5 maneras asombrosas de lograr la inducción del parto

Óscar Dorado 1 marzo, 2018
Te presentamos algunos métodos que contribuirán a que la inducción del parto se lleve a cabo de manera positiva.

Descubrir maneras asombrosas de lograr la inducción del parto te permitirá estar más prevenida y relajada.

Principalmente, la inducción del parto sucede cuando existe algún tipo de preocupación por la salud de la madre o del bebé y, normalmente, se lleva a cabo mediante el uso de hormonas artificiales para provocarlo. Así, mediante el consumo de medicamentos se estimularán las contracciones.

Eso sí, debes tener en cuenta que, aproximadamente, una de cada 4 mujeres no llega a tener el parto a pesar del uso de los fármacos, una situación que a menudo termina en un parto por cesárea.

5 maneras asombrosas que te ayudarán a lograr la inducción del parto:

Además de sorprenderte, estos consejos te ayudarán a tener un parto por inducción positivo:

1.- Ajo

Como ingrediente, el ajo ayuda a que tus intestinos se estimulen, provocando heces blandas. Tener un intestino vacío le dará más espacio al bebé para que baje más abajo.

Su consumo puede desencadenar contracciones. Además, contribuye a que tu cuerpo se prepare para un trabajo de parto rápido.

El ajo es un alimento que puede lograr la inducción del parto.

2.- Práctica de ejercicio

La actividad física ayuda a mover la cabeza del bebé hacia la pelvis y permite que presione el cuello uterino, lo que contribuye a dilatarlo. Se recomienda caminar 30 minutos al día.

De hecho, si puedes caminar cuesta arriba ayudarás al bebé a moverse en la dirección correcta. Subir escaleras y hacer sentadillas también estimularán la inducción.

3.- Té de frambuesa

Es una buena idea tomar té con hojas de frambuesa a partir de las 24 semanas de embarazo, ya que contribuye a un trabajo de parto más corto.

Consumir té de frambuesa te ayudará a tonificar el útero y prepararlo para el parto. Como consecuencia, la ingesta de hojas de frambuesa puede acortar la segunda etapa del parto, minimizando las posibilidades de una reproducción asistida.

4.- Baño con agua caliente

Es una evidencia que el estrés y la tensión pueden evitar que empiece el trabajo de parto. Darse un baño con agua caliente puede ayudar a poner en marcha el proceso.

Contribuirá a tu relajación y te permitirá distraerte, lo cual es muy beneficioso.

“Mantener los ojos abiertos y tu mente concentrada te permitirá tener el equilibrio que necesitas”

5.- Acupuntura y acupresión

La acupuntura y la acupresión son métodos naturales utilizados para inducir el parto. Se emplean para ayudar a ablandar y dilatar el cuello uterino al comenzar las contracciones del trabajo del parto.

Con la acupuntura se colocan agujas finas en varios puntos del cuerpo para equilibrar el flujo de energía. En la acupresión, en tanto, se utilizan los dedos para aplicar presión sobre los puntos de presión que se trabajan durante los masajes de inducción del trabajo de parto.

¿Qué ocurre después de la inducción?

En la mayoría de los casos, la inducción del parto conduce a un parto vaginal exitoso.

Si, por el contrario, la inducción del parto falla, es posible que debas intentar otra inducción o llevar a cabo la cesárea. Ten en cuenta que los beneficios de la inducción del trabajo de parto, generalmente, superan los riesgos que enumeramos a continuación.

Riesgos de la inducción del parto

Inducción fallida

Alrededor del 25 por ciento de las madres primerizas que son inducidas podrían necesitar cesárea.

Frecuencia cardíaca baja

Los medicamentos utilizados para inducir el parto (oxitocina o prostaglandina) pueden causar contracciones anormales o excesivas. Estos fármacos pueden disminuir el suministro de oxígeno y el ritmo cardíaco de su bebé.

El parto inducido muchas veces es la única forma de que el bebé nazca sano.

Infección

Algunos métodos de inducción del trabajo de parto pueden aumentar el riesgo de infección tanto para la madre como para el bebé.

Ruptura uterina

Se trata de una complicación rara pero muy grave, en la cual las lágrimas del útero se abren a lo largo de la línea de la cicatriz de una cesárea anterior o cirugía uterina.

Sangrado después del parto

La inducción del parto aumenta el riesgo de que los músculos uterinos no se contraigan de forma adecuada después de dar a luz. Esto puede provocar una hemorragia grave después del parto.

En definitiva, si estás embarazada, comprender cómo se realiza la inducción del trabajo del parto te puede ayudar a prepararte para ese momento. Esta no tiene por qué ser una experiencia negativa. Mantener los ojos abiertos y tu mente concentrada te permitirá tener el equilibrio que necesitas.

Te puede gustar