Actividades para trabajar con niños con discapacidad visual

12 marzo, 2020
Este artículo fue redactado y avalado por la pedagoga María Matilde
Es importante conocer y planificar estrategias cuando se educa a niños que tienen una disminución en su capacidad visual. Por ello, compartimos en este artículo algunas actividades para trabajar con ellos.

Considerando la complejidad que supone el trabajo con niños con necesidades específicas, pueden ser de gran apoyo algunas actividades para trabajar, en este caso, con niños con discapacidad visual. Actividades lúdicas y divertidas que ayuden a los pequeños a mejorar su crecimiento y su desarrollo integral.

Discapacidad visual

Según la OMS (Organización Mundial de la Salud), la función visual se subdivide en cuatro niveles: visión normal, discapacidad visual moderada, discapacidad visual grave y ceguera. Y la pérdida de la funcionalidad de la visión se manifiesta en limitaciones de la persona para desenvolverse en sus actividades diarias de forma autónoma. E implica, además, limitaciones en el acceso y en la participación en sus diferentes entornos vitales, como el sistema escolar, laboral o de ocio.

Las personas que poseen una discapacidad visual importante recurren a un sistema de lectura y escritura táctil conocido como sistema Braille. Este sistema esta basado en puntos y guiones en relieve que se interpreta con la punta de los dedos. Con lo cual, para que los niños puedan utilizarlo, ellos deben tener una buena orientación espacial (arriba, abajo, derecha, izquierda), y un tacto bien entrenado.

Una pérdida de la capacidad visual en la infancia puede tener consecuencias importantes en el desarrollo cognitivo y social de los niños. Con lo cual, es fundamental, en primer lugar, un diagnóstico específico para conocer el grado y el tipo de pérdida de visión.

Y, en segundo lugar, es importante que los educadores posean la formación y los conocimientos necesarios para adecuar las respuestas educativas a las necesidades de los niños con deficiencia visual.Niño leyendo en braille debido a su discapacidad visual.

Actividades para trabajar con niños con discapacidad visual

A continuación, compartimos distintas actividades para trabajar con niños con deficiencia visual, cuya finalidad es ayudarlos con el desarrollo de su lenguaje, su capacidad motora y orientación espacial, y con el desarrollo de sus otros sentidos, oído, olfato, gusto, y tacto. Fundamental este último para comenzar con la lectoescritura en Braille, incidiendo en el desarrollo de la motricidad fina.

Tocando la naturaleza o Pequeños grandes Chefs

Esta es una actividad cuyo objetivo es que los niños tengan contacto, experimenten y exploren elementos de la naturaleza, y ejerciten, así, su sentido del olfato, oído y tacto, manipulando y reconociendo texturas, olores, tamaños y temperaturas.

De esta forma, los pequeños podrán disfrutar y jugar con barro, musgo, arena, agua, humedad, asfalto, piedras y hojas diversas. O identificar distintos sonidos y ruidos, del agua o del viento, o de animales.

Por otra parte, una alternativa a esta actividad puede ser cambiar los elementos de la naturaleza por los de la cocina. Entonces, en lugar de reconocer y manipular elementos de la madre Tierra y tocar la naturaleza, los niños se pueden convertir en pequeños grandes chefs. De esta manera, podrán jugar con harina, arroz, legumbres diversas o café, y dejarse llevar por los olores y el sentido del tacto.

Incluso, se puede optar por reconocer, según sus olores y texturas, frutas y verduras. Para lo cual, es mejor abrirlas, pelarlas y cortarlas, para poder, además, ejercitar el sentido del gusto, y compartir un buen momento degustando dulces frutas y probando algunas verduras que se puedan comer crudas.Niño haciendo una de las actividades para trabajar con niños con discapacidad visual.

Hablemos sobre oficios y profesiones

La ausencia de una correcta visión del mundo puede dificultar el desarrollo del lenguaje en niños con necesidades asociadas a lo visual. Con lo cual, hay que trabajar en actividades que les permitan ejercitar su lenguaje. En este sentido, una actividad interesante es mediante el contacto con la madera, un clavo o un destornillador, que los niños puedan asociar a oficios o profesiones con los materiales que las representan.

Así, jugando con una cebolla y un tomate, con esparadrapos y gasas, o con acuarelas y pinceles, los niños pueden, a su vez, hablar sobre distintas profesiones y oficios.

Los niños pueden expresar lo que ellos creen o conocen sobre lo que hace o en qué consiste ser cocinero, enfermero o pintor. Y, también, dialogar entre todos y contarse a qué se dedican y qué hacen sus familiares, o qué les gustaría a ellos mismos hacer de mayores y por qué.

Nos encontramos en el espacio, otra actividad para trabajar con niños con discapacidad visual

Los niños que tienen una deficiencia visual no son plenamente capaces de tener una perspectiva global, simultánea y anticipadora de su entorno. Por lo tanto, es importante estimular su capacidad psicomotriz, para que sean capaces de mejorar su motricidad gruesa y su orientación espacial.

Una actividad o ejercicio adecuado, en este sentido, puede ser utilizar una silla para ejercitar nociones de distancia y movimientos. Entonces, colocaremos una silla a una distancia de alrededor de un metro de un niño, quien deberá, según indicaciones precisas de sus padres o educadores, conseguir llegar a la silla y sentarse.

En este sentido, se pueden utilizar indicaciones como: da tantos pasos, a tu izquierda o derecha, gira sobre ti mismo, o mantén tu cabeza y espalda erguidas.