9 maneras de desarrollar la conciencia ecológica en los niños

Eva 26 noviembre, 2016

Los niños empiezan a tener consciencia del mundo exterior a edades muy tempranas. Todo lo que está más allá de su casa, como la escuela, el parque o el barrio, entre otros, despierta en los niños interés y les crea curiosidad.

En cuanto el niño comienza a darse de cuenta de que existe algo más allá de su hogar, algo común que todos compartimos, es el momento de comenzar a inculcarle valores que le permitan desarrollar su conciencia ecológica.

Los niños deben aprender a respetar su entorno cuanto antes, del mismo modo que deben aprender a respetar a los demás. Los niños también deben ser conscientes de la importancia de cuidar el medio ambiente, pues es algo de todos y por tanto, de todos es la responsabilidad de mantenerlo sano. 

Estrategias para desarrollar la conciencia ecológica infantil

Poner en práctica las siguientes estrategias te facilitará la tarea de desarrollar la conciencia ecológica de tu hijo. La mayoría de ellas las puedes poner en práctica a partir de los tres o cuatro años.

  • Separa y recicla: Prepara en casa un sistema fácil de aplicar para reciclar vidrio, papel, metal, plástico, tetrabriks y a aceites. Para que esto ocupe el menor espacio organiza con tus hijos las tareas en casa para llevar a los contenedores de reciclaje todo esto. Además de separar la basura es importante que los niños participen en la labor de repartirla en sus correspondiente contenedores. Aprovecha para explicarle por qué es importante separar y qué se hace con cada cosa.
  • Aprovecha todo lo que puedas: Otra forma de reciclaje es aprovechar las cosas, dándoles un nuevo uso o empleando como materia prima algunas de las cosas que mucha gente tira. Hay muchas forma de aprovechar las cosas, como hacer manualidades con envases y revistas, hacer jabón casero con el aceite usado o crear nuevas prendas a partir de ropa que ya no vas a usar.
manualidades-reciclaje

  • Usar materiales y envases reutilizables o biodegradables: A pesar de que los productos desechables son muy cómodos, lo cierto es que contaminan muchísimo, tanto en su proceso de elaboración con cuando pasan a engrosar la bolsa de la basura. Todo aquello que no pueda reutilizarse, úsalo biodegradable (como las bolsas de la basura). Habla con tus hijos sobre esto cuando vayas con ellos a la compra y explícale la diferencia entre unos productos y otros.
  • Enseña a tu hijo a apagar las luces al salir de una habitación: Enseñar a los niños cómo ahorrar energía es una lección importante en la protección del medio ambiente. No solo es una forma de ahorrar dinero, sino también de ahorrar recursos energéticos. Esto, dicho así, no es comprensible para un niño pequeño, pero sí puede serlo para niños más mayores.
  • Enseña a tu hijo a cerrar el agua mientras se cepilla los dientes: Explica a tu hijo que toda ese agua que corre sin usar se desperdicia. Los niños no saben que el agua hay que tratarla para que pueda ser usada por las personas y, si se deja correr, todo el trabajo hecho no habrá servido para nada.
  • Explora la ciudad con tus hijos: Cuando salgas a la calle aprovecha para explicarle a tus hijos lo importante que son para todos las acciones individuales de cada uno. Háblales sobre las grandes cantidades de basura que generamos, sobre la importancia de usar bien los contenedores de reciclaje y sobre lo que supone gestionar todos esos residuos para mantener limpias las ciudades.
ecologia-ninos

  • Explora la naturaleza: Aprovecha salidas y excursiones para hablar sobre la importancia de mantener limpio el campo o sobre el consumo de agua cuando tengas oportunidad de ver un embalse.
  •  Habla sobre el exceso de consumo: Uno de los principales problemas ecológicos que tenemos es que consumimos demasiado. Todo lo que usamos, comemos, bebemos y toda la energía que consumimos requiere procesos que contaminan y/o desgastan los recursos, no solo para su creación, sino muchas veces también para gestionar los residuos que generan. Moderarse es una forma de cuidar el medio ambiente.
  • Da ejemplo: Si hay algo que no falla a la hora de inculcar hábitos y de despertar el interés y la conciencia de los niños es el ejemplo de sus padres. Muchas de las estrategias anteriores no podrás aplicarlas a edades tempranas o tendrás que adaptar la forma en que le cuentas las cosas a tus hijos. Pero no hay nada como verlo en casa.
Te puede gustar