Actividades para niños con altas capacidades

Este artículo ha sido verificado y aprobado por la psicóloga María Alejandra Castro el 5 febrero, 2019
Corina González · 29 enero, 2019
La clave para motivar a los niños con altas capacidades es plantearles actividades que pongan a prueba sus talentos. Te damos algunas claves y ejemplos que pueden ayudarte en esta difícil pero gratificante tarea.

Muchos docentes incluyen en su rutina diaria actividades para niños con altas capacidades, ya que a veces los ejercicios convencionales no resultan lo suficientemente motivadores para estos alumnos. Es en ese momento donde la imaginación del maestro se pone de manifiesto para explotar sus potencialidades.

Actualmente es común escuchar en reuniones escolares el término “niño con altas capacidades”, pero, a pesar de que cada vez es más habitual, encontrar la manera correcta de educarlos continúa presentándose como un verdadero desafío. Es imprescindible recordar que, sin importar si son superdotados o no, son infantes al igual que sus semejantes y por ende demandan un trato desde el respeto y la comprensión.

Si a estos niños se les ofrecen actividades apropiadas para sus capacidades, se sentirán estimulados para enfrentar pequeños pero atractivos retos a diario, y los buenos resultados que obtengan serán suficiente motivación para progresar a nivel académico de manera brillante.

Niños con altas capacidades

Se entiende por niño con altas capacidades o superdotado aquel infante que destaca a nivel académico, social o emocional. En este sentido, puede resaltar en todos los campos o solo en uno de ellos. Haciendo eco de la Teoría de las Ingeligencias Múltiples de Gardner, podemos entender que un individuo desarrolle una inteligencia por encima de como lo hace la media, pero que en otras muestre un desarrollo normal. Estos se conocen con el nombre de niños talentos.

Además, suelen tener un coeficiente intelectual mucho más alto de 130, lo que puede suponer la excelencia en aptitudes que sobresalen cuando reciben la estimulación adecuada. En caso contrario, la frustración o falta de autoestima puede provocar que el alumno pase desapercibido en lo que a resultados académicos excelentes se refiere.

Niño aburrido en la hora de estudio.

Para detectar a un niño con altas capacidades, es necesario tener en cuenta aquellas señales o características que los definen, entre las que se encuentran:

  • Puede alcanzar logros superiores a los de los chicos de su edad.
  • Presentan talento precoz, como por ejemplo: detectan detalles desapercibidos, memorizan y aprenden con facilidad, muestran sensibilidad con ciertos temas o realizan muchas preguntas.
  • Se motivan con grandes retos intelectuales.
  • Suelen aburrirse en clases.
  • Se relacionan bien con chicos mayores.

Aunque no se puede generalizar, los alumnos con sobredotación pueden presentar problemas socioafectivos y emocionales. Al presentar un desarrollo superior al de la media en algunos campos, pueden sentirse incomprendidos o incluso frustrados, especialmente con estudiantes de su mismo grupo etario. Esto puede producir un rechazo por ambas partes. Por esta razón, a veces se sienten más cómodos con estudiantes de mayor edad, con los cuales encajan mejor a nivel de madurez.

Al hacer uso de actividades apropiadas para niños con altas capacidades, los docentes pueden tornar fácilmente una clase convencional en extraordinaria. Un objetivo que se plantee, desde una perspectiva más creativa y compleja, ayudará a estos chicos a descubrir sus habilidades como resultado de una buena planificación escolar.

Actividades para niños con altas capacidades

Resulta conveniente, por lo tanto, encontrar y promover actividades apropiadas para estimular a nivel educativo, social, emocional y cultural a estos individuos sobresalientes. En muchos casos es esencial que los chicos participen en la selección de las actividades o tareas que se les propongan para que así exista un mayor porcentaje de aceptación.

El orientador en la educación.

Por lo general, los alumnos superdotados se aburren cuando realizan actividades repetitivas y monótonas, de ahí la importancia de proponer actividades que impliquen pensamiento abstracto o divergente, búsqueda de resultados y soluciones o trabajos de investigación. Las propuestas en este sentido siempre deben ser novedosas, creativas, originales, entretenidas e implicar un desafío constante de superación. Algunas de ellas pueden ser:

  • Proponer actividades complementarias dentro del horario escolar de profundización que tengan que ver con los contenidos estudiados por el resto de sus compañeros.
  • Incentivarlo por medio de talleres de enriquecimiento de conocimientos relacionados con las nuevas tecnologías, como informática, robótica o ciencias avanzadas, que permitan aumentar el contenido de sus clases a través de la investigación y la exploración.
  • Utilizar el sentido del humor, por medio de la propuesta de adivinanzas o acertijos, para favorecer y mejorar el estado de ánimo y así contribuir a aumentar su motivación.
  • Emplear juegos y herramientas de lógica, enigmas o jeroglíficos.
  • Animarlo a asistir a clases extraescolares de teatro, danzas, artes escénicas o algún instrumento musical, así como a participar en algún deporte que llame su atención, a poder ser que de equipo.

Si queremos encontrar actividades para niños con altas capacidades, debemos siempre partir de sus opiniones e intereses, y asegurarnos de que estas satisfagan sus exigentes necesidades intelectuales. Sabremos que hemos encontrado la ideal cuando seamos testigos de demostraciones de orgullo por los logros obtenidos.

  • Lorea, A. B. (2013). Orientaciones educativas. Alumnado con altas capacidades intelectuales. Vitoria‐Gasteiz.
  • Martín-Lobo, P. (2004). Niños inteligentes: guía para desarrollar sus talentos y altas capacidades. Edu.com.