3 recetas ricas en yodo para el primer trimestre del embarazo

Fernando Clementin · 20 mayo, 2018
El yodo es un nutriente fundamental durante el comienzo del embarazo. A continuación, te mostramos cómo ingerirlo durante los primeros meses de desarrollo de tu bebé. De todos modos, no dudes en consultar a tu médico si necesitas dosis extra de este elemento.

Casi todas las embarazadas están al tanto de que el consumo de yodo es fundamental en esta etapa. Sin embargo, ¿conocen dónde encontrarlo y el por qué de su relevancia? Además de develar estas dudas, te ofrecemos algunas recetas ricas en yodo para el primer trimestre del embarazo.

¿Por qué se debe consumir yodo en el embarazo?

En primer lugar, el yodo es un nutriente fundamental a la hora de convertir los alimentos en energía y extraer sus propiedades beneficiosas para el organismo. Durante el embarazo, por lo tanto, será uno de los tantos artífices de la maduración del bebé y el bienestar de la madre.

En lo que respecta al crecimiento del feto, el yodo es sumamente importante para su desarrollo cerebral. De hecho, algunas investigaciones relacionan esta carencia con niveles de inteligencia menor e hiperactividad.

Asimismo, se trata de un elemento muy importante para el funcionamiento de la glándula tiroides y para la producción de la hormonas tiroideas, algo que en el bebé todavía no se realiza. Es decir, la madre las genera por ambos. También es importante para la prevención del cretinismo y otros trastornos mentales.

En los casos de mujeres embarazadas en los que se produzca hipotiroidismo por escasez de yodo, aumentan los riesgos de aborto y de problemas de aprendizaje en el futuro para sus hijos. De la misma manera, puede causar otros retrasos en el desarrollo, como el de crecimiento intrauterino; la hipoacusia y otros defectos congénitos también son posibles consecuencias de la falta de yodo.

Recetas ricas en yodo para el primer trimestre del embarazo

La OMS y UNICEF entre otros organismos, sugieren que las mujeres complementen su dieta con al menos 200 mcg diarios de yodo. Sin embargo, esta decisión quedará exclusivamente en manos del profesional que evalúa cada caso particular. A modo de recomendación general, estas recetas ricas en yodo para el primer trimestre del embarazo pueden serte de gran ayuda para llevar una dieta más saludable durante el comienzo de la gestación.

1. Crema de espinacas y zanahoria

Ingredientes

  • Sal.
  • 1 zanahoria.
  • 1/4 cebolla.
  • 1/2 patata.
  • Aceite de oliva.
  • 1/2 taza de espinacas.

Preparación

  1. Pelar y cortar en rodajas la zanahoria y la patata.
  2. Lavar y cortar la espinaca y la cebolla en tiras.
  3. Saltear a fuego medio las verduras (salvo la patata) en una sartén con aceite de oliva.
  4. Luego de 4 minutos, taparlas con agua y ahí sí, agregar la patata. Añadir sal y tapar.
  5. Cocinar por 20 minutos, hasta que las verduras queden blandas.
  6. Colocar todo en la batidora y batir bien.
Las recetas ricas en yodo para el primer trimestre del embarazo.

2. Huevos rellenos de atún y tomate

Ingredientes

  • Sal.
  • 2 huevos.
  • 1/2 litro de agua.
  • 2 cucharadas de salsa de tomate.
  • 1/2 lata de atún en conserva grande.

Preparación

  1. Hervir los huevos en agua con una cucharadita de sal. Hacerlo por 10 minutos desde que el agua entró en hervor.
  2. Sacar, mojar con agua fría y pelar.
  3. Cortarlos a la mitad y sacar la yema para mezclarla con el atún y el tomate.
  4. Colocar esta mezcla en los huevos y servir.

Consejo: puedes añadir queso rallado o gratinar los huevos si así lo prefieres. Te sugerimos, además, complementar este plato con una ensalada con vegetales ricos en yodo, como lo son las zanahorias y la acelga.

Las recetas ricas en yodo para el primer trimestre del embarazo.

3. Garbanzo con acelga y bacalao

Ingredientes

  • Sal.
  • 2 patatas.
  • 1/2 cebolla.
  • 2 tomates.
  • Aceite de oliva.
  • 2 dientes de ajo.
  • 1 hoja de laurel.
  • 1 rebanada de pan.
  • 6 pencas de acelgas.
  • 250 gramos de garbanzos.
  • 750 gramos de bacalao sin sal.
  • 1 cucharadita de pimentón molido.

Preparación

  1. Sofreír los dientes de ajo en aceite de oliva; luego, llevar a la batidora.
  2. Dorar el pan en el aceite por un minuto y también añadir a la batidora.
  3. Freír también el pimentón en lo que quedó de aceite; después, agregarlo al pan frito.
  4. Agregar algo más de aceite e incorporar el tomate pelado y en trozos y la cebolla. Tapar al cocinar y, tras aproximadamente 10 minutos, llevar a la batidora.
  5. Añadir algo de agua y triturar.
  6. Colocar un litro de agua en una olla y hervir. Cuando esté caliente, echar los garbanzos remojados y el laurel.
  7. A esta olla, añadir lo triturado en la batidora junto con las patatas y las acelgas ya lavadas.
  8. Cerrar y cocinar por 20 minutos.
  9. Añadir el bacalao y cocer por 10 minutos a fuego lento. Si es necesario, rectificar de sal al final.
  10. Servir con cuidado, ya que el bacalao puede romperse fácil.
Si bien a través de estas recetas ricas en yodo para el primer trimestre del embarazo puedes conseguir este nutriente, también puedes obtenerlo a través alimentos como las nueces secas, las avellanas, los pescados de agua salada, y ciertas frutas, como la piña, la manzana y los higos. En última instancia y fundamentalmente, también se encuentra en la sal yodada. Con respecto a esta, lo ideal es seguir las instrucciones del médico para su uso.