7 juegos de agua para niños

Los juegos de agua para niños son un medio importante para su experimentación y aprendizaje. Hay una relación muy natural entre los niños y el agua que, al parecer, viene de la estancia del niño en el vientre materno.

La creatividad con el agua

El agua es un elemento que despierta la curiosidad de los más pequeños. La experiencia de mojarse, y refrescarse si hace calor, sumergir objetos, llenar y vaciar otros es muy divertida y aleccionadora.

Los juegos de agua para niños deben adaptarse a la edad.

El nivel de madurez de un niño es un factor (además de la edad) para determinar el tipo de juego que el niño pueda realizar. Jamás es recomendable obligar o forzar a un niño a participar en un juego de agua si no se siente a gusto.

Hay formas sencillas de jugar como el trasvase de líquidos de un recipiente a otro. También se puede jugar con la flotabilidad de los objetos son inmejorables para desarrollar la imaginación de un niño.

Todos los juegos tienen el potencial para desarrollar la creatividad a la vez que divierten.

Se estimulará también la fantasía haciendo barcos o botes con botellas de plástico vacías. De esta manera se promueve la conciencia ecológica y se propicia el reciclaje. Hay que tener presente que todo juego con agua debe desarrollarse en un ambiente seguro y con la supervisión de adultos.

Integración al entorno y ejercicio físico

Los juegos con agua para niños contribuyen a generar mayores niveles de autonomía y desarrollan la comprensión del entorno. Una de las características principales de los juegos de agua para niños es que son un método eficaz para combatir el calor durante el verano.

Los juegos de agua para niños también son un modo de ejercicio físico que nunca se torna aburrido. El niño se divierte a la vez que se ejercita, lo cual resulta beneficioso para la salud del pequeño.

 

 

7 juegos de agua para niños

1. Barcos hechos con corchos

Se unen 3 corchos (de botella de vino) con una liga o alambre. En el medio se pone un palillo de madera que hará de mástil. Y se añade una vela hecha con un papel o con un trozo de tela de alguna prenda de ropa que ya no vaya a utilizarse. En un recipiente con agua flotará. Se puede decorar con pinturas al agua, brillantina, pintura para dedos o como el niño prefiera.

2. Pompas de jabón

Solo se necesita un poco de agua, algo de jabón y un alambre con el que se hace un círculo en uno de sus extremos. Con estos elementos se puede crear este clásico en los juegos de agua para niños. Solo resta soplar y ver cómo salen hermosas esferas brillantes.

3. Globos de agua

Llenar un globo con un buen volumen de agua. Se lanzan entre dos o más participantes esperando que reviente en alguno de ellos. Los padres deben asegurarse de tener ropa para cambiarse después de la batalla.

4. Piscina

Entre los juegos de agua para niños es uno de los más representativos. Saltar, sumergirse y flotar en el agua es una experiencia divertida, aunque se repita cientos de veces. Además, deja a los niños extenuados por el nivel de energía que descargan. Tras un día de piscina, dormirán espléndidamente.

5. Pistolas acuáticas

Fabulosas para “batallas” donde todos saldrán mojados y se divertirán de una manera cómoda y segura, siempre que un adulto esté vigilando. Maravillosas cuando hay varios chicos.

Familia jugando al aire libre.

6. Deslizador

Se coloca un plástico rectangular de unos 6 metros de largo, el cual debe recibir agua constantemente para que el niño pueda lanzarse de pecho y deslizarse una y otra vez. Funciona bien sobre el césped.

7. Jardineros

El cuidado de las plantas y de los jardines es un juego que vincula a los niños con el reconocimiento a un trabajo muy importante: la jardinería. Los niños toman conciencia de la naturaleza y sus cuidados.

En compañía o individual

La gran mayoría de juegos de agua para niños son para gozarlos en compañía. De este modo el juego termina promoviendo las relaciones grupales y familiares del niño. Se podría decir que son un excelente medio de socialización.

El agua sirve para muchos juegos. El número es ilimitado, pues siempre puede aparecer uno más. Todo depende de la imaginación de los niños, los padres y los orientadores o recreadores.

Los juegos de agua para niños también son un excelente modo de alejar a los pequeños por un momento de sus dispositivos electrónicos o videojuegosLos juegos de agua resultan ser económicos, por lo general, lo cual beneficia considerablemente la economía del hogar.

Además, los juegos de agua son de fácil implementación, pues pueden realizarse en cualquier lugar siempre que se tomen las medidas de cuidado requeridas. ¿Te animas a probar alguno con tus hijos?

Categorías: Ocio y maternidad Etiquetas:
Te puede gustar