Y al futuro papá, ¿qué le preocupa?

Amanda3 8 noviembre, 2016

El futuro papá tiene muchos miedos y preocupaciones, no todos son revelados, pero existen. Con seguridad, la vida de un hombre cambia al conocer sobre el embarazo de su esposa, sin importar el número. Si se trata de un padre primerizo ni contar lo que puede haber en su cabeza, pero siempre hay razones para preocuparse. En estos tiempos modernos, ¿en qué piensa papá? ¿Qué le preocupa?

Cada vez más padres se involucran activamente en el embarazo de sus esposas, pero esto no necesariamente los tranquiliza. Participar en todas las fases de la gestación y pensar en el momento de parto, puede ser aterrador para ellos.

Por lo general, las emociones de papá no son exteriorizadas; casi nadie ha sido enterado de lo que este siente. Pese a que es algo natural y comprensible, sabemos que les cuesta mucho enfrentarlo.

Entre las principales preocupaciones del papá en espera, se halla la salud de su esposa e hijo. Mientras todo marche bien, no habrá mucho de qué preocuparse, pero el miedo está a flor de piel. Otro posible trauma prenatal de papá, es el tema económico. El no saber si habrá dinero suficiente para los gastos que se avecinan, es aterrador para un hombre responsable.

Las preocupaciones del futuro papá

Si tomamos en cuenta lo poco que la mayoría de los hombres conoce sobre el sistema reproductivo femenino, es comprensible que tengan miedo. Entonces, cuando surge un embarazo, son muchas las interrogantes que lo acompañan, pero ninguna sale de su mente. Los cambios que se avecinan son al principio inimaginables para él, lo cual resulta mucho más aterrador.

f334714331f30038ba3c16e11877d074

De manera que, podemos afirmar que el desconocimiento, es la principal causa de preocupación del futuro padre. Todo lo demás, es producto de la misma oscuridad, que se presenta aun cuando se trate de un tercer embarazo. Aunque un padre experimentado ya tenga resueltas varias dudas, cada proceso es influido por factores diferentes.

Sería bueno estar preparados para estos casos, nadie lo está, ni puede estarlo. Algunos factores externos pueden ser determinantes en la vida de una pareja que espera un hijo. La manera de afrontar esta noticia depende de su situación sentimental, la convivencia, la situación económica y laboral. No siempre estamos en la condición perfecta para tener un hijo y así fuera, es difícil de manejar una infinita ventana abierta al futuro.

5 principales temores de papá

Dicho lo anterior, en lo adelante describimos al menos cinco de las principales preocupaciones de un padre que espera a su hijo.

Fallar en la dotación

El hombre es por lo general el primer proveedor de la familia, pero esto puede ponerse cuesta arriba con un nuevo bebé. Los gastos de un embarazo son tan altos como los del resto de la crianza. Por ello, preocupa no ser capaz de lograr la manutención correcta, ahora que es un sueldo para tres.

Cuando vienen los múltiples, o existe una situación especial por falta de empleo, las preocupaciones no tienen límites. Este tipo de inquietudes tienen mucho que ver con la necesidad de proteger a la familia y contribuir en todos los sentidos.

Cómo va la relación

Aunque sea tan especial la noticia del bebé, a veces el romance está todavía muy vivo. Muchos hombres pueden pensar que la relación con su pareja va a sucumbir ante la nueva situación. Sin dudas que va a cambiar, la vida amorosa durante el embarazo tiene sus altibajos y en el posparto ni se diga. Pasará mucho tiempo para volver a la normalidad, hasta entonces el camino está miniado de celos.

Poco a poco el papá puede terminar alejándose de madre e hijo, porque ella estará más pendiente del bebé. Que si lo va a despertar, que no puedes cargarlo ahora, que debemos esperar a que se duerma. Esta es una preocupación para nada infundada.

La tragedia familiar

No estamos acostumbrados a los procedimientos médicos, por eso, es común temer lo peor. Se cree que la mayoría de los futuros padres creen que puede haber un trágico desenlace en el embarazo. Hace apenas unos años la mayoría de las mujeres que moría antes de los 50 años, era dando a luz.

Además, ahora que siente más responsabilidad por su familia, teme de su propia ausencia. También es frecuente que madure sobre su vulnerabilidad, porque asume que va a morir primer que su hijo.

  1. 571805-1082096013-650-53c212670e-1470907897

Asiduo al hospital

Durante un embarazo las mujeres acuden muchas veces a los centros médicos por chequeos normales. En esta etapa donde el hombre ahora participa bastante, habrá numerosos exámenes y visitas al ginecólogo. Estas prácticas no son una costumbre que el hombre desea tener en su vida.

Este tipo de consultas y exámenes tan privados, no son de la comodidad masculina. No sería una sorpresa que se presenten quejas y hasta desmayos en esta etapa. A pesar de las frecuentes visitas al médico, la preparación para el parto está lejos de llegar.

Falta de práctica

Convertirse en papá es una cuestión de práctica, hay hombres que lo intentan por años y nadie asegura que han aprendido. Es natural el temor por ser padres, no saber si podrán ejercer correctamente el rol.

Por otro lado, se cree que al menos la mitad de los hombres en un principio duda de su paternidad. Se trata de una emoción natural y con frecuencia pasajera, pero forma parte de los cambios que la dulce espera trae consigo. Al parecer es una reacción inconsciente que se produce porque les cuesta creer haber logrado algo tan maravilloso.

Te puede gustar