Alimentos para prevenir la anemia

La falta de algunos minerales puede causar que los niños sufran anemia. Debemos conocer qué alimentos pueden evitar esta enfermedad e introducirlos en su dieta.

Existen varios alimentos para prevenir la anemia que podemos incluir en cualquier comida. Esta enfermedad suele aparecer por falta de hemoglobina, que es una molécula que se encarga de transportar el oxígeno en la sangre.

La falta de nutrientes en la alimentación o la falta de sangre puede producir que los niños enfermen. Por eso, es fundamental que sepas qué hacer en estos casos.

Síntomas de la anemia

Son varios los síntomas que pueden presentarse al sufrir anemia. Por eso, si ves que tu hijo cumple algunos de los que te presentamos a continuación, lo mejor será que visites a su pediatra.

  • Comienza a actuar de manera irritable.
  • Presenta dificultades para respirar.
  • Come menos alimentos que antes.
  • Se siente débil o cansado todo el tiempo.
  • Tiene la lengua dolorida.
  • Presenta dolores de cabeza o mareos.
  • En caso de que sea más grave puede presentar: uñas quebradizas, coloración azulada o pálida.

“La anemia también puede originarse por falta de vitamina B12 o ácido fólico”

Alimentos para prevenir la anemia

Existen varios alimentos para prevenir la anemia. Aquí te explicamos detalladamente cuáles son los que deberás incorporar a tus menús.

Frutas

Las frutas son uno de los alimentos más beneficiosos para la salud de los niños. Las manzanas y los tomates son ricos en hierro, por lo que son ideales para prevenir la anemia.

Otras que también puedes integrar a su alimentación son las ciruelas, plátanos, limones, uvas, naranjas, higos, zanahorias y pasas. Mucho mejor si estas se consumen en grandes cantidades.

Miel

La miel es una potente fuente de hierro, cobre y manganeso. Esta combinación ayuda a la síntesis de hemoglobina, lo que hace que sea un arma poderosa contra la anemia. Puedes integrarla a la merienda del niño o bien dársela en el desayuno.

Las leches de crecimiento son un producto que se elabora a partir de la leche de vaca desnatada.

Carnes

El cordero, la carne de res y otras carnes rojas son ricas en hierro. También contienen hemo-hierro, que es rápidamente absorbido por las células del cuerpo. El hígado de res tiene más del 600% de las necesidades diarias de este mineral. Además son fuentes de vitamina B12.

Comida marina

El pescado es una gran ayuda para prevenir la anemia, debido a que contiene una gran cantidad de hierro. Algunos de los pescados grasos más populares, como el salmón, atún y los productos de mar, como los mejillones y las ostras, son fuentes ricas en este mineral.

Huevos

Estos son una fuente rica en proteínas y contienen una gran cantidad de antioxidantes, lo que ayuda al cuerpo a abastecerse de vitaminas. Un huevo grande contiene una cantidad de 1 mg de hierro, por lo que su consumo diario ayuda a prevenir la aparición de la anemia.

Verduras

Verduras como la espinaca, lechuga, brócoli, apio, remolacha y col rizada son verduras con bastante contenido en hierro y que ayudan a aumentar la energía.

Además, estas contienen vitamina B-12, ácido fólico y otros nutrientes que ayudan al cuerpo a recuperarse más rápido de la anemia.

Recetas de verdura para niños

Legumbres y frutos secos

Las lentejas, los garbanzos, las alubias y la soja no pueden faltar en la dieta del niño, y más si se sospecha que pueda tener anemia.

Otros alimentos que no pueden faltar son los cereales integrales, dátiles secos, cacahuetes, nueces y las almendras, debido a que sirven fundamentales para combatir o prevenir esta enfermedad.

Avena

Unos 100 g de avena aportan 4,7 mg de hierro, con lo que supera a la carne, que aproximadamente aporta 3 mg. Una taza tiene el 60% de las necesidades diarias de este mineral.

Remolacha roja

Entre los alimentos para prevenir la anemia tenemos la remolacha roja. Esta tiene un alto contenido en hierro, vitamina C, vitamina B, calcio y folatos, lo que hace que tenga una gran acción antianémica. También estimula la producción de células sanguíneas en la médula ósea.

Una buena alimentación y la integración de estos alimentos a la dieta de tu hijo evitarán que sufra esta enfermedad y otras derivadas.

En caso de que el niño sufra anemia y esta se complique es importante consultar con su pediatra para que lo evalúe e indique los pasos que deberá seguir.

Categorías: Enfermedades infantiles Etiquetas:
Te puede gustar