5 meriendas saludables y deliciosas para los niños

7 mayo, 2020
Este artículo fue redactado y avalado por el nutricionista Saúl Sánchez Arias
Ofrecerle a tus hijos frutas y verduras en la merienda supone una gran opción a la hora de complementar el aporte de vitaminas y antioxidantes de la dieta.

Que un niño aprenda a comer de todo puede ser bastante frustrante para los padres, sobre todo cuando estos se niegan a probar un nuevo bocado. Pero esta clase de situaciones no deben desalentar a los padres, ya que los pequeños necesitan por lo menos que se les presente el mismo alimento unas 15 veces en días diferentes para aceptarlo y probarlo (y luego decidir si realmente le gusta o no).

De entrada te dirá que no quiere probarlo, pero no debes perder la paciencia, sino tener el triple de ella. Tu hijo necesita calma para aprender a comer y, solo de esta manera, podrás inculcarle unos buenos hábitos alimenticios. Recuerda además, que tendrás que ser su mejor ejemplo de alimentación saludable.

La hora de la merienda puede ser un momento difícil a la hora de escoger un alimento para tus hijos, ya que quizá solo les apetezca comer productos procesados. Pero la realidad es que existen algunas opciones apetecibles que cuando las prueben no dudarán en tomar cada tarde a la hora de la merienda.

5 meriendas saludables y deliciosas para los niños

1. Chips de manzana

A los niños pequeños les encantan las patatas fritas, por eso es mejor darle otro tipo de chips a los niños. La mejor opción es optar por chips de manzana. Son fáciles de hacer y les encantará comerlas. Solo tendrás que cortar la manzana en forma de chips de patata, pero tendrán sabor a manzana. Te sorprenderás cómo tu pequeño/a así se come la manzana entera.

Ten en cuenta que las manzanas son un alimentos recomendable para aumentar la diversidad de la flora intestinal, según un artículo publicado en la revista «FEMS Microbiology Ecology». Esta tarea se torna todavía más importante en el caso de los niños, que cuentan con una microflora en pleno desarrollo.

2. Galletas de avena y frambuesa

Las galletas son un alimento que a los niños les encanta, pero no todas las variedades de galletas que hay en el supermercado son saludables. Por eso, puedes combinar el increíble sabor de las galletas de avena con la frambuesa.

A los pequeños les encantarán y será una merienda de lo más acertada. Estas galletas suponen una fuente de fibra, fundamental para evitar problemas de tránsito, tal y como afirma un estudio publicado en el año 2015.

3. Tiras de zanahoria al horno para introducir verduras en las meriendas

Sobre todo es buena idea para los meses más fríos del año, en la época estival se pueden hacer tiras sin necesidad de horno. La zanahoria es un alimento muy saludable e importante en la dieta de los niños, que la coman en la merienda es una gran idea. Su contenido en vitamina A contribuirá al desarrollo de la vista y a la reducción del riesgo de enfermedades a medio plazo.

4. Batido de yogur

Si quieres que tu hijo tenga una merienda saludable y quieres que disfrute realmente de un buen alimento, le puedes ofrecer un helado para beber (un yogur saludable). Parecerá que es una merienda de lo más apetecible y realmente lo es, pero lo que no sabrá es que es un yogur normal. Puedes poner el yogur en un vaso transparente con una pajita de espiral y verás como tu pequeño te pedirá esa merienda especial a diario.

De todos modos no cualquier tipo de yogur es válido para esta receta. Evita aquellos que contienen azúcares añadidos en su composición.

5. Hummus

El hummus es muy saludable y además es una receta muy sencilla de hacer que puedes realizar en casa. Además, a tu hijo le encantará probar en pan untado y puedes añadir sabores adicionales como ajo o comino para darle un toque especial de sabor. Puedes acompañarlo con pan, con picos de pan, con rodajas de pepino… ¡Tú eliges! Y a tu hijo le encantará repetir.

Ofrécele a tu hijo meriendas saludables

A partir de ahora y con estas 5 meriendas, podrás conseguir que tus hijos puedan merendar saludable y que además estén bien alimentados. Se acabaron las meriendas procesadas o las meriendas poco saludables por culpa de las prisas o los caprichos. Es mejor pensar en opciones saludables para que los pequeños aprendan a tener un buen hábito alimenticio y tengan adecuada relación con los alimentos.

  • Faith Chung WS., Meijerink M., Zeuner B., Holck J., et al., Prebiotic potential of pectin and pectic oligosaccharides to promote anti inflammatory commensal bacteria in the human colon. FEMS Microbiol Ecol, 2017.
  • Rao SSC., Yu S., Fedewa A., Systematic review: dietary fibre and FODMAP restricted diet in the management of constipation and irritable bowel syndrome. Aliment Pharmacol Ther, 2015. 41 (12): 1256-70.