Alergias alimentarias comunes en bebés

Existen alimentos que pueden despertar alergias en los bebés como respuesta de su sistema inmunológico a factores hereditarios o como producto de nuevas intolerancias. Por eso, es importante conocer qué tipos de comidas causan alergias y qué síntomas producen.

Las alergias alimentarias comunes en bebés se vinculan a reacciones del sistema inmunológico del niño y se producen en rechazo a sustancias que están presentes en los alimentos que consume. A continuación, profundizaremos sobre este padecimiento y sus síntomas.

A diferencia de las intolerancias alimentarias en las que interviene el sistema metabólico, en las alergias alimentarias son las defensas del organismo las que entran en juego; su alteración puede ir desde problemas leves hasta complicaciones considerables.

Se estima que la mayoría de las alergias alimentarias tienen una relación directa con la herencia genética, pero muchas otras se producen por la introducción temprana de ciertos alimentos que el cuerpo del niño no logra procesar. De allí se desprende que al menos un 10% de la población infantil puede presentar alergias vinculadas a la comida.

Alergias alimentarias comunes en bebés

Es importante que los padres consideren que, para declarar que su bebé efectivamente es alérgico a cierto tipo de alimentos, no basta con la simple observación en casa de los síntomas del pequeño; lo ideal es que se le someta a las pruebas de alergia para niños, para que gocen de un diagnóstico y un tratamiento correcto.

Productos vinculados a alergias alimentarias comunes en bebés

La lista de los alimentos que producen alergias alimentarias comunes en bebés es variada. Asimismo, su aparición también dependerá de qué tan pronto se incluyan estos productos alimenticios en la dieta del bebé. Entre los más destacados, se encuentran:

  • Proteínas de la leche de vaca
  • Trigo
  • Huevos
  • Fresas
  • Melocotón
  • Kiwi
  • Gluten
  • Mantequilla de maní
  • Soya
  • Cacahuate
  • Frutos secos
  • Productos del mar incluidos pescados y mariscos
Las alergias alimentarias comunes en bebés se vinculan a reacciones del sistema inmunológico del niño y se producen en rechazo a sustancias que están presentes en los alimentos que consume.

Recomendaciones para la introducción de estos productos

Partiendo del conocimiento previo de cuáles son los alimentos que producen alergia en los bebés, se deben tener ciertas consideraciones al incluirlos en la dieta. Desde luego, la idea no radica en privar al niño de estos alimentos sin tener la certeza de que producirán en él efectos adversos.

Esta acción, lejos de ser positiva, podría estar provocando un déficit de nutrientes que son muy beneficiosos en su organismo. Por ejemplo, las proteínas presentes en la leche de vaca.

Para no caer en errores o extremos con las dietas de los pequeños, se recomienda:

  • Amamantar al bebé al mismo tiempo que se le proporciona alguno de los alimentos de la lista.
  • Introducir solo uno de los alimentos de la lista a la vez y esperar hasta 5 días para observar la reacción del organismo del niño frente al nuevo alimento. Esto se debe a que la dermatitis atópica —una de las alergias tardías— se puede presentar varios días después.
  • Evitar incluir los alimentos de la lista antes de los seis meses
  • Una vez que los introduzca en la dieta, si no presenta ninguna reacción alérgica en el pequeño, trate de incluirlos con regularidad en la dieta.

“Se estima que la mayoría de las alergias alimentarias tienen una relación directa con la herencia genética; sin embargo, muchas otras se producen por la introducción temprana de ciertos alimentos que el cuerpo del niño no logra procesar”

Síntomas de las alergias alimentarias

Ante un ataque de alergia, los niños suelen mostrar las siguientes señales:

  • Dificultad para tragar
  • Inflamación en la boca, lengua o en general en la cara
  • Manchas rojizas en cualquier parte de su cuerpo
  • Asma bronquial
  • Dermatitis atópica
  • Náuseas y vómitos
  • Urticaria
  • Prurito
  • Eritema
  • Congestión nasal
  • Crisis de broncoespasmo
  • Anafilaxia: en los casos más extremos, puede disminuir la tensión arterial; esto produce un desmayo. Si esto le ocurre a tu bebé, llama de inmediato a una ambulancia.

Tiempo de aparición de los síntomas

Los síntomas suelen aparecer en tres lapsos, llamados inmediatos, diferidos y tardíos. Los inmediatos aparecen dentro de los siguientes 30 minutos luego de la ingesta del alimento; se asocian a la urticaria, el asma, la dificultad para tragar, las manchas rojizas y la anafilaxia.

En tanto, los síntomas diferidos aparecen después de transcurridas dos horas de haberle proporcionado el alimento al pequeño.  Estos suelen ser congestión nasal, inflamación en cualquier zona de la cara, diarreas y vómitos.

Las alergias alimentarias comunes en bebés producen urticaria y manchas.

Finalmente, los síntomas tardíos pueden manifestarse hasta cinco días después de que el niño ingirió el alimento. El síntoma más común en esta categoría es la dermatitis atópica.

Como recomendación final, si notas alguna reacción desfavorable en el niño luego de suministrarle algún alimento, no dudes en pedir una consulta con su pediatra para evaluar sus efectos.

Si los síntomas son alarmantes, lleva al niño de inmediato a urgencias o llama a una ambulancia; recuerda que las vías respiratorias del bebé se pueden cerrar en pocos minutos por los efectos de la reacción alérgica.

Categorías: Enfermedades en el bebé Etiquetas:
Te puede gustar