11 actitudes que debes evitar con tu hijo adolescente

La adolescencia, de por sí, es una etapa complicada para todos pero, si puedes evitar con tu hijo adolescente ciertas actitudes puede que este periodo no sea tan difícil como parece. Aquí te comentamos algunas de esas actitudes que debes evitar.
11 actitudes que debes evitar con tu hijo adolescente
Mara Amor López

Escrito y verificado por la psicóloga Mara Amor López.

Última actualización: 10 noviembre, 2022

La adolescencia es una etapa complicada en la crianza de nuestros chicos. Estos ya han dejado de ser niños y avanzan para convertirse en adultos. Durante este camino, habrá obstáculos y dificultades que tendrán que superar y ahí estarán sus padres, que deberán ser sus guías. Para ello, es importante tener en cuenta que hay actitudes que hay que evitar con un hijo adolescente.

Los adolescentes sufren muchos cambios durante esta etapa, tanto físicos como emocionales, que hacen de este período un reto para ellos y para los padres. Los progenitores siempre intentamos hacer lo mejor para nuestros hijos, pero a veces nos equivocamos. Por eso, te brindamos una serie de consejos para sobrellevar este proceso de la mejor manera posible. ¡No te lo pierdas!.

Conoce qué actitudes debes evitar con tu hijo adolescente

A continuación, vamos a ver algunas de las actitudes que deberías evitar con tu hijo adolescente si quieres que este período no sea tan difícil para tu hijo ni para ti. Sigue leyendo, ¡no puedes perdértelo!.

1. Criticar a los amigos de tu hijo

Muchas veces, los padres critican a los amigos de sus hijos. Esto ocurre simplemente porque no cumplen con las expectativas que ellos esperan respecto de las amistades que deben tener los chicos. Incluso, suelen juzgarlos sin que haya nada que lo justifique. Por eso, debes tratar de entender qué es lo que esas amistades le aportan a tu hijo y respetar sus elecciones. Eso sí, siempre y cuando no haya una causa importante para prohibírselas.

2. Ser amigos antes que padres

Si intentas ser su amigo acabarás por confundir a tu hijo con respecto al papel que ocupas en su vida. El menor necesita disciplina y unas reglas que aporten una estructura a su vida. Esto le ayudará a saber por dónde caminar para seguir adelante en esta etapa de crecimiento hacia la adultez.

Los padres deben guiar a sus hijos en el camino de la vida para que ellos puedan lograr desenvolverse de la mejor manera a medida que crecen. En cambio, cuando la relación se asemeja a la de una amistad, el rol del adulto se torna confuso para el menor.

3. No dar importancia a sus logros

A todos nos gusta cuando hacemos algo, aunque sea una obligación, como por ejemplo cocinar, que nos digan lo bien que nos ha salido. A nuestros hijos les pasa igual. Por eso, aunque hagan algo que es su deber, es importante elogiarlos para su crecimiento personal. Además, esto también es positivo para que sepan qué es lo correcto y qué actos deben repetir. Esa actitud le ayudará sentirse amado y valorado en una época que suele ser complicada.

4. Esperar que siempre pase lo peor

Puede que esta etapa complicada de la adolescencia haga pensar a los padres en lo peor. Sin embargo, e sta actitud, lo único que hará, será darle a entender a tu hijo que no confías en él ni en que tome las decisiones correctas. Es importante que le brindes confianza y que mantengas siempre una actitud positiva.

5. No aceptar a tu hijo tal y como es

Es importante que aceptes y quieras a tu hijo tal cual es, ya que eso es lo que más necesita. No le juzgues ni le critiques por su forma de vestir, su peinado o su manera de hablar. Tampoco intentes cambiar quién es porque simplemente tú tenías puestas otras expectativas sobre cómo sería en un futuro. Muéstrale tu amor incondicional y tu aceptación, valida sus emociones y a él como persona. Todo esto hará que crezcan con confianza en sí mismos, seguridad y una buena autoestima.

6. Ejercer sobre él un excesivo control

Cuando los niños crecen y entran en la etapa de la adolescencia, no podrás controlarlos. Por eso, durante su infancia, debes trabajar mucho la confianza con ellos. En definitiva, una buena educación, llegado este momento, te permitirá confiar en ellos y en que tomarán buenas decisiones. Se deben negociar las normas de casa con argumentos y siempre desde el respeto. Ten en cuenta que si intentas controlar a tu hijo adolescente, podrías conseguir justo lo contrario.

7. Invadir su privacidad

El adolescente necesita su privacidad, quiere mostrarse independiente y eso lo consigue a través de su espacio personal. No debes olvidar que está en plena búsqueda de su identidad. Por esta razón, es fundamental que respetes su privacidad y que no rebusques entre sus cosas o mires sus mensajes de móvil. Si estás preocupada por algún motivo, es importante que confíes en él y que mantengas una conversación para aclararlo.

Si el adulto muestra una conducta invasiva, lo único que conseguirá es que el adolescente se aleje aún más, tanto física como emocionalmente.

8. Querer que cumpla tus propios sueños

Muchos padres se sienten frustrados porque, en su momento, no pudieron cumplir su sueño. Es por eso que depositan sus esperanzas en que sus hijos sí lo harán, pero no debes olvidar que ellos tienen sus gustos y sus propias metas. Tu hijo es una persona distinta a ti y, por tanto, no pensará ni sentirá como tú.

9. Resistirse al cambio

A veces, cuesta asimilar que nuestro pequeño ya no es un niño y que está en el camino para convertirse en un adulto. Esto nos genera cierta nostalgia, que nos hace resistirnos a este cambio. Sin embargo, es necesario que adaptemos las reglas a su edad y también el aumento de sus responsabilidades. Él ha crecido y ya es un jovencito que necesita algo más de libertad que cuando era pequeño. Por eso, acepta esta etapa como algo normal en su desarrollo y disfrútala, porque también tiene muchas cosas buenas.

10. Enzarzarse en fuertes discusiones

Los padres, cuando riñen a un chico y este les contesta de malas formas, suelen subir el tono de su voz y la cosa acaba en una monumental discusión. Lo que no hay que olvidar es que, en esta situación, los hijos dejan de escuchar y se muestran rebeldes. Entonces, lo mejor es esperar a calmarnos para poder hablar con ellos desde la calma, sin gritos ni amenazas. De esta forma, los menores se mostrarán más receptivos al mensaje y calará en ellos de una forma más efectiva.

11. No investigar las razones por las que tu hijo tenga algún problema

No te conformes con el que te diga que ha sacado una baja nota porque las asignaturas son difíciles o porque el examen era muy complicado. Indaga para saber si detrás de esa bajada de notas hay una razón que le hace no estar todo lo centrado que debería con los estudios. Esto no quiere decir que te conviertas en un espía o que invadas su privacidad, simplemente se trata de hablar con él para intentar averiguar qué le sucede y así poder ayudarle.

Sobre las actitudes que debes evitar con tu hijo adolescente, diremos…

Ahora ya sabes qué actitudes debes evitar con tu hijo adolescente si quieres que esta etapa discurra lo más tranquila posible. No existe una fórmula mágica para convertir este período en un camino de rosas, pero sí que hay multitud de formas para lograr conectar con el joven y mostrarte cercana a él.

A pesar de ser una fase complicada en su desarrollo, si tienes en cuenta estos consejos que te hemos brindado en este artículo, conseguirás disfrutar de ellos en esta etapa en la que empiezan su camino para convertirse en adultos.

Te podría interesar...
5 tips para una convivencia feliz con adolescentes
Eres Mamá
Leerlo en Eres Mamá
5 tips para una convivencia feliz con adolescentes

¿Quieres conseguir una convivencia feliz con adolescentes? Te proponemos unos tips que pueden ayudarte en esta tarea. ¡No te los pierdas!