10 tips para enseñar a los niños a ordenar la habitación

Óscar Dorado · 11 junio, 2018
¿Cuántas veces le habrás dicho a tu hijo que ordene su habitación? Para contribuir a solucionar la problemática que conlleva, este artículo te ofrece algunos tips que pueden ser clave para ayudar a los niños a lograr una mayor organización.

En muchas ocasiones sucede que, cuando pides a tu hijo que ordene la habitación, descubres que no ha hecho casi nada. Para resolver este problema que afecta a muchas mamás, es necesario enseñar a los niños a ordenar la habitación teniendo en cuenta algunos consejos.

Las habitaciones de los niños suelen ser pequeñas, a menudo compartidas y, en general, carecen de espacio de almacenamiento incorporado. Sin embargo, estos cuartos albergan prendas de ropa fuera de temporada e incluso juguetes sobrantes.

Asimismo, los niños no pueden mantenerse organizados cuando el armario está abarrotado, los cajones están llenos y los juguetes cubren toda la superficie de la alfombra. La solución es ordenar, almacenar y simplificar.

10 tips para enseñar a los niños a ordenar la habitación

Los niños y las habitaciones desordenadas no son nada nuevo. Aquí tienes algunos consejos para ayudar a los niños pequeños a ordenar su habitación:

1. Ten un lugar para cada artículo

Un lugar para todo y todo en su lugar es un adagio que suena a cierto en las habitaciones de los niños pequeños. Con un lugar para todo, estarán más dispuestos a poner los objetos de nuevo en su lugar y aumentarán su disfrute la próxima vez, cuando tengan que encontrar alguno de sus preciados juguetes.

2.- Proporciona mucho espacio de almacenamiento

Para ofrecer más espacio de almacenamiento, te recomendamos instalar armarios empotrados, cajones, unidades de almacenamiento, ganchos o cestos. Todos ellos deben estar a una altura y posición que sean fáciles de acceder para los niños.

Asimismo, puedes etiquetar los estantes y papeleras para ayudar al niño a saber dónde van algunos objetos. Si el pequeño aún no sabe leer, puedes incluir fotos y símbolos.

3. Pon en orden una rutina

Establecer una política de rutina de limpieza puede funcionar para tus hijos y para toda la familia aplicando pequeños cambios. Las ideas pueden incluir hacer la cama cada mañana, colgar las mochilas al regresar de la guardería o recoger los juguetes antes de sacar otros.

Para resolver el problema del desorden, es necesario enseñar a los niños a ordenar la habitación.

4. Utiliza las estanterías

Las estanterías no solo son excelentes para depositar los libros, sino también para exhibir algunos de sus juguetes y obras de arte que haya diseñado el pequeño.

5. Proporciona asistencia cuando lo necesite

Dependiendo de la edad del niño, deberás ayudar al pequeño a poner en marcha la limpieza. Para los niños más pequeños, puedes aprovechar para interpretar juegos o historias que fomenten la limpieza, mientras les enseñas valores como la independencia y la responsabilidad por sus cosas.

6. No utilices sobornos ni recompensas

Para ayudar a fomentar la independencia del niño y administrar el orden en su habitación, no debes recurrir a sobornos ni recompensas. Ciertamente, funciona mejor si son guiados y alentados durante el proceso.

“Con un lugar para todo, estarán más dispuestos a poner los objetos de nuevo en su lugar”

7. Muestra al niño dónde guardar la ropa

Comienza con una pila de ropa y coloca las prendas donde pertenecen. Si los niños no saben cómo colgar la ropa, este es un buen momento para enseñarles. Cuando se termina una pila, podéis avanzar a la siguiente hasta que la habitación esté ordenada.

8. Utiliza contenedores

Las cajas de juguetes y los estantes abiertos no son un lugar para almacenar las posesiones de los niños. Para organizar los juguetes, la mejor solución es almacenarlos en contenedores.

Ciertamente, puedes usar contenedores de plástico para juguetes más pequeños, recipientes con tapa más grandes para bloques, camiones y automóviles o para animales de peluche.

La ventaja que ofrecen los contenedores es que ayudan a los padres a controlar la cantidad de juguetes en uso al mismo tiempo, ya que tan pronto desean jugar con un nuevo juguete, están obligados a depositar el juguete anterior en su contenedor pertinente.

9. Organiza de abajo hacía arriba

Como corresponde a la estatura de un niño, te aconsejamos comenzar a organizar desde el fondo de la habitación y avanzar hasta la cima. Asimismo, la mayoría de los juguetes y pertenencias usados ​​deben situarse en los estantes inferiores, en los cajones inferiores o en el suelo. Los niveles más altos están designados para las posesiones menos utilizadas con frecuencia.

Las estrategias para enseñar a los niños a ordenar la habitación te permitirán calmar el desorden.

10. Involúcrate en el proceso

El último consejo que te recomendamos para enseñar a los niños a ordenar la habitación es que te involucres en el proceso. En asociación con tu hijo, tienes más posibilidades de diseñar un esquema de organización que tenga sentido para el pequeño; si están involucrados en el esfuerzo, pueden comprender mejor la lógica de la organización y mantener su habitación en buen estado.

Finalmente, prueba estas sencillas estrategias para enseñar a los niños a ordenar la habitación; te permitirán calmar el desorden y poner un poco de cordura en las habitaciones de los niños. Recuerda que una correcta organización es algo que los niños llevarán consigo toda la vida.