7 ideas para hacer que los niños coman carne

Lorena González 24 abril, 2018
Si tienes problemas para que tus hijos coman carne, te mostramos algunos consejos que te resultarán súper útiles.

¿Tienes problemas para hacer que los niños coman carne? Eso a veces pasa, y no solo con la carne… también puede ocurrir con algunos vegetales, con el pollo o con el pescado. Lo cierto es que cuando nuestros hijos no quieren comer algún alimento, lo mejor es ser creativas para presentárselos de una forma que les resulte irresistible.

Algunas madres pueden optar por obligar a los niños a comer carne, pero esto es un grave error. Obligarlos solo incrementará el rechazo que sienten los niños en ese momento.

Además, todos los tipos de carne, son importantes para el desarrollo de los pequeños. Las carnes rojas tienen sus beneficios, como un gran aporte del hierro que se involucra en la formación de glóbulos rojos. Otras, en tanto, aportan otras vitaminas y minerales necesarios para su óptimo desarrollo.

Por ese motivo, los doctores recomiendan incluir la carne en la dieta de los niños para complementar su alimentación; por eso te traemos estas ideas para hacer que los niños coman carne.

7 ideas para hacer que los niños coman carne

1.- Hamburguesas

Casi a todos los niños del mundo les encantan las hamburguesas. Por eso, puedes aprovecharte de esto para que coma la carne que necesitan.

Lo mejor de las hamburguesas es que puedes hacerlas de pollo o carne roja; cualquiera de ellas fascinará a tus hijos. Esta es una forma práctica de hacer que los niños coman carne y también algunos vegetales, que de igual manera son importantes en su desarrollo.

El pollo es un alimento que debemos incorporar en la dieta de los niños.

2.- Juega con su imaginación

Otra de las formas de hacer que los niños coman carne es valerse de su gran imaginación. Por ejemplo, puedes variar las preparaciones de la carne y los cortes que usas y decirles que están comiendo conejo, hipopótamo, rinoceronte o algún animal por el estilo.

Seguro que la imaginación de tu hijo empezará a volar y sentirá mucha curiosidad por descubrir a qué saben esos animales exóticos.

3.- Con espaguetis

Asimismo, otra de las tácticas que podemos emplear es preparar recetas que no sean tan comunes. Por ejemplo, podríamos presentarles un plato de espagueti con salsa boloñesa. Seguro que estas preparaciones te servirán para hacer que los niños coman carne fácilmente.

4.- Pasta rellena de carne

Las pastas, e incluso unos canelones rellenos de carne o unas patatas rellenas de carne picada son excelentes ideas. Además, son preparaciones bastante sencillas de elaborar.

Asimismo, son recetas divertidas y muy llamativas, que resultan muy atractivas para los niños. Con una buena receta y una sabrosa sazón, no solo podrás hacer que los niños coman carne, sino que lograrás que te la pidan a gritos.

“Algunas madres pueden optar por obligar a los niños a comer carne, pero esto es un grave error. Obligarlos solo incrementará el rechazo que sienten los niños en ese momento”

5.- Con formas divertidas

Las bolitas de carne fritas, las bolitas de arroz rellenas de carne o las albóndigas en salsa seguro que les encantarán. Estas preparaciones son divertidas y muy sabrosas para hacer que los niños coman carne. Optar por formas diferentes de introducir la carne es una buena opción siempre.

6.- Cocina con ellos

A casi todos los niños les encanta cocinar. Así que una de las mejores formas de hacer que los niños coman carne es preparar la comida con ellos.

Al involucrarlos en la preparación de la comida, los niños se sentirán obligados y orgullosos de probar su propia comida; no dejarán pasar esa oportunidad. Toma las precauciones necesarias y empieza a cocinar con tus niños.

Incluirla en otros alimentos ayudará a hacer que los niños coman carne.

7.- Ten paciencia

Si el niño simplemente se niega a comer la carne, no te rindas. Continúa presentándola en el plato para que poco a poco se vayan acostumbrando a tenerla ahí.

Verás que, cuando menos lo esperes, te dejarán el plato completamente limpio. Lo más importante es valerte de tu imaginación; entonces, podrás encontrar la forma más apropiada de hacer que los niños coman carne.

Obligarlos no debe ser nunca una alternativa. Esto podría generar mucho rechazo; recuerda que los niños son mucho más frágiles emocionalmente y estarles gritando o amenazando con castigos no dará resultado.

Finalmente, también puedes encontrar una gran variedad de recetas que te ayudarán a elaborar preparaciones llamativas y gustosas que abran el apetito. Esto va a facilitar la tarea de hacer que los niños coman carne. ¡Conseguirás tu propósito!

Te puede gustar