3 posturas de yoga para quedar embarazada

Amanda · 28 mayo, 2017

El yoga es una disciplina milenaria que tiene mucho que ver con el equilibrio entre cuerpo y mente. Las posturas de yoga son recomendadas para mejorar distintas funciones del organismo, incluso resulta beneficiosa en el embarazo. Por lo tanto, también se cree que ayuda con el tema de la fertilidad, pues es un asunto que requiere el acondicionamiento integral del organismo.

Una fertilidad óptima depende de distintos factores. Se cree que la mente tiene mucho poder en este aspecto. Por ejemplo, el estrés puede ser una de las principales causas de infertilidad. Además, guarda mucha relación con el bienestar físico.

La persona sana, que se alimenta bien y sigue pautas saludables, es aquella que puede practicar yoga con más facilidad. En consecuencia, favorece los aspectos encargados de que nuestra fertilidad sea la apropiada. Afecta tanto a mujeres como a hombres, por lo tanto, sería un plus que la pareja lo practicase.

Algunas posiciones de yoga son más recomendables cuando queremos fortalecer nuestra fecundidad. Al mismo tiempo, estas podrían aportar flexibilidad, relajación y predisposición para conseguir el embarazo. Sin necesidad de hacer mayores esfuerzos podemos recibir los beneficios de estas técnicas, pues forman parte del yoga clásico.

Ustedes se preguntarán cómo el yoga puede mejorar la fertilidad. Es sencillo, aumenta las probabilidades de quedar embarazada, porque predispone al cuerpo a nivel físico y mental. Es decir, la salud reproductiva se ve estimulada en aspectos claves. Además, influye en uno de los puntos más importantes cuando se busca un hijo, la relajación.

Ya sabemos que lo que estás pensando, si tienes un problema en los ovarios que necesita cirugía, cómo lo va a resolver el yoga. Pues, te contamos que los tratamientos médicos funcionan mejor cuando tenemos más tolerancia.

Mientras tengamos una mentalidad positiva y presentemos menos estrés, las probabilidades de éxito son mayores. Por ejemplo, se cree que en verano las técnicas de reproducción asistida son más efectivas. ¿Por qué? Porque no estamos trabajando, salimos de viaje, dormimos hasta tarde. En fin, el cuerpo tolera mejor los tratamientos y se recupera más rápido.

Postura de yoga que te ayudarán a quedar embarazada

 

Las siguientes posturas han sido transmitidas por los especialistas durante muchos años. En épocas recientes se ha configurado una estructura que los expertos consideran favorables para la fertilidad. Recuerda que es precisa la intervención de un instructor certificado cuando queremos comenzar estas rutinas. A continuación te contamos cuáles son y cómo realizarlas.

El puente

 

La postura de puente forma parte de la rutina básica del yoga. Quienes ya lo practicaron saben más o menos de qué se trata, si tienes dudas, te explicamos  el procedimiento.

  • Acostada mirando hacia arriba, flexiona las rodillas y mantén los pies apoyados sobre el suelo
  • Con los pies todavía pegados al piso, acércalos lo más que puedas a los glúteos
  • En esa posición toma aire profundamente y exhala de manera prolongada. Mantén una respiración relajante
  • Luego, levanta la pelvis con mucho cuidado, al tiempo que muslos y pies se hallan paralelamente ubicados
  • Esta posición debes mantenerla durante un minuto, descender y repetir.

 

El zapatero

Es otra de las posturas clásicas del yoga, la cual no requiere mayor esfuerzo. Pese a ello, te recordamos que si estás iniciando, debes tener cuidado con los movimientos, para evitar posibles lesiones.

  • Sentada en el suelo, estira las piernas hacia el frente
  • Flexiona las piernas hacia tu ingle, con la planta del pie hacia adentro
  • Baja las rodillas y colócalas sobre el suelo, tratando de que ambos pies estén juntos
  • Mantén la postura por un minuto, pero intenta que no haya tensión en las piernas, solo relaja un poco.

Piernas en la pared

 

Es una posición bastante sencilla que se recomienda muy especialmente para favorecer la fertilidad. Algunas personas la indican inmediatamente después de tener relaciones sexuales cuando se quiere buscar un hijo, porque supuestamente estimula la movilización de la esperma. Sin embargo, no hay evidencia científica de que esto ayude a los espermatozoides a llegar al útero.

  • Acostado en el suelo cerca de la pared, con el vientre hacia arriba
  • Extiende las piernas hacia arriba sobre la pared, hasta formar un ángulo de 90º. Procura que la posición sea cómoda, es decir, que no sea forzada o te cause alguna molestia en la espalda
  • Mantén esta posición entre dos y cinco minutos. Inhala y exhala regularmente, procurando la relajación
  • Inhalando despega las rodillas del suelo, exhala mientras las extiendes hasta llegar a la posición inicial.