¿Qué es la acogida temporal de niños?

Sara González 11 febrero, 2018
Descubre a continuación todo lo que necesitas saber acerca de la acogida temporal de niños para que puedas vivir una experiencia satisfactoria y memorable.

Cerca de unos 8.000 niños menores de edad aparecen en las listas para ser acogidos cada año en España, de los cuales solo un 30%, aproximadamente, consigue hogares de acogida.

La acogida temporal de niños hace posible que no se les inatitucionalice. Uno niños cuyos padres, por motivos personales o bien sociales, no son capaces de hacerse cargo de sus hijos, de manera temporal o incluso permanente.

El hecho de acoger a un niño es algo voluntario y por ello, hay que estar dispuesto a tratarlo como el hijo que va a pasar a ser en el momento de la adopción

Se trata de niños que, a diferencia de la triste situación en la que podrían encontrarse, durante su estancia en una familia reciben el cariño, la seguridad, y la estabilidad que necesitan durante su crecimiento.

La acogida temporal de niños.

Cuestiones clave acerca de la acogida temporal de niños

  1. ¿Quién puede acoger? No hay unos estándares predeterminados. Toda aquella persona que tenga ilusión por aumentar su familia y esté dispuesto a mostrarle todo el cariño y afecto como si de su propio hijo se tratase.
    Aunque sí existen varios requisitos dependiendo de la comunidad autónoma, como poseer medios de vida estables y suficientes, buen estado de salud o capacidad para cubrir las necesidades básicas del niño, así como el respeto a su historia y el seguimiento de su educación.
  2. ¿Qué niños son los que más lo necesitan? Pueden ser de cualquier edad o raza. Normalmente, suelen pertenecer a programas de acogimiento o adopciones especiales, ya que en algunos casos resulta más difícil. Como por ejemplo, cuando son niños mayores de 8 años o están enfermos o tienen alguna discapacidad.
  3. ¿Dan apoyo las asociaciones? La respuesta es claramente sí. Están áltamente involucrados y preparan desde cursos, así como asesoramiente por parte de especialistas y orientación personalizada.
  4. ¿Recibe alguna ayuda económica la familia que acoge? Acoger a un niño es un acto de generosidad y por ello, no se reciben ayudas del tipo económico. Sin embargo existen comunidades que sí ofrecen alguna remuneración, en funcion de los casos.

La mayoría de edad

¿Qué ocurre cuando el niño que entró en su dia en régimen de adopción cumple su mayoría de edad? La presidenta de Adamcam (Asociación de Acogedores de menores de la Comunidad de Madrid) cree que el paso de estos menores a la mayoría de edad sigue siendo una asignatura pendiente por parte de la administración.

A partir de los 18 años de edad será el joven quien decida si quedarse o no con la que ha sido su familia hasta la fecha. Este proceso puede llegar a ser realmente traumático para ambas partes. Se trata de un fenómeno social complejo.

La ley correspondiente al año 2015 contempla ayudas a los jóvenes hasta los 21 años de edad. Dichas ayudas incluyen los llamados ”pisos de emancipación” que son lugares en los cuales pueden vivir durante un tiempo determinado al terminar su tiempo de acogida o su estancia en alguna residencia.

Los pisos de emancipación (o de transición) brindan una gran oportunidad a los jóvenes que han vivido situaciones extremas en las que las familias han agotado todos los recursos que tenían a su disposición.

La acogida de niños es un fenómeno complejo.

Una buena acogida permite que los jóvenes se sientan capaces y seguros a la hora de independizarse e iniciar una vida propia.

Modalidades de acogida

En la actualidad, la Constitución Española recoge tres tipos de agogida de niños en familias haciendo caso a su fin:

  • Acogida familiar simple. Cuyo obtetivo es el retorno del niño a su familia biológica. Es decir, se trata de una modalidad que es temporal y con un fin. En otras palabras, lo que se persigue es la resolución de todos los problemas que en ese momento la familia padezca.
  • Acogida familiar permanente. Dentro de esta sección se recogen los casos en los que se prevé que no será posible la vuelta del niño con su familia de origen dada la gravedad de los problemas que padecen.
    • El objetivo de esta acogida es asegurar al niño una estabilidad en su nueva vida, con su nueva familia, permitiéndole así, establecer un vínculo que no se rompa jamás.
  • Acogida familiar pre-adoptiva. En este caso vamos a hablar de la adopción, que implica la ruptura de los vínculos legales con la familia biológica de por vida.

La acogida temporal de niños es un recurso que, cada año, evita que miles de niños se queden desamparados de los que habían sido sus padres biológicos.

Resulta realmente gratificante ver cómo el niño crece y se desarrolla, sobre todo al saber que le has dado la oportunidad para que viva feliz y tenga un futuro mucho mejor del que podía esperar.

Te puede gustar