Alumnos con discapacidad infantil

La discapacidad infantil en el ámbito educativo es un tema delicado, pero que encuentra soluciones en la especialización de los docentes, las instituciones y los programas de estudios. Aquí, veremos los aspectos más importantes del proceso educativo para los alumnos con discapacidad infantil.

Los alumnos con discapacidad infantil son todo un desafío para las instituciones educativas. Con la inclusión de los niños con necesidades especiales en el sistema ordinario se dio un gran paso. Sin embargo, también aparecieron nuevos retos.

Cada niño es un mundo, y todas sus particularidades deben ser atendidas por el sistema educativo. Al menos así está contemplado en la legislación. Pese a esto, los recursos y el mismo profesorado son muchas veces insuficientes en el caso de los alumnos con discapacidad infantil.

La discapacidad intelectual se define como un funcionamiento cognitivo inferior a la media. Tiene origen entre los 0 y los 18 años. También da lugar a un déficit en la conducta adaptativa. Es decir, en la autonomía y la responsabilidad social.

Clasificación de la discapacidad cognitiva

El concepto de discapacidad cognitiva es muy amplio. Bajo este se agrupan dificultades de grados muy diversos, desde limitaciones leves hasta otras mucho más severas. Es necesario clasificar a los alumnos con discapacidad infantil para responder a sus requerimientos específicos.

Los niveles de discapacidad intelectual son los siguientes:

  • Discapacidad intelectual leve: corresponde al 85% de los alumnos con discapacidad infantil. Tienen la capacidad para aprender las habilidades académicas de la educación primaria.
  • Discapacidad intelectual moderada: alcanzan hasta el segundo o tercer nivel de la educación primaria. Corresponde al 10% de la población con discapacidades.
  • Discapacidad intelectual grave: solo pueden realizar tareas elementales, bajo estricta supervisión. Componen entre el 3% y el 4% de los afectados.
  • Discapacidad intelectual profunda: tienen un mínimo desarrollo sensomotriz y un escaso grado de autonomía.
Los alumnos con discapacidad infantil son todo un desafío para las instituciones educativas.

Dificultades de los alumnos con discapacidad infantil

Los alumnos con discapacidad infantil presentan dificultades en distintas áreas. No solamente tienen limitaciones en el campo cognitivo. También hay repercusiones de tipo motriz, visual, social, etc.

Estas son las áreas que resultan afectadas por la discapacidad:

  • Área psicomotora: incluye problemas de debilidad, coordinación, inestabilidad, motricidad fina, control motriz, etc. La primera expresión de la discapacidad intelectual es el retraso en el desarrollo motor.
  • Área cognitiva: presentan diversos problemas de aprendizaje que incluyen falta de control, dificultad en la planificación, generalización limitada del aprendizaje, etc.
  • Área lingüística y de comunicación: les cuesta trabajo articular las palabras, tienen vocabulario reducido, dificultades para estructurar las frases y les resulta difícil expresarse.
  • Área de socialización y personalidad: estos niños muestran baja tolerancia a la frustración, necesidad de guía externa, vulnerabilidad al estrés, baja autoestima, problemas para mantener el autocontrol y dificultades en la comunicación.

Estrategias para alumnos con discapacidad infantil

Los alumnos con discapacidad infantil demandan una atención especial. Esta no consiste en ser permisivos o condescendientes. Debe estar enfocada a sacar el máximo provecho de sus habilidades y a contribuir en su proceso de adaptación y socialización.

Para posibilitar una adecuada intervención educativa, se deben tomar en cuenta algunos puntos:

  • Regirse por el currículo oficial, pero adaptado. La estrategia debe ser flexible e integral. Esto es, no solo adaptar los temas, sino también los materiales, las evaluaciones, etc.
  • Acomodar el espacio físico. Los alumnos con discapacidad infantil requieren de un entorno físico seguro. Se deben eliminar las barreras arquitectónicas, evitar el ruido, garantizar una buena iluminación y tener material de apoyo visual en las paredes.
Es necesario acomodar el espacio a los alumnos con discapacidad.

  • Uso de materiales visuales o táctiles. Este tipo de materiales le facilitan al niño el proceso de abstracción. Incluyen elementos como plastilina, juguetes de construcción, programas informáticos simples, etc.

La conducta del niño discapacitado

Los alumnos con discapacidad infantil, al igual que todos, presentan distintas formas de actuar. Cada uno es muy diferente. Su manera de comunicarse es distinta a la de los demás. Por lo tanto, es necesario tratar de conocerlos a fondo para lograr interpretar sus conductas correctamente.

“Los alumnos con discapacidad infantil demandan una atención especial. Esta no consiste en ser permisivos o condescendientes”

Estos niños requieren cariño y comprensión. Al mismo tiempo, demandan límites precisos y comprensibles. Aun así, no es raro que aparezcan conductas inadecuadas.

Sin embargo, el mal comportamiento siempre tiene una causa, que puede acatarse para resolver el problema. Las principales fuentes de mala conducta son:

  • El sentimiento de frustración.
  • Malestar físico. Se sienten mal, pero no saben cómo interpretarlo y expresarlo.
  • Las tareas que se les están proponiendo no son las adecuadas. No saben cómo hacerlas. Esto los lleva a estar aburridos primero e inquietos después.
  • Necesitan atención. Pueden sentirse ignorados, y entonces recurren a malos comportamientos para llamar la atención.
  • Evitación. Se sienten excluidos y se comportan mal para interrumpir la actividad y así eliminar la causa de su incomodidad.

Conocerlas puede ayudarnos a entender a estos niños y a tratarlos de manera individualizada y especializada con el fin de lograr totalmente su inclusión.

Categorías: Psicología infantil Etiquetas:
Te puede gustar