Recetas de helados caseros para que tus hijos se chupen los dedos

Creo que hay pocas cosas tan deliciosas como compartir un postre en familia. Para mí, una de las mejores maneras de disfrutar una tarde de domingo es comiendo helados, quizá frente a la pantalla o en medio de una conversación. En este post te presentamos algunas recetas de helados caseros para que tus hijos se chupen los dedos. Son fáciles de lograr y ricas.


En Venezuela hay una manera muy sencilla de hacer helados caseros: usar el jugo que quedó del almuerzo o algún jugo de frutas o una bebida achocolatada que prepares para hacer el postre y verterlo dentro de bolsas transparentes pequeñas, luego las amarras y las metes al congelador.

Ciertamente, esa es la manera más sencilla pero no la única. Hay algunas más sofisticadas como la deliciosa receta para preparar helados de mantecado. Para ello necesitas:

  • 1 litro de leche
  • 6 yemas de huevos
  • 1 ¾ taza de azúcar
  • 4 cucharadas de mantequilla
  • 2 palitos de canela

Y su preparación también es fácil. Pon a hervir en una olla la leche y la canela. Aparte, mezcla las yemas con la mantequilla y el azúcar. Una vez hecho esto, coloca la preparación a baño maría y agrega la leche poco a poco, sin dejar de remover.

Cuando adquiera una textura cremosa, retira del fuego y pasa la mezcla por un colador para retirar grumos.

Coloca el helado en un envase y llévelo al congelador. Al cabo de una hora, remueve el helado para evitar que se congele y vuelve a refrigerar. Repite este procedimiento durante las tres primeras horas.

Sírvelo bien frío, como acompañante de una torta, en una barquilla o en una copa bañado de sirope de chocolate.

shutterstock_253747186

Receta de helado de galleta

Para preparar esta receta de helado casero que hará que tus hijos se chupen los dedos necesitas los siguientes ingredientes:

  • 1 paquete de galletas María ( o galletas dulces)
  • ¼ kilo de leche en polvo
  • 2 tazas de agua hervida
  • ½ kilo de azúcar
  • Vainilla al gusto.

Para preparar el helado de galletas es preciso remojar las galletas en el agua con azucar durante 10 minutos. Luego debes licuar la mezcla anterior con la leche y la vainilla.

Después llenamos un recipiente grande o varios individuales y lo llevamos a al congelador hasta que esté listo. Por último, podemos servir el helado con una galleta en el centro o en un costado.

Helado de fresa

El helado de fresa es uno de los preferidos por todos, para prepararlo necesitas los siguientes ingredientes:

  • 200 gramos de fresas
  • 2 yogures naturales o de fresa (mejor del tipo griego)
  • 170 gramos leche condensada

Para elaborar este helado primero debes limpiar las fresas quitando las hojas verdes y trocearlas dentro del vaso de la batidora. Luego debes añadir por encima los dos yogures, bien sean naturales o de fresa.

El paso siguiente es batir la mezcla de yogures y fresas hasta que no se vean grumos. Colar el resultado para que las pepitas de las fresas no se añadan al helado, pero si a tus hijos no les importa encontrarlas en su cuchara, no hace falta que utilices el colador, de esta manera, el resultado será más natural.

Después debes añadir la leche condensada y se vuelve a batir todo para que quede bien integrada.

Al final puedes poner una capa de film encima de la mezcla. Es importante que quede muy pegada al líquido obtenido después de la trituración para que, cuando se congele, no se formen cristales de hielo por encima.

A continuación debes meter el bol en el congelador durante 2 horas, transcurrido ese tiempo, volver a batir la mezcla con la batidora. Este proceso lo debes repetir tres veces. Cuando hayan pasado 6 horas, el proceso habrá concluido y toda la mezcla estará congelada.

Un tip más: Para servir el helado en forma de bolas, es conveniente que se moje en agua caliente la cuchara con la que saques el producto cada vez que la introduzcas en el recipiente.

boy-504326_640

Receta de helado de chocolate

El rey de los helados, al menos para mí, es el de chocolate. Me gusta todo del chocolate: Su color, su olor, su sabor y su textura en diferentes presentaciones. Por eso, preparar un buen helado de chocolate es un placentero arte. Para servirlo en tu mesa necesitas los siguientes ingredientes:

  • 480 mililitros de nata líquida o crema de leche
  • 400 mililitros de leche condensada
  • 40 gramos de cacao en polvo sin azúcar
  • Un recipiente, preferiblemente metálico de acero inoxidable para que se conserve mejor el frío

Una vez tengas todos los ingredientes en necesario que te armes de paciencia para mezclarlos bien y que no se formen grumos, no te arrepentirás pues el resultado es espectácular.

Lo primero que debes hacer es mezclar la leche condensada con el cacao.
Lo siguiente es montar la nata. Para ello, la nata tiene que estar muy fría, igual que las varillas y el bol que utilices para montarla (es conveniente que las metas en el congelador al menos un par de horas antes de que lo hagas).
Luego tenemos que verter la nata que teníamos en la nevera en el bol, y batir hasta que se monte sin llegar a hacer mantequilla.

Después hay que incorporar a la nata montada la leche condensada con el cacao. Para mezclarlo todo, hay que realizar suaves movimientos envolventes. Es importante que los movimientos no sean bruscos para que la nata montada mantenga el aire que contiene.

Seguidamente debes verter la mezcla en el bol de metal. Si no dispones de un recipiente de este material, es válido de cualquier otro. Sin embargo, el acero inoxidable está especialmente recomendado para la fabricación de helados porque mantiene muy bien el frío.

Y finamente hay que meter en el congelador durante al menos 6 horas. Para mayor deleite de tus hijos puedes añadir a la mezcla trocitos de chocolate negro, con leche o blanco.

Categorías: Recetas dulces Etiquetas:
Te puede gustar