6 alimentos ricos en hierro para bebés y niños

¿Tu hijo se encuentra cansado de forma regular? Puede ser que necesite un aporte extra de hierro. Los siguientes alimentos destacan por su contenido en el mineral.
6 alimentos ricos en hierro para bebés y niños
Saúl Sánchez Arias

Escrito y verificado por el nutricionista Saúl Sánchez Arias.

Última actualización: 12 noviembre, 2022

Es fundamental conocer cuáles son los alimentos ricos en hierro para bebes y niños. Este nutriente es esencial para el cuerpo humano. Un déficit del mineral puede generar una situación de anemia que se cursa con el aporte ineficiente de oxígeno a las células. A partir de aquí, se experimenta el cansancio de forma crónica.

Hay que tener en cuenta que, por lo general, el hierro dietético se absorbe muy mal. Esto quiere decir que es preciso su aporte regular para evitar deficiencias. Incluso, en el contexto de una dieta adecuada, se puede experimentar una situación de anemia que tenga que ser corregida por medio de la administración del mineral por vía intravenosa.

Alimentos ricos en hierro para niños y bebés

A continuación, vamos a mostrarte cuáles son los mejores alimentos ricos en hierro para bebés y niños para que te asegures de que forman parte de su pauta dietética de forma regular.

1. Ternera

La carne de ternera cuenta con uno de los mejores tipos de hierro que existen, el hierro hemo. Este se presenta en casi todos los alimentos de origen animal. Aunque su tasa de absorción es muy superior a la del hierro presente en los vegetales, sigue sin llegar al 20 % en el mejor de los casos.

Como norma general, se recomienda siempre el consumo de alimentos con alto contenido en hierro junto con otros de elevada concentración en vitamina C. Este último elemento es capaz de potenciar la absorción intestinal del mineral, según un estudio publicado en la revista JAMA.

La carne de ternera cuenta con hierro hemo, por lo que su consumo es ideal para la prevención de anemia. También, se recomienda complementar con productos que contengan vitamina C.

2. Hígado de cerdo

Las vísceras se caracterizan por ser productos con elevada densidad nutricional. Normalmente, se le suelen dar a los niños que presentan déficits de micronutrientes para tratar de corregir estos problemas. Ahora bien, sus características organolépticas no agradan a todos, lo que puede resultar un condicionante a la hora de incluirlos en la dieta.

3. Mejillones

La mayor parte de los productos marinos cuentan también con dosis significativas de hierro hemo en su interior. Entre ellos, destacan fundamentalmente los mejillones y las almejas. Estos se pueden incluir en la dieta de los niños de forma regular para mejorar los niveles del mineral en sangre. Ahora bien, hay que tener cuidado con las alergias y con las contaminaciones por bacterias.

4. Huevos

Durante muchos años se limitó la ingesta semanal de huevos por una supuesta incidencia de estos alimentos sobre los niveles de colesterol. En la actualidad se ha demostrado que su consumo no afecta negativamente al perfil lipídico ni presenta riesgo de desarrollar patologías cardiovasculares. Así lo evidencia una investigación publicada en la revista Nutrients.

Además, hay que destacar que los huevos son alimentos muy densos desde el punto de vista nutricional. Estos aportan proteínas de alto valor biológico, grasas saludables, vitamina D y otros elementos indispensables para garantizar un buen estado de salud a medio plazo.

5. Cereales

Es habitual que los cereales comerciales vengan fortificados con micronutrientes esenciales, como el hierro. De todos modos, es determinante observar con atención el etiquetado antes de ofrecerle estos productos a los niños y a los bebés. Hay que tener en cuenta que es habitual que tengan cantidades excesivas de azúcares simples en su interior, lo que empeora su valor nutricional.

Los cereales cuentan con micronutrientes esenciales para la dieta de los niños, pero es importante revisar el etiquetado antes de adquirir el producto, ya que podría contener cantidades elevadas de azúcares simples.

6. Avena

La avena es uno de los mejores cereales que existen. Esta cuenta con una elevada calidad y con una concentración significativa en fibra. Además, también aporta hierro, por lo que puede ser introducida en la dieta de los niños y de los bebés para evitar déficits de este nutriente. La buena noticia es que su inclusión en papillas y purés es realmente sencilla.

Asegura el aporte de alimentos ricos en hierro en la dieta de los niños y de los bebés

Como has podido comprobar, es determinante incluir alimentos ricos en hierro en la dieta de los bebés y de los niños. De este modo, se previene el desarrollo de la anemia, una patología compleja que se cursa con una alteración de la sensación de vitalidad. Aparte, su resolución puede llegar a extenderse en el tiempo si no se aplica el mineral de forma intravenosa.

No obstante, es preciso tener en cuenta que los alimentos ricos en hierro han de consumirse con productos que concentren vitamina C para potenciar la absorción de este elemento. De lo contrario, podría excretarse la gran mayoría del mismo a través de las heces.

Te podría interesar...
El magnesio en la dieta de los niños
Eres Mamá
Leerlo en Eres Mamá
El magnesio en la dieta de los niños

El magnesio es un mineral que cuenta con implicaciones importantes a nivel fisiológico en el organismo de los niños. Aprende más aquí.



  • Li, N., Zhao, G., Wu, W., Zhang, M., Liu, W., Chen, Q., & Wang, X. (2020). The Efficacy and Safety of Vitamin C for Iron Supplementation in Adult Patients With Iron Deficiency Anemia: A Randomized Clinical Trial. JAMA network open3(11), e2023644. https://doi.org/10.1001/jamanetworkopen.2020.23644
  • Blesso, C. N., & Fernandez, M. L. (2018). Dietary Cholesterol, Serum Lipids, and Heart Disease: Are Eggs Working for or Against You?. Nutrients10(4), 426. https://doi.org/10.3390/nu10040426