Falta de memoria durante el embarazo. ¿Por qué?

Cuando estamos embarazadas surgen un sinfín de cosas por realizar pero a veces la falta de memoria durante el embarazo nos juega una mala pasada. Conoce aquí más de este tema.

Cuando quedamos encinta son muchos los cambios en nuestro cuerpo y también en la mente. Algunos incluso han sido motivo de estudio. Por ejemplo, la pérdida de memoria experimentada durante el embarazo es una realidad y a la vez un interrogante.

Esta falta de concentración suele llamarse amnesia del embarazo, mumnecia o placenta brain (cerebro de placenta). Aquellas que resultan afectadas por esta situación padecen básicamente dos síntomas: el olvido y la celeridad mental.

Algunos estudios señalan que  más de un 80% de las mujeres en gestación presentan falta de memoria. Sin embargo, está señal suele hacerse más evidente durante el último trimestre del embarazo. Por tal razón, es fundamental ser más cuidadosas en esta etapa.

Existen algunas teorías sobre las diferentes razones que detonan una escasa reminiscencia en el embarazo

¿Por qué se genera la falta de memoria?

memoria-3

A pesar de los estudios que se han realizado respecto a este tema, no se ha podido precisar cuál es la causa exacta de este problema. Sin embargo, existen algunas teorías sobre las diferentes razones que detonan una escasa reminiscencia en el embarazo.

Una de las hipótesis indica que los cambios hormonales producen sensibilidad en el cerebro. Algunas como la prolactinala progesterona, el estradiol, el cortisol y especialmente la oxitocina (hormona del amor) afectan nuestra capacidad de recordar.

Otra teoría señala que el cerebro de la mujer suele reducir su tamaño en el embarazo. Esto se debe a que los cambios hormonales modifican circunstancialmente la dimensión de las neuronas, provocando una alteración en la función cognitiva.

Causa emocional

Una de las razones que no está relacionada directamente al organismo, tiene que ver con la parte emocional. La ansiedad de traer un niño al mundo puede provocar que nuestra atención se centre en cosas que pueden hacernos olvidar otras.

Pensar en tu futuro como madre hace que te enfoques en una lista de aspectos relacionados con el niño y el parto. Esto sin duda hace que otras prioridades sean sustituidas por la llegada del pequeño.

La falta de sueño, el estrés de querer organizar todo a tiempo y la incertidumbre son variables que afectan y contribuyen a la pérdida de memoria. Por tal razón, se requiere mantener la calma sobre todo durante el último trimestre. Concéntrate en lo esencial.

Define cuáles son las cosas que de verdad requieren tu atención

Consejos para reducir los niveles de olvido

memoria-2

Si sientes que esta pequeña dificultad genera inconvenientes en tu vida cotidiana, sigue estos consejos y verás cómo mejora tu situación. En primer lugar, recuerda anotar todo en una agenda y llévala contigo a todos lados. Así sabrás cuáles son tus pendientes.

Otra sugerencia es establecer prioridades. La llegada de un niño genera cambios pero no significa que debas remodelar la casa entera u organizar una gran fiesta para recibirlo. Define cuáles son las cosas que de verdad requieren tu atención. Elige proyectos cortos.

Por otra parte, ¡una sola cosa a la vez! Eso de hacer diversas actividades en un mismo momento solo hará que tu entorno se vuelva un caos y además te generará un desgaste físico y emocional. Inicia una y culmínala, continua así por el resto del embarazo.

Ejercicios para mantener la calma

Aunque resulte cada vez más difícil estar tranquila y calmada, a medida que transcurre el embarazo es fundamental estar en paz. Por eso, en ocasiones podemos recurrir a técnicas de relajación y descanso para dormir bien, además de sentirnos más saludables.

También podemos optar por mnemotécnicas que consisten en tener en la mente datos o ideas que suelen olvidarse con facilidad y que por lo general son difíciles de recordar. Los estudiantes suelen usarla con frecuencia.

Asimismo, resulta muy útil la estimulación cognitiva de la embarazada. Existen libros que muestran una guía de ejercicios para lograr este objetivo. Esta es una forma excelente de mantener la agilidad  mental durante las veinticuatro horas del día.

La maternidad también nos provee de nuevos súper poderes

No todo es malo

Durante el proceso de gestación también ocurren cosas buenas como por ejemplo, el incremento de inteligencia. Esto pasa gracias al aumento de algunas zonas cerebrales. Así que no todo es padecer.

Al dar a luz, este órgano recibe sobreestímulos que nos permiten estar alertas en cada momento. Así que la maternidad también nos provee de nuevos súper poderes. Utilízalos y tomate el acto de dar vida con mucha tranquilidad.