Los beneficios de la linaza en el embarazo

Gladys · 9 septiembre, 2016
Descubre cuáles son los beneficios de la linaza para el organismo durante el embarazo y también en el momento del parto.

La linaza es un cereal que es frecuentemente recomendado gracias a su potencial nutritivo y a las facilidades que aporta para nuestro proceso depurativo.

Se trata de un alimento rico en fibra que permite la expulsión de desechos y que además, favorece la absorción de los nutrientes de los distintos alimentos que ingerimos.

De esta forma, la linaza se encarga de ayudar al organismo a obtener lo que más necesita y a desechar el resto. A continuación te revelaremos las ventajas de incluir linaza en tu dieta durante el embarazo. ¡Atenta!

Las planta Linum usitatissimum fue descubierta hace siglos en el antiguo Egipto y desde entonces se ha utilizado tanto para confeccionar textiles como fuente de alimento. Las formas de presentación de la linaza son:

  1. Semillas (Conocidas como ”semillas de lino”).
  2. Harina.
  3. Aceite.

Quizás alguna vez hayamos escuchado decir: “si estás embarazada debes comer mucha linaza”. En este aspecto, la tradición no se equivoca en su recomendación ya que, ciertamente, la linaza es un cereal que ayuda a la mujer embarazada a evitar la acumulación de materia innecesaria en el organismo.

Al poder desechar con facilidad el material no requerido por nuestro cuerpo, nuestro bienestar general mejora (o se mantiene) a la perfección, con lo cual, nuestro embarazo resulta mucho más ameno, ya que se reducen las molestias. 

¿Cómo ayuda la linaza en el parto?

La respuesta es muy sencilla: La linaza tiene, en sí, la capacidad de aumentar la producción de los fluidos cervicales para el parto y, por consiguiente, esto facilita la salida del bebé y reduce la intensidad del dolor en el canal de parto puesto que este se encontrará bien lubricado.

linaza 3

Precisamente, al estimular el funcionamiento de los intestinos, también estimulas tu útero. Esto te ayudará al momento de que se produzcan las contracciones, facilitando y acelerando el parto, en consecuencia, haciéndolo menos doloroso.

Los médicos recomiendan incluir cierta cantidad de linaza en la dieta de la mujer a partir de la semana 34 del embarazo.

La linaza ayuda a la formación del moco cervical y asegura una buena constitución del mismo. En el momento del parto, justo cuando llegan las contracciones, el tapón de moco se rompe, y se lubrica el canal por el cual saldrá el bebé.

En este sentido, la linaza hará que el alumbramiento sea más simple y rápido. Igualmente, el bebé podrá deslizarse hacia el exterior con mayor facilidad. 

Como ya hemos visto, la linaza tiene el poder de estimular a tus intestinos, facilitando además la excreción cuando nos encontramos en momentos de estreñimiento. Con la linaza, los procesos digestivos resultan mucho más efectivos.

Todos los beneficios de este cereal.

  1. Combate el estreñimiento.
  2. Controla el peso puesto que evita la acumulación excesiva de grasas. 
  3. Aumenta la producción de moco cervical y con ello, tu fertilidad.
  4. Permite la absorción de los nutrientes necesarios para el organismo.
embarazada-tomando-te

La linaza después del embarazo

Sus propiedades alimenticias te ayudarán a recuperar la energía y vitalidad que necesitas para llevar a cabo tus actividades normales del día a día.

¿Cómo aumenta la fertilidad?

¿Recuerdas el moco cervical del que hablábamos? Bueno, ellas no solo son útiles para el parto, sino para el proceso de fecundación.

Un moco cervical fértil facilitará el paso de los espermatozoides hasta el óvulo, lo cual colaborará con el proceso de fecundación.

Es fundamental que este indicador esté en las condiciones adecuadas. Tú misma podrás reconocerlo, ya que un fluido apto para la fertilidad es transparente, liviano y elástico.

Se recomienda tomar dos cucharadas de linaza a diario para promover la formación de moco cervical durante el último trimestre del embarazo. Sobre todo durante los últimos dos meses.

La mejor compañera de la linaza es el agua

De poco servirán las semillas de lino si no las combinas con altas dosis de agua. Para que la linaza pueda realizar su labor necesita de este líquido para poder fluir libremente por nuestro organismo.

Si el organismo no cuenta con los insumos y fluidos necesarios no podrá realizar sus funciones adecuadamente. Por supuesto, esto incluye el tránsito intestinal.

Recordemos que, sin el consumo de agua adecuado, la linaza no podrá optimizar las funciones de tu intestino y útero. Así que combínala con mucha agua y procúrate una vida mucho más saludable y fértil.