7 ideas de aperitivos saludables para niños en verano

María José 12 julio, 2017

Cuando el verano llega con toda su fuerza y calor, es probable que prepares más aperitivos que durante el resto del año. Los niños en casa pueden querer comer entre horas, o cuando van de campamento o de excursión. Los bocadillos o aperitivos rápidos son la mejor forma de mantenerse alimentado durante el verano. Si estás buscando nuevas ideas y más saludables para que los niños además de alimentados tengan una buena nutrición entre horas, no pierdas detalle.

Aperitivos saludables para niños en verano

1. Yogur helado

Un yogur siempre será una opción fresca y muy saludable para que los niños coman y disfruten entre horas. Puedes congelar el yogur y ponerle un palo o una cuchara para que tus hijos se lo tomen como si fuese un helado. Si quieres, antes de congelarlo puedes poner dentro algunas pepitas de chocolate para que sea aún más atractivo para los niños. ¡Les encantará!

No hay amor más sincero que el que sentimos hacia la comida

-George Bernard Shaw-

2. Pan y pavo

Un bocadillo pequeño de pan y pavo (y un poco de queso en lonchas) también es una buena opción para que los niños piquen entre horas. No es necesario que sea un pan demasiado grande; un pequeño corte de pan o un sándwich es más que suficiente para que puedan aguantar el hambre hasta que llegue la hora de comer al mediodía o de cenar por la noche.

verano 3

3. Verduras o frutas frescas

Las verduras no tienen que ser las enemigas de los niños, por eso puedes ponerles en un plato algunas verduras frescas para que puedan comerlas siempre que tengan hambre.

Un bol de fruta troceada y fresca en la nevera para sacarla cuando tengan hambre o un plato con zanahorias cortadas y otro tipo de verduras que tus hijos puedan consumir con gusto.

4. Brochetas de fruta

Las brochetas de fruta también son una gran idea para que los niños además de comer fruta se refresquen en verano. Las brochetas pueden tener tantas frutas como quieras, pero para asegurarte de que las comen bien básate en aquellas frutas que le gusten más a tus hijos.

Por ejemplo, puedes poner brochetas con trocitos de sandía, melón y plátano o manzana, pera y fresas… Las combinaciones pueden ser tan variadas como quieras que sean.

5. Helados de plátano natural

Puedes pelar un plátano y cortarlo en rodajas. Después congélalos en el congelador y cuando estén pásalos por una licuadora hasta que se conviertan en una textura de helado.

Puedes añadir otro tipo de frutas a la mezcla para añadir sabor, color y textura. A tus hijos les encantará comer este helado casero hecho por ti, y si quieres que les guste más, puedes ponerle un poco de sirope de chocolate por encima. 

verano 2

6. Hummus con pan u horatilizas

Un poco de pan con hummus es una opción saludable para pasar el hambre entre horas. Aunque también puedes coger palitos de pan para que cojan el hummus y se lo coman. Si no quieres que consuman demasiado pan puedes optar por otras opciones saludables y deliciosas como por ejemplo utilizar zanahorias o pepinos para coger el hummus y comerlo. ¡Está delicioso!

7. Tomate y pepino

El tomate y el pepino cortado a trocitos y aliñado es una opción saludable para paliar el hambre en verano y que además los niños se refresquen. Es importante que una vez que cortes los trozos, si no se consumen inmediatamente se metan en la nevera para salvaguardar su buen estado. Los niños disfrutarán y se acostumbrarán a consumir hortalizas.

Es importante que cuando los niños tengan hambre entre horas no caigas en la tentación de darles alimentos que no son adecuados para su salud. Evita darles comida basura como por ejemplo patatas snacks, bollería industrial o cualquier tipo de alimento procesado. La salud de tus hijos depende en gran medida de lo que comen cada día. Las comidas principales deben ser saludables, pero también lo que se come entre comida y comida.

Te puede gustar