Los beneficios de la linaza en el embarazo

Mientras el hierro aporta beneficios para la formación de tu bebé, la linaza facilita su expulsión. Aquí te explicamos las ventajas de ingerir linaza durante el embarazo.

Muchas hemos escuchado a nuestras madres y abuelas diciendo “si estás embarazada come mucha linaza”. La verdad es que este es uno de los casos en donde la tradición no se equivoca.

La linaza o las semillas de lino fueron descubiertas por las matronas de antes, pero hoy en día están más que comprobados sus beneficios, sobre todo cuando estás en la tan anhelada espera.

Aumenta los fluidos cervicales para el parto y disminuyendo el dolor

La producción de moco cervical es muy importante al momento en que llegan las contracciones. Este recubre las paredes del útero y de canal por el cual nace el bebé.

La linaza ayuda a la formación del moco cervical y asegura una buena constitución del mismo. Todos los fluidos deben estar en su mejor estado y abundancia durante el parto.

En este sentido, la linaza hará que el nacimiento sea más fácil y rápido, de esta manera tu bebé saldrá a la luz de forma más sencilla y tú sufrirás menos durante el proceso.

Prepara el útero para las contracciones

Las semillas de linaza tienen el poder de estimular a tus intestinos, facilitando además procesos como la excreción en tiempos de estreñimiento. Todo lo que entra saldrá más fácil, generando además procesos digestivos mucho más efectivos.

Precisamente, al estimular el funcionamiento de los intestinos, también estimulas tu útero. Esto te ayudará al momento de que se produzcan las contracciones, facilitando y acelerando el parto, en consecuencia, haciéndolo menos doloroso.

Es por este motivo que muchos doctores recomiendan comenzar una ingesta disciplinada de las semillas de linaza a partir de la semana 34 del embarazo.

Ayuda a la fase de recuperación del embarazo

linaza 3

En este sentido, debemos recordarte que el reposo será mucho más largo y necesario según el tipo de parto que vivas.  Los partos más complicados requerirán mayor tiempo y disciplina en los días de reposo.

Pero si la linaza cumple su cometido de proporcionarte un parto más rápido y menos forzado, eso significará que tu cuerpo sufrirá un impacto menor. Por ende, tu cuerpo necesitará un menor tiempo de reposo para su recuperación.

Esto sin contar el efecto directo que tiene este producto para la recuperación de tus músculos, los cuales trabajan más durante el proceso del parto. Sus propiedades alimenticias te ayudarán a recuperar la energía y vitalidad que necesitas para atender al nuevo miembro de la familia y para ejecutar tus actividades normales del día a día.

Te ayuda a combatir el estreñimiento y a controlar tu peso

Hay mujeres que durante el embarazo sufren de estreñimiento y otras que incluso antes de estar en cinta ya experimentaban este tipo de dificultades. Para garantizar que el proceso de excreción sea efectivo la solución es tomar frecuentemente este alimento.

Si lo que te preocupa es el aumento de peso mientras esperas a tu bebé, lo mejor es ingerir este cereal, el cual te nutre de vitaminas naturales y te ayuda a controlar tu peso ya que evita la acumulación excesiva de grasas.

Aumenta la fertilidad

embarazada-tomando-te

Aquellas que desean quedar embarazadas deben consumir este mágico remedio casero. ¿Recuerdas las mucosas cervicales de las que hablábamos? Bueno, ellas no solo son útiles para el parto, sino para el proceso de fecundación.

Un moco cervical fértil facilitará el paso de los espermatozoides hasta el ovulo, permitiendo un proceso de fecundación mucho más adecuado.

Es fundamental que este indicador esté en las condiciones adecuadas. Tú misma podrás reconocerlo, ya que un fluido apto para la fertilidad es transparente, liviano y elástico. Dos cucharadas de linaza diarias ayudarán bastante para que se cumpla tu preciado sueño.

La mejor compañera de la linaza es el agua

Pero de nada servirán las semillas de lino si no las combinas con altas dosis de agua. La misma servirá para que todo fluya adecuadamente dentro de tu organismo. Un cuerpo seco es un cuerpo que dificulta el tránsito de sus insumos y fluidos.

Sin el consumo de agua adecuado la linaza no podrá optimizar las funciones de tu intestino y útero. Combínala con este líquido y procúrate un parto más llevadero.