6 mascotas para niños que llevan poco trabajo

Francisco María García · 17 octubre, 2018
En un comienzo, los niños se ilusionarán con la posibilidad de tener una mascota en casa. Al poco tiempo, es posible que no se preocupen demasiado por las necesidades del animal. Esta cuestión debe ser controlada por los padres para conseguir una implicación del niño en este tipo de tareas.

Cuando los niños son pequeños, la atención de las mascotas recae exclusivamente en los adultos, al menos en cuanto a sus prioridades elementales. Elegir mascotas para niños que llevan poco trabajo implica un beneficio no solo para quien se ocupa de los cuidados, sino para el animal mismo.

La mayoría de las mascotas necesita gran dedicación

La noción de adopción responsable en relación a los animales ha ido cogiendo importancia en los últimos tiempos. Es por ello que no se trata ya de tirar el pez muerto por el inodoro así como así.

El hábito de transmitir amor y respeto por los animales es una de las más bellas enseñanzas para los hijos. La elección de la mascota para los niños debe enmarcarse en un proyecto casi familiar. Por eso, hay que pensar y planificarlo bien.

Mascotas para niños que llevan poco trabajo: cuáles y por qué

Uno de los condicionantes principales a la hora de elegir mascotas es la cantidad de tiempo que el animal quedará solo. Por ejemplo, si la familia tiene muchas actividades fuera de la casa, no se aconseja para nada tener perros como mascotas.

Los caninos, esos fieles compañeros de niños y adultos, requieren de mucha atención. Solos y encerrados, podrían desarrollar una personalidad ansiosa o agresiva.

Por estas razones, lo mejor es enfocarse en las mascotas para niños que llevan poco trabajo y que pueden adaptarse a todo tipo de rutina familiar. En esta lista, presentamos algunas alternativas.

Gatos

Los gatos solo necesitan una caja para hacer sus necesidades, que puede renovarse una o dos veces al día. Son mucho más independientes que los perros y pueden racionar mejor su comida y agua.

Los mininos tampoco necesitan salir a pasear; de hecho, ellos prefieren administrar sus propias salidas si encuentran una terraza o patio a disposición. El consejo más importante para tener gatos como mascotas es castrarlos ni bien cumplidos los 6 meses.

Las ventajas de tener una mascota para los niños son tanto físicas como emocionales.

Peces

Los niños pueden tomarle mucho cariño a los peces. El gasto principal es una buena pecera donde encuentren espacio para navegar con la mayor libertad posible.

Los peces comen una o dos veces por día y los propios niños pueden ocuparse de alimentarlos. El único requisito es conservar limpia la pecera, la cual debe asearse una o dos veces por semana.

Aves

Otra de las mascotas para niños que llevan poco trabajo son los pájaros. No obstante, si el deseo es enseñar respeto por las otras especies, quizá tener un pájaro enjaulado no sea tan buena idea.

De tener la decisión tomada, es indispensable darle al ave los cuidados estrictos que su especie requiera; algunas son más delicadas que otras. El exceso de sol o de viento pueden dañar a estos frágiles animales.

“La elección de la mascota para los niños debe enmarcarse en un proyecto casi familiar. Por eso, hay que pensar y planificarlo bien”

Hámsters

Los hámsters se recomiendan para niños a partir de los 6 años. Realmente, pueden ser una linda alternativa a la hora de buscar mascotas para niños que llevan poco trabajo.

Los requisitos para tener estos animales en casa pasan por una jaula adecuada, una rueda y adornos que también le sirvan para hacer ejercicios o esconderse; también, desde luego, hemos de considerar su alimento. La jaula del hámster debe estar cubierta de serrín, el cual se limpia cada tres o cuatro días.

Reptiles

Algunos niños pueden disfrutar con reptiles como mascotas. Entre las especies recomendables, se cuentan los lagartos de distintas variedades, las tortugas y, en menor medida, algunos tipos de serpientes.

Con las tortugas, la salvedad es que serán mucho más longevas creciendo entre el césped y la tierra, por lo que no se recomiendan para pisos donde no haya patio. Los lagartos y las serpientes no se recomiendan para niños pequeños.

Las ventajas de que los niños tengan contacto con animales abarcan incluso varios aspectos de su salud.

Insectos

Otro tipo de mascotas no convencionales para niños son los insectos. La creación de un pequeño ecosistema donde introducir una araña puede resultar interesante para niños de 10 años en adelante. También los hormigueros son entretenidos a las edades de entre los 7 y 12 años.

En última instancia, si la idea es tener perros, existen algunas razas más adaptables a la soledad: el caniche, el pug, el bulldog francés o el maltés, entre otros. De todos modos, no se recomienda dejar a un cachorro solo. Si los dueños no estarán en la casa, solo podría adoptarse un perro de más de dos años.