Una versión más saludable: la hamburguesa de pollo

09 Junio, 2020
Este artículo ha sido escrito y verificado por el nutricionista Saúl Sánchez Arias
La hamburguesa de pollo supone una fuente de proteínas que, si consumimos sin aderezos ni salsas, se convierte en una preparación saludable.
 

La hamburguesa de pollo es una receta magnifica, aunque no es tan popular como la de carne vacuna. Sin embargo, podemos hacerla más saludable y divertida para toda la familia. Este alimento es el favorito de muchos niños, por eso es importante aprovecharlo cuando queremos verlos comer. No hay quien se resista a una rica hamburguesa; así que ¡hagámosla más saludable!

Pese a su popularidad, la hamburguesa tiene la mala reputación de la comida chatarra. No obstante, esto no tiene porqué ser así cuando la hacemos en casa.

Como sabemos, los ingredientes principales de esta receta no son nocivos, al contrario, son comida muy sana. La carne por lo general se prepara asada, también lleva ensalada y pan, no hay razón para su infamia.

En tal sentido lo que verdaderamente hace poco apropiada a la hamburguesa es el aderezo. Por lo tanto, nuestra hamburguesa de pollo ha de ser sabrosa y sana. La idea es que sea nutritiva y con un agradable sabor, la podemos traer a la mesa cualquier día de la semana. También es recomendable para fiestas de cumpleaños y para unir a la familia.

Receta de hamburguesa de pollo para niños

 

Esta receta la podemos realizar con los niños, porque es sencilla y rápida. Para acompañar, nunca están de más las deliciosas papas, que podemos hacerlas al horno para ahorrarnos la fritura.

Los ingredientes

  • 1 pechuga de pollo.
  • 2 cucharadas de pan rallado.
  • 1 yema de huevo.
  • 1 diente de ajo.
  • Aceite de oliva extra virgen.
  • Perejil.
  • Sal.

La pechuga es la parte del pollo que contiene menos grasa, se usa con frecuencia en los regímenes alimenticios. Para macerar nuestra pechuga utilizaremos más especias y hierbas que permitirán eliminar la colocación de otros aderezos. En esta ocasión elegimos el perejil, pero la hierba buena también es increíble para la carne de pollo.

Lo que queremos evitar es que el sabor de la hamburguesa como tal, requiera la incorporación de salsas extras. Como sabemos, los niños adoran la mayonesa y otros productos poco saludables. Sin embargo, esta receta destacará por sí sola, debido al sabor de la carne.

Por su parte, el ajo y el aceite de oliva extra virgen aportan un sabor incomparable, al tiempo que son muy saludables, tal y como afirma un artículo publicado en la revista “The Cochrane Database of Systematic Reviews”. No te preocupes si por lo general tu hijo no come estas cosas, dentro de este plato no las notará.

 Preparación

Preparar esta receta es muy fácil, invita a tus pequeños para que lo hagan juntos. Lo primero es lavar nuestros ingredientes como el pollo y el perejil. La pechuga podemos cortarla en trocitos, pero lo ideal es triturarlas en la máquina. Cortamos también el ajo y perejil muy finos para que no se sientan dentro de la preparación, algo que por lo general no les gusta a los niños.

 

Al pollo triturado le añadimos la yema de huevo, el pan rallado, ajo, sal y perejil. Amasamos esta mezcla para unir bien los ingredientes. Mientras tanto, calentamos la plancha o una sartén con algunas gotas de aceite. Cuando todo esté bien mezclado formamos pequeñas bolas y las aplanamos con la palma de la mano para convertirlas en hamburguesas.

Asamos las hamburguesas hasta que estén bien cocidas y doradas. Podemos acompañarlas con arroz, ensaladas,  papas o pan. Te recomendamos colocarlas dentro de dos piezas de pan, si crees que a tus hijos les gusta, también puedes añadir lechuga y tomate. Un poco de kepchup, quizá mostaza; que cada uno se sirva a su gusto.

Esta carne puede ser muy jugosa y de gran sabor, generalmente preferida por los niños más que la carne roja. Además, cualquier comida que hagan entre todos será perfecta para muchos propósitos. La misma receta para el pollo puedes aplicarla para una deliciosa salsa de albóndigas.

Una receta saludable

Si sigues los pasos que te hemos aconsejado obtendrás una receta saludable perfecta para incluir en la dieta de los niños. Presenta un alto contenido en proteínas, esenciales para su desarrollo muscular, tal y como afirma un artículo publicado en la revista “Journal of Applied Physiology”. Al mismo tiempo contiene vegetales con un alto poder antioxidante como el tomate. Incluso les ofrecen una fuente de carbohidratos para asegurar su energía.

 

 

  • Abdelhamid AA., Brown TJ., Brainard JS., Biswas P., et al., Omega 3 fatty acids for the primary and secondary prevention of cardiovascular disease. Cochrane Database Syst Rev, 2018.
  • McGlory C., Devries MC., Phillips SM., Skeletal muscle and resistance exercise training; the role of protein synthesis in recovery and remodeling. J Appl Physiol, 2017. 122 (3): 541-548.