de los profesionales de salud. Veamos cuáles son los alimentos a recomendar.

El chucrut de col roja es uno de los alimentos aptos para embarazadas. En este caso, es importante utilizar el comercial, ya que el preparado en casa podría contener algunos microorganismos no probióticos.

1. Yogur

El yogur fue uno de los primeros alimentos que sirvió de vehículo para transportar microorganismos vivos con beneficios para la salud. Sin embargo, se recomienda revisar la etiqueta para cerciorarse de que se trata de un producto probiótico. En algunos casos, el yogur es elaborado con bacterias que no tienen el efecto deseado. Para esto, hay que apoyarse con un profesional del área como el nutricionista.

Tal como se demuestra en la revista Cureus, en el 2020, el yogur probiótico aporta amplios beneficios para las embarazadas. Puedes degustarlo solo o combinado con frutas, con cereales integrales o con frutos secos, ya sea en el desayuno o en las meriendas.



2. Chucrut

Aunque el nombre no resulte tan familiar, el chucrut no es más que un repollo rallado de manera muy fina y luego fermentado por ciertos microorganismos con acción probiótica. Un estudio publicado en la revista PloS One, en el 2018, aisló bacterias como Lactobacillus y Leuconostoc en la col fermentada.

Se recomienda usarlo unas 2 o 3 veces por semana como aderezo y no como acompañante o guarnición. Además, hay que guardarlo en la nevera después de destapado y conservarlo por no más de 2 semanas.

3. Tempeh

La Asociación Internacional de Probióticos (IPA) define al tempeh como una comida tradicional de Asia obtenida de la soja fermentada. Es un alimento base de la dieta vegana o vegetariana. La soja es hervida antes de fermentarla con el hongo Rhizopus oligoporus durante varios días. También, puede contener otras bacterias ácido lácticas (BAL).

Algunas evidencias sostienen que el tempeh mejora la microbiota intestinal a favor del crecimiento de bacterias beneficiosas como los Lactobacillus y el Bifydobacterium. Además, de acuerdo con la IPA, estas pueden producir bioactivos que favorecen la salud del corazón, el sistema inmune y el metabólico.

Su sabor a nuez o casi neutro permite disfrutarlo de muchas maneras. Por ejemplo, en una ensalada, como parte del sándwich, en una pasta o en cualquier plato que el mundo de la gastronomía te permita saborear.

4. Kéfir a base de agua

El kéfir tradicional es un producto lácteo fermentado por granos de bacterias y levaduras probióticas. La lactosa de la leche se transforma en ácido, gas de anhídrido carbónico y alcohol. Esta es una de las razones del de por qué las embarazadas no deben incluirlo en su dieta.

Por fortuna, existe un kéfir a base de agua que no contiene alcohol. La bacteria Leuconostoc y la levadura Saccharomyces convierten el azúcar, la fruta deshidratada o la miel de agave en gas carbónico. Un artículo publicado en la revista Future Foods, en el 2022, promueve el kéfir de agua como una bebida probiótica de alto perfil comercial.

5. Natto

El natto es un producto de soja fermentado como el tempeh que es básico de la cocina japonesa y se mezcla con arroz para el desayuno. Además, es fuente importante de proteínas y de vitamina K, tal como lo expresa el artículo publicado en la revista Journal of Clinical Densitometry.

Este alimento tiene un sabor fuerte, un olor distintivo y una consistencia viscoelástica que a algunos no agrada. Sin embargo, para sazonarlo se usan huevos, cebolletas, cebollas, cilantro y otras hortalizas.

El requesón es uno de los quesos madurados con acción probiótica. En el caso de otros lácteos, es importante leer las etiquetas para identificarlos como potenciales probióticos.

6. Quesos madurados

No todos los quesos madurados son probióticos. Los más comunes con esta característica son el Gouda, el cheddar, el requesón y la mozzarella. Tal como refiere una revisión, estos quesos son fuente de proteínas de buena calidad, calcio, vitamina A, vitamina B12 y selenio.

7. Té Kombucha

El Kombucha es un té fermentado de manera similar al té negro. El mismo contiene bacterias y levaduras probióticas. Una revisión en la revista Comprehensive Reviews, lo resalta por su efecto positivo en la disminución de riesgo de algunas enfermedades. Sin embargo, se requieren más estudios en humanos que confirmen estos resultados.

8. Leche acidófila

Al igual que el yogur, la leche acidófila es un producto lácteo fermentado con características probióticas. Esta bebida tiene un sabor dulce y más suave que el yogur y, es elaborada con el Lactobacillus acidophylus. Esta bacteria es reconocida por expertos de Mayo Clinic como beneficiosa en el tratamiento de las diarreas, las infecciones pulmonares, la dermatitis atópica y la vaginosis bacteriana.

¿Ahora sí tienes más claro que alimentos probióticos elegir durante el embarazo?

Para un embarazo más saludable, los alimentos probióticos son de primera elección en la dieta. Estos no solo sirven para tratar algunas enfermedades en particular, sino también para prevenirlas. Son muchas las opciones con probióticos en el mercado, pero no todos se pueden elegir para la embarazada.

Sobre todo, porque hay que cuidarse del consumo de sal y evitar las bebidas alcohólicas. Por fortuna, siempre hay alternativas de primera mano.

Los alimentos probióticos a elegir pueden ser el yogur, el cottage o el Gouda madurado y la leche acidófila. Además, las amantes de la comida asiática o la dieta vegana, pueden incluir el tempeh, el natto y las coles fermentadas. Como bebidas probióticas no lácteas se recomienda el té kombucha y el kéfir a base de agua.

Recuerda consultar con tu médico obstetra y con un profesional de nutrición. Sobre todo, si deseas incorporar cualquier otro alimento probiótico nuevo en el mercado. Por lo demás, ¡buen provecho y excelente salud!


Todas las fuentes citadas fueron revisadas a profundidad por nuestro equipo, para asegurar su calidad, confiabilidad, vigencia y validez. La bibliografía de este artículo fue considerada confiable y de precisión académica o científica.


  • American Pregnancy Association. Probiotics during pregnancy. Consultado: 11 de abril de 2023. Disponible en: https://americanpregnancy.org/healthy-pregnancy/pregnancy-health-wellness/probiotics-during-pregnancy/
  • Asemi, Z., Jazayeri, S., Najafi, M., Samimi, M., Mofid, V., Shidfar, F., Shakeri, H., & Esmaillzadeh, A. (2012). Effect of daily consumption of probiotic yogurt on oxidative stress in pregnant women: a randomized controlled clinical trial. Annals of nutrition & metabolism60(1), 62–68. https://doi.org/10.1159/000335468
  • Asemi, Z., Samimi, M., Tabassi, Z., Naghibi Rad, M., Rahimi Foroushani, A., Khorammian, H., & Esmaillzadeh, A. (2013). Effect of daily consumption of probiotic yoghurt on insulin resistance in pregnant women: a randomized controlled trial. European journal of clinical nutrition67(1), 71–74. https://doi.org/10.1038/ejcn.2012.189
  • Bonjour, J. P., Kraenzlin, M., Levasseur, R., Warren, M., & Whiting, S. (2013). Dairy in adulthood: from foods to nutrient interactions on bone and skeletal muscle health. Journal of the American College of Nutrition32(4), 251–263. https://doi.org/10.1080/07315724.2013.816604
  • Elias, J., Bozzo, P., & Einarson, A. (2011). Are probiotics safe for use during pregnancy and lactation?. Canadian family physician Medecin de famille canadien57(3), 299–301.
  • Gomez Arango, Luisa & Barrett, Helen & Callaway, Leonie & Nitert, Marloes. (2015). Probiotics and Pregnancy. Current diabetes reports. 15. 567. 10.1007/s11892-014-0567-0.
  • González, M. (2022). Microbiota en la embarazada. Rev Obstet Ginecol Venez. 2022; 82 (4): 397-400. https://doi.org/10.51288/00820403.
  • Hamidi, M. S., Gajic-Veljanoski, O., & Cheung, A. M. (2013). Vitamin K and bone health. Journal of clinical densitometry : the official journal of the International Society for Clinical Densitometry16(4), 409–413. https://doi.org/10.1016/j.jocd.2013.08.017
  • He, A., Chin, J., & Lomiguen, C. M. (2020). Benefits of Probiotic Yogurt Consumption on Maternal Health and Pregnancy Outcomes: A Systematic Review. Cureus12(7), e9408. https://doi.org/10.7759/cureus.9408
  • International Probiotics Association. IPA. (2020). Tempeh tempts with benefits. Disponible en: https://internationalprobiotics.org/tempeh-tempts-with-benefits/
  • Jayabalan, Rasu & Malbaša, Radomir & Lončar, Eva & Vitas, Jasmina & M., Sathishkumar. (2014). A Review on Kombucha Tea—Microbiology, Composition, Fermentation, Beneficial Effects, Toxicity, and Tea Fungus. Comprehensive Reviews in Food Science and Food Safety. 13. 10.1111/1541-4337.12073.
  • Kuligowski, M., Jasińska-Kuligowska, I., & Nowak, J. (2013). Evaluation of bean and soy tempeh influence on intestinal bacteria and estimation of antibacterial properties of bean tempeh. Polish journal of microbiology62(2), 189–194.
  • Mayo Clinic. Acidófilos. (2020). Disponible en: https://www.mayoclinic.org/es-es/drugs-supplements-acidophilus/art-20361967
  • Moretti, Ana & Moure, María & Florencia, Quiñoy & Fiorella, Esposito & Simonelli, Nicolás & Medrano, Micaela & León-Peláez, Ángela. (2022). Water kefir, a fermented beverage containing probiotic microorganisms: From ancient and artisanal manufacture to industrialized and regulated commercialization. Future Foods. 5. 100123. 10.1016/j.fufo.2022.100123.
  • Touret, T., Oliveira, M., & Semedo-Lemsaddek, T. (2018). Putative probiotic lactic acid bacteria isolated from sauerkraut fermentations. PloS one13(9), e0203501. https://doi.org/10.1371/journal.pone.0203501
  • UCDAVISHEALTH. Probiotics improve nausea and vomiting in pregnancy, according to new study. December 2, 2021. Disponible en: https://health.ucdavis.edu/news/headlines/probiotics-improve-nausea-and-vomiting-in-pregnancy-according-to-new-study/2021/12

Este texto se ofrece únicamente con propósitos informativos y no reemplaza la consulta con un profesional. Ante dudas, consulta a tu especialista.