5 enfermedades que pueden aparecer junto con la menopausia

Mervis Romero · 19 noviembre, 2018
Las enfermedades que pueden aparecer junto con la menopausia pueden ser un reflejo de malos hábitos y falta de control médico. Conoce cuáles son las más frecuentes y empieza a cuidarte desde ya.

La menopausia es esa fase femenina en la que la mujer deja de ser fértil, por lo que es el final de los ciclos menstruales. Cada mujer es diferente y experimenta señales completamente desiguales; no se puede determinar una sintomatología específica para todas.

Dentro de la amplia gama de factores que se exteriorizan, hay enfermedades que pueden aparecer junto con la menopausia. Descubre cuáles son y presta atención a su llegada para controlarlas de la mejor manera.

¿Qué es la menopausia y cuáles son sus síntomas?

Se conoce como menopausia a la fase de la mujer en la que cesa la ovulación y, como consecuencia, la menstruación. Es un proceso largo, en el que la mujer puede experimentar una serie de señales caracterizadas por la falta de producción hormonal.

Puede aparecer en una edad promedio de 45 a 48 años y dura un espacio de cuatro años, en algunos casos. En ciertas mujeres, en cambio, puede durar más o menos tiempo.

Entre los síntomas más comunes de la menopausia, se encuentran los sofocos, que se presentan en un 45% de las mujeres en este proceso; estos van acompañados de una baja en la libido sexual y sequedad vaginal.

Otros de los síntomas pueden ser: aumento de peso, insomnio, cambios frecuentes en el estado de ánimo y dolor en las articulaciones. También se asocia al estrés, la fatiga, la ansiedad, la opacidad en la piel y cabello y, finalmente, a la pérdida de memoria.

5 enfermedades que pueden aparecer junto con la menopausia

Un gran porcentaje de las mujeres en la fase de menopausia ve reducida su calidad de vida debido a los síntomas que experimentan. Sumado a ellos, se encuentran las enfermedades que pueden aparecer junto con la menopausia.

La fluctuación y las bajas de producción de hormonas por parte de los ovarios pueden traer consigo las siguientes patologías:

Síndrome metabólico

Los estrógenos ayudan a controlar los niveles de grasa en el organismo; con ello, se mantienen a raya los trastornos metabólicos. Al fallar la producción, si no existe un estilo de vida saludable, se produce un incremento de los triglicéridos, la presión arterial, el colesterol y los niveles de azúcar en sangre.

Todas estas señales determinan las afecciones cardiovasculares y son las que conducen a padecer diabetes. Por eso, los especialistas recomiendan que, después de los 35 años, las mujeres adquieran hábitos de vida saludables como el consumo de frutas y vegetales, la realización de ejercicio, no fumar y reducir la ingesta de bebidas alcohólicas.

Aunque muchas mujeres no lo sepan, es posible quedarse embarazada durante la menopausia.

Osteoporosis

La osteoporosis es una de las enfermedades que pueden aparecer junto con la menopausia de mayor incidencia. Esta patología hace que la estructura ósea se debilite y aparezcan las fracturas.

Los huesos son tejido vivo que crece y cubren la parte interna del cuerpo. La falta de estrógeno durante la menopausia hace que la pérdida del hueso sea más rápida que su construcción. Al agudizarse esta condición, llega lo que se conoce como osteoporosis.

Hipotiroidismo

Los trastornos de la tiroides también son frecuentes durante la menopausia. De allí que síntomas como piel seca y cabello quebradizo se enmascaren.

Esta condición se debe a una tiroides poco activa, que es incapaz de producir tiroxina y triyodotironina, hormonas que regulan el metabolismo. Las consecuencias de esto son: fatiga, sobrepeso, depresión y pérdida de la memoria.

“Un gran porcentaje de las mujeres en la fase de menopausia ve reducida su calidad de vida, debido a los síntomas que experimentan”

Trastornos oculares

La menopausia también puede causar inconvenientes en el área oftalmológica. Uno de los problemas es la curvatura en el área de la córnea, lo que con la edad disminuye la agudeza visual.

De igual manera, es frecuente el síndrome del ojo seco. Esta afección es causada por una deficiencia de los estrógenos recibidos por la conjuntiva y la córnea, que reduce la cantidad del líquido que lubrica el lagrimal.

Los síntomas de la menopausia.

Artrosis

Si padeces artrosis, puede que esta se agudice durante la menopausia. En caso de que no sufras esta enfermedad, es posible empezar a presentar sus síntomas. La razón radica en que los cartílagos de los huesos cuentan con receptores de estrógenos y progesteronas que los mantiene en buen estado.

Al reducir la producción, la calidad de estos se degenera. Además, la producción de colágeno también se reduce, lo que agrava la condición.

Para concluir, es importante destacar que la menopausia no es una enfermedad. Sin embargo, los malos hábitos pueden llevar a experimentar enfermedades que pueden aparecer junto con la menopausia. Comienza desde ya a llevar una vida sana y reinvéntate como mujer en esta etapa de la vida, sin olvidar el debido control médico.