5 cosas que tienen en común los padres de niños exitosos

Amanda · 1 noviembre, 2016

Medir el éxito puede parecer fácil, pero en el caso de los niños exitosos, es difícil orientarnos. Ser exitoso no depende de las notas o la familia que tengamos, como dicen por ahí: es una cuestión de actitud. Por lo general, los padres tienen mucho que ver con el éxito que terminan obteniendo sus hijos. Esto es algo que podemos observar, cuando se evidencia que hay ciertas cosas que tienen en común, los padres de niños de éxito.

Algunos padres piensan que el grado de éxito que pueden tener sus hijos depende de la manera en que los crían. No hay una receta para criarlos con mucho éxito, en gran parte influye la aptitud, actitud y la relación entre los padres. Usualmente, ningún padre quiere que su hijo tenga problemas en el colegio. Todos quieren que sus hijos tengan el mejor rendimiento en sus notas, que superen a los padres.

2980efb209dc9abaf74dc1c487d995b2

Los niños de éxito tienen padres parecidos entre sí

Como venimos diciendo, la propia actitud de los niños es un reflejo de lo que sus padres les han enseñado. Se trata de una cuestión de rutinas y prácticas útiles. Es posible que ciertas familias presionen más a sus hijos con el objeto de hacerlos mejores en todo. No obstante, esto no tiene que ser malo; por eso, puede ser repetido por cualquiera que lo desee.

Para descubrir, cómo se logra tener niños exitosos, observemos qué cosas hacen los padres que lo han conseguido. Las siguientes, son cinco de las prácticas que llevan a cabo los padres de niños de éxito.

Realizar las tareas en casa

La responsabilidad es una de las cosas que los padres quieren inculcarles a sus hijos. En este particular, es importante el cumplimiento de las tareas en casa. Permitir que el niño colabore en labores sencillas de la casa ayudará a que crezcan con sentido de cooperación con sus compañeros. Los niños criados de esta manera sabrán trabajar en equipo.

En este caso, hablamos de tareas como sacar la basura, que doblen su ropa y la ordenen, entre otras cosas. Esto promoverá que el niño comprenda que cada uno tiene sus propias responsabilidades y que la mejor manera de lograr algo es con el esfuerzo propio. Es muy importante que desde pequeños reciban responsabilidades.

inteligencia-emocional

Que tengan habilidades sociales

Si los pequeños tienen una buena interacción social desde el preescolar, podrán ser adultos exitosos. Una buena relación desde el principio permitirá tener compañeros y amigos de manera sencilla y espontánea.

Un estudio de la Universidad de Pensylvania que duró más de 20 años, demostró que los niños que cooperaban con otros, obtenían mejores resultados en la universidad. Esta conexión,  los hizo capaces de entender los sentimientos de los demás, con el fin de resolver sus problemas. Sin embargo, los niños que tenían habilidades sociales limitadas estaban propensos a tener problemas escolares, incluso legales.

Fomentar grandes expectativas

Las expectativas que los padres tienen para sus hijos causan un gran efecto en su logro. La visión de los padres de sus hijos en la universidad, realizando sus metas, hace que los conduzcan a ese objetivo. Influye mucho en el entusiasmo con la que se motive a ir a la universidad.

De acuerdo con un estudio realizado en la Universidad de Michigan, los hijos de madres y padres que estudiaron en la universidad harán lo mismo. En tal sentido, crecen con el interés de desempeñarse profesionalmente en la carrera que quieran elegir.

Vean películas en familia

Establecer una sana relación en la familia

Un porcentaje de los infantes crecen en un hogar conflictivo, padres separados o divorciados. Esta situación provoca que vayan en desventaja en relación a aquellos niños cuyos padres se llevan bien. Se cree que los conflictos familiares afectan negativamente el desarrollo en la infancia.

Un estudio publicado en Diciembre de 2014, explicó que aquellas personas que durante sus primeros años de vida tuvieron un cuidado amoroso, pudieron ser exitosos en la adultez. La investigación reveló que incluso dentro de un nivel económico bajo, era posible el éxito.

Cuando las relaciones interpersonales son mucho más sanas, existe un mayor logro académico. Esto demuestra que es fundamental que los niños tengan un cuidado afectivo durante su infancia para tener potentes efectos positivos en el futuro.

Las matemáticas, enseñanza temprana

Un estudio realizado en Canadá, explicó que los niños que habían desarrollado habilidades matemáticas desde la infancia, tienen grandes ventajas sobre los que no lo hacen. No solamente serán buenos en matemáticas, sino en otros aspectos. De acuerdo con el estudio, estos niños son mejores en la lectura, el orden, los conceptos y la concentración. La enseñanza de las matemáticas desde temprana edad sería de gran ayuda en el futuro a nivel académico y profesional.