7 hábitos saludables en el embarazo

La alimentación, la salud física y mental son los pilares fundamentales de un buen embarazo. Sigue leyendo para saber más al respecto.
7 hábitos saludables en el embarazo
Diego Pereira

Escrito y verificado por el médico Diego Pereira el 12 marzo, 2021.

Última actualización: 12 marzo, 2021

Muchas madres primerizas afrontan su embarazo sin tener demasiada idea de las cosas que están por venir. Es normal que se prioricen algunos aspectos de la alimentación sin tener en cuenta otros hábitos saludables que pueden influir sobre el desarrollo adecuado del bebé.

Si este es tu caso, es conveniente saber que la salud va mucho más allá de comer y dormir bien. El embarazo es una etapa fascinante en la vida de toda mujer, pero eso también conlleva muchas responsabilidades, ya que el desarrollo adecuado del bebé depende en buena medida de tus hábitos.

Como es muy probable que te interese tener un embarazo exitoso y feliz, hemos preparado el siguiente listado con algunos hábitos saludables que puedes tener en cuenta para vivir el día a día de forma óptima hasta que llegue el ansiado momento del nacimiento. ¡Te lo contamos todo!

¿Son necesarios los cambios en el estilo de vida durante el embarazo?

Esta etapa es una de las más bellas en la vida de una mujer, pero también se deben tener importantes cuidados para garantizar un buen estado de salud. El futuro bebé crece a un ritmo acelerado semana a semana, por lo que necesitará cada vez más requerimientos nutricionales.

Su desarrollo adecuado no solo está condicionado por lo que comas tú, sino que también depende mucho de los hábitos de vida. Por ejemplo, fumar puede tener consecuencias negativas y permanentes, y nadie quiere que el bebé nazca con problemas.

¿Estás planificando un embarazo o ya te encuentras en esta etapa? Ten en cuenta los siguientes consejos sobre hábitos saludables para tener la mejor experiencia posible y que todo marche según lo planeado.

7 hábitos saludables que hay que tener en cuenta

El ejercicio, la nutrición y el adecuado cuidado de la salud mental son los pilares fundamentales de esta lista. Los detallamos a continuación.

1. Hacer ejercicio de poca intensidad, uno de los mejores hábitos saludables durante el embarazo

Muchas embarazadas se preguntan si es factible o no hacer ejercicio durante esta etapa. Lo cierto es que los primeros meses, siempre que el médico tratante lo autorice y las condiciones sean aptas, hacer ejercicio puede ser muy beneficioso para el bebé.

Es recomendable que sea de baja o moderada intensidad, para evitar el riesgo de traumatismos en el abdomen o la pelvis. También has de estar muy pendiente de tu hidratación y de no excederte, ya que los mismos problemas del sobreentrenamiento estarán presentes en esta etapa.

2. Mantener un consumo de calorías incrementado

Los hábitos saludables en el embarazo incluyen una buena alimentación.

¡Recuerda que hay dos “bocas” para alimentar! Tanto tú como tu bebé tenéis mayores requerimientos de energía, por lo que deberás consumir alimentos dentro del contexto de una dieta balanceada.

Este no es el momento para improvisar con dietas o pensar demasiado en tu peso. Es recomendable comer varias veces al día y mantener la relación entre carbohidratos, proteínas y grasas. Todas estas dudas puedes planteárselas a tu médico en la próxima consulta.

3. Hacer reuniones sociales con frecuencia

Con tener reuniones sociales con frecuencia no queremos decir que tengas que vivir cada día como si fuese el último y abusar del alcohol u otras sustancias. Estarás viviendo unos días únicos y especiales, en los que tu cuerpo y tu actitud cambiarán mucho de día a día. ¿Quién mejor que tus amistades para disfrutar este proceso contigo?

A pesar del trabajo y los requerimientos del hogar, plantéate algunos días fijos a la semana para disfrutar con aquellas amistades que lleves tiempo sin ver. Recuerda momentos juntos durante una merienda o escápate un fin de semana a la playa a tomar el sol y disfrutar de un baño. ¡Tu salud mental es importante!

4. Compartir y documentar las experiencias con los seres queridos

Este consejo va más o menos en la misma línea que el anterior, y es que documentar los momentos siempre será una excelente forma de pasar el tiempo en el futuro. Aprovecha todo el tiempo que tengas para tomar fotos, grabar vídeos o escribir un diario acerca de cómo te sientes y qué esperas.

¿Te imaginas a ti y a tu hijo sentados dentro de algunos años viendo todos esos vídeos graciosos? Son recuerdos invaluables que no podrán ser reemplazados por ninguna otra cosa. Aprovecha para incluir a tus seres queridos y disfrutar de cada momento.

5. Consumir los suplementos nutricionales

En tu primera consulta con el obstetra es muy probable que te indique, de entrada, suplementos nutricionales como el hierro o el ácido fólico. Estos se utilizan para prevenir muchas enfermedades que suelen afectar a las embarazadas y que pueden condicionar el adecuado crecimiento del bebé.

El hierro se utiliza para prevenir la anemia, mientras que el ácido fólico sirve para prevenir defectos en el desarrollo del sistema nervioso de los niños. De hecho, si has acudido a una consulta de planificación del embarazo, es muy probable que tu médico te lo haya indicado algunas semanas o meses antes.

Los hábitos saludables incluyen consumir los suplementos nutricionales.
¡No olvides tomar los suplementos de hierro y ácido fólico!

6. No aguantar las ganas de ir al baño, otro de los hábitos saludables más importantes

El útero, el órgano destinado a contener en su interior al futuro bebé durante su desarrollo, crece de forma constante y está muy relacionado con la vejiga urinaria, donde se almacena la orina. Te imaginas la consecuencia más directa, ¿verdad?

Durante el embarazo puede que tengas mayores ganas de ir al baño e incluso puede escaparse un poco de orina de forma involuntaria. En la medida de lo posible, intenta no aguantarte las ganas de orinar. Esto puede favorecer la aparición de infecciones urinarias que, además de ser muy incómodas, pueden traer consecuencias negativas sobre el desarrollo del bebé.

7. Acudir al médico con regularidad

Nuestro último consejo es el más obvio, pero no por eso deja de ser importante. El obstetra será tu mano derecha mes a mes y has de cumplir sus indicaciones al pie de la letra. Si alguna de las recomendaciones te parece extraña o inadecuada, pregúntale al momento. ¡No te quedes con la duda!

Recuerda que nunca te darán de alta de una consulta prenatal. Incluso en las últimas semanas es necesario un control regular para detectar problemas en el embarazo. Si tu médico no te agrada o algo parecido, solicita un cambio en tu centro de salud correspondiente, pero no dejes de buscar ayuda profesional.

¡Cuídate en todos los aspectos posibles!

La salud abarca muchos aspectos, no solo la ausencia de enfermedades. Prevenir los problemas también forma parte de una vida saludable y, para alcanzar el éxito en este sentido dentro del embarazo, sería muy conveniente seguir estos y otros consejos que pueda plantearte tu médico.

Te podría interesar...
Alimentos y hábitos saludables que mejoran la calidad del esperma
Eres MamáLeerlo en Eres Mamá
Alimentos y hábitos saludables que mejoran la calidad del esperma

La baja calidad del esperma puede tener causas anatómicas, inmunológicas, patológicas, genéticas o debidas a malos hábitos de vida.



  • Cereceda M, et al. Consideraciones para una adecuada alimentación en el embarazo. Revista Peruana de Ginecología y Obstetricia;153-159.