Síntomas de la menopausia

¿Estás al tanto de las señales que pueden indicarte la llegada de la menopausia? Esta fase, que toda mujer debe transitar cuando promedia su vida, avisa con ciertos síntomas específicos para que el cuerpo y la mente se preparen como corresponde.

Entre los 40 y 50 años de edad, las mujeres afrontan un nuevo período de transformación de su cuerpo. Se trata de la menopausia, caracterizada por la detención de la ovulación y la desaparición de la menstruación. Sin embargo, los síntomas de la menopausia no son solo estos. A continuación, detallamos algunos otros.

Al igual que otros cambios naturales del cuerpo, los síntomas de la menopausia no se manifiestan en todas las mujeres de la misma forma. Estos pueden varíar en intensidad, duración e incluso en su momento de aparición.

Si bien la desaparición de la menstruación es el signo inconfundible del inicio de esta etapa en la vida de las mujeres, existen otros que también son indicadores de ella. De hecho, algunos hacen referencia a la perimenopausia; es decir, la preparación del cuerpo para afrontar estas mutaciones que se dan a partir de cierta edad.

¿Cuáles son los síntomas de la menopausia?

Brindaremos una breve descripción de cada uno de los síntomas que suelen acompañar esta fase. Nuevamente, es necesario destacar que el 15% de las mujeres, aproximadamente, no siente molestia alguna antes de la llegada de la menopausia.

Irregularidad en el período menstrual

Este se vuelve más largo, más corto, más intenso o se retrasa. Es una clara señal de que el aparato reproductor de la mujer se está ‘apagando’; suele darse por varios años, hasta su desaparición completa. Se considera que la mujer ingresó plenamente en la etapa de la menopausia cuando pasa un año sin tener la regla.

Calores y sofocos

Producen una sensación de calor muy notable en el cuerpo, que se extiende también a la cara. Generan mucha incomodidad en las mujeres durante los minutos que suelen durar, ya que por lo general la piel se enrojece. Además, pueden repetirse durante el mismo día. Por las noches, la mujer puede despertarse debido a una sudoración sin motivo y puede sufrir inconvenientes para dormir.

Infección vaginal

Es sumamente probable que la mujer sienta ganas de orinar más a menudo. Más allá de esta incontinencia urinaria, también pueden aparecer ciertas infecciones vaginales que deberán ser tratadas y medicadas por un médico.

La menopausia precoz tiene diferentes causas.

Cambios de humor

Al igual que el embarazo, la menopausia y sus años previos es una fase de importantes alteraciones hormonales en el cuerpo de la mujer. Por lo tanto, los cambios de humor repentinos, incluso sin estar en compañía de otras personas, pueden significar un resultado natural. Asimismo, pueden producirse otras sensaciones, a menudo inexplicables.

De repente, una mujer que está por ingresar en la menopausia puede sentirse irritable, triste, nerviosa o ansiosa sin razón aparente.

Cefaleas

Como apuntamos antes, no todos los cuerpos se adaptan de igual forma a estos cambios. Por lo tanto, pueden darse irregularidades vasomotoras que generen síntomas como mareos y dolores de cabeza de diferente intensidad.

Alteraciones del impulso sexual

Producto de la ‘revolución hormonal’ que vive, la mujer puede ver afectado su apetito sexual. De todos modos, esto no significa que nunca más tendrá relaciones.

Lo ideal aquí es dialogar con la pareja para que haya comprensión mutua. Aunque el deseo permanezca activo, puede que la sequedad vaginal o la falta de sensibilidad hagan de la experiencia algo que no se disfrute. Entonces, es aconsejable tomar las cosas con calma y saber que pronto todo volverá a ser como antes.

“Los síntomas de la menopausia no se manifiestan en todas las mujeres de la misma forma. Estos pueden varíar en intensidad, duración e incluso en su momento de aparición”

Algunos cuidados durante la menopausia

Este período es una condición de por vida desde el momento que comienza. Por lo tanto, es sumamente recomendable que la mujer asuma la responsabilidad de tener una vida saludable para sobrellevarla de la mejor manera. En ese sentido, ciertos hábitos se vuelven muy importantes. Algunos de ellos son:

  • Alimentarse bien: es fundamental la dieta variada y saludable, ya que durante la menopausia se pueden dar carencias de vitaminas y minerales esenciales. De los exámenes que indique el médico se desprenderán los requerimientos nutricionales específicos de cada mujer.
  • Hacer ejercicio: mantener el cuerpo activo es vital para mantener la salud muscular y ósea. Justamente a causa de la falencia nutricional antes mencionada, estas complicaciones pueden presentarse. Por otro lado, un ejercicio suave de 30 minutos diarios ayuda a prevenir la diabetes, el colesterol y los problemas de tensión arterial.
  • Eliminar comidas y hábitos no saludables: aquí se incluye el disminuir el consumo de grasas, limitar los carbohidratos y, de ser posible, reducir al máximo la ingesta de café y tabaco.
  • Tomar sol: unos 15 minutos diarios de luz solar brindan al cuerpo la vitamina D que necesita; además, ayuda a liberar tensiones y mejora el ánimo.
  • A la hora de tener relaciones sexuales, es beneficioso usar lubricantes o lograr una buena excitación para que esto se dé naturalmente. Además, los ejercicios para el suelo pélvico también contribuyen.
La infertilidad es una consecuencia de la menopausia precoz.

¿Se deben tomar medicamentos?

Muchas mujeres recurren a medicaciones específicas para paliar los síntomas de la menopausia. En realidad, esto es algo muy específico de cada persona, por lo que, lógicamente, debe ser el médico quien evalúe su situación y le recete la medicación adecuada.

De ninguna manera debe ser la propia mujer quien decida medicarse. Como se mencionó antes, cada cuerpo es distinto y también lo son sus necesidades y cuidados especiales.

Categorías: Infertilidad Etiquetas:
Te puede gustar