7 beneficios que obtienen los niños al pintar

Amanda · 30 julio, 2017

Pintar es una de las principales maneras de permitir a los niños la libertad de expresar sus sentimientos y emociones. Además, es una vía para familiarizarse y relacionarse con el arte dónde, cómo y cuándo quiera. Eso es lo que hace interesante la pintura, además de que es muy divertida.

En ese mismo sentido, tener un papel con colores, o pinceles, pintura y un envase con agua son cosas muy necesarias para que los niños plasmen lo que quieren comunicar. Con las mezclas de colores, se logra que ese papel se convierta en un gran mundo lleno de imaginación.

Resulta oportuno pensar que la pintura es un arte que se realiza con placer. Poder hacer lo que se quiere genera una gran satisfacción. Visto desde el punto de vista psicológico y social, pintar trae beneficios tanto físicos como mentales al niño.

Pintar por placer y no por deber

Es importante que esta actividad se realice en un espacio de libertad, donde los niños sean capaces de expresarse sin límite alguno. Por esta razón, sería muy divertido y oportuno que el niño elija el lugar donde puedan pintar tranquilos. Se recomienda que sea un espacio donde no tengan problemas con el desorden o la pintura derramada.

pintar 2

Pese a las medidas que debemos  tomar para evitar las manchas, pintar debe ser divertido. En ocasiones los deberes implican la realización de un dibujo, esto los va a ayudar. Sin embargo, los mayores beneficios de la pintura se obtienen cuando se hace por placer.

Procuremos proveerles las herramientas que los inspiren. Tanto los materiales, como la ropa, el delantal y el lugar pueden contribuir a un mejor desenlace. Es conveniente disponer de un momento exclusivo para distraernos en esto. A la mayoría de los niños les gusta pintar, por medio de la pintura se expresan todo el tiempo.

En aprender a pintar como los pintores del renacimiento tardé unos años; pintar como los niños me llevó toda la vida

-Pablo Picasso-

Sin embargo, si comenzamos a tratar esta actividad como un deber, probablemente pierda su encanto. En tal sentido, se recomienda aprovechar el momento para que sea divertido y de unión familiar. Al mismo tiempo, es importante que intentemos conocerlos mejor por medio de lo que pintan.

Los beneficios de pintar

Entre los principales beneficios que obtienen los niños por pintar encontramos los siguientes:

  • Diversión. Es lo más importante, resulta primordial que el niño se divierta y disfrute de ese momento. Puede hacerlo solo, lo esencial es que lo vea como una actividad recreativa y no como obligación
  • Habilidades motrices. En este caso, sostener y manejar el pincel o el lápiz, ayudan a regular los movimientos de la mano para estimular las conexiones cerebrales. Al mismo tiempo desarrollan la motricidad fina. Esto se logra pasando la idea que tienen en su cabeza hacia las manos y luego al papel
pintar 3

  • Estimulación emocional. Cuando los niños pintan, descubren que son capaces de crear belleza. Expresan el mundo que tienen en su interior de forma autónoma. Podemos ayudarlos animándolos a superarse, buscando una evolución a nivel emocional
  • Imaginación. Como se ha dicho anteriormente, pintar es la forma de expresar lo que se imagina. Consiste en desarrollar la creatividad suficiente para llenar un espacio vacío
  • Mejora la Comunicación. Pintar ayuda a que los niños tengan una forma de expresarse y comunicarse, pues los dibujos dicen todo. Es muy valioso principalmente para aquellos niños que tienen problemas para expresarse. Útil en niños tímidos o con ciertas discapacidades, porque al pintar no tienen la necesidad de escribir o hablar. En los dibujos expresan sus preocupaciones, debilidades, miedos e intereses
  • Favorece la autoestima. Es un ambiente relajado, sin competencia, donde el niño se dé cuenta de la evolución de sus dibujos. Podrán comprobar que tienen la capacidad de plasmar justo lo que quieren expresar. Esto será favorable para que su autoestima crezca
  • Se obtiene relajación. La pintura puede ser muy relajante para la mayoría de las personas. Es parecido a una terapia donde el niño se siente en un espacio de seguridad
  • Puede hasta tornarse como vía de escape en los momentos difíciles. Por ejemplo, cuando los niños se sienten tristes, lo utilizan como medio de desahogo.