10 consejos para aumentar las defensas en los niños

Amanda Sánchez Peralta · 17 abril, 2019
Este artículo ha sido verificado y aprobado por el médico Nelton Ramos el 17 abril, 2019
Un estilo de vida saludable ayuda a mantener a raya las enfermedades o bien, disminuir su impacto. Por tanto, enseñar, mantener y dirigir buenos hábitos en los niños es fundamental para que estén sanos y fuertes. 

Gran parte de los potenciales problemas de salud que sufren los niños pueden prevenirse si aumentamos sus defensas. Aunque el organismo cuenta con sus propios mecanismos inmunitarios, este sistema se puede ayudar por distintos medios. Por ejemplo, mediante la alimentación podemos proteger a los pequeños de posibles enfermedades.

El primer alimento probadamente efectivo que se recomienda para este propósito es sin duda la leche materna. Sin embargo, a lo largo de la infancia, el pequeño puede ver disminuidas sus defensas debido a alteraciones específicas.

Por ejemplo, cuando padecemos una larga enfermedad o llevamos a cabo un tratamiento farmacológico prolongado, es posible que el sistema inmune colapse.

De igual manera, se han identificados ciertos rasgos relacionados a la época del año, que hacen posible la proliferación de virus. Es decir, algunas enfermedades son más frecuentes en estaciones específicas, por lo cual es conveniente mejorar la dieta en este período.

¿Cómo ayudarlos a aumentar las defensas?

aumentar las defensas

Algunos niños necesitan subir sus defensas debido a circunstancias particulares en su salud. Sin embargo, en cualquier caso es interesante poder conocer una línea alimentaria que provea al organismo de energía y potencie su sistema inmune.

La Asociación de Familias de Niños con Cáncer de Castilla la Mancha, AFANION, ha publicado una serie de consejos dietéticos para favorecer el aumento de las defensas. Estas recomendaciones se fundamentan en los cuidados aplicados a niños con necesidades particulares, como es el caso del niño con cáncer.

Como sabemos, estos niños sufren de una enfermedad y un tratamiento que los debilita. Por lo tanto, su dieta debe ser renovadora.

De acuerdo con los especialistas, este tipo de dieta es aplicable a cualquier persona que requiera aumentar sus defensas. No constituye un riesgo cuando es precisa una recuperación. Es fundamental para prevenir los principales contagios por hongos, bacterias y virus.

Consejos para aumentar las defensas

aumentar las defensas 4

La AFANION aconseja las siguientes pautas alimentarias para contribuir al aumento de las defensas en los niños.

  • Opta por darles de comer alimentos cocidos sobre los crudos. A veces preferimos una ensalada porque estimamos que es lo más saludable, pero conviene que tengamos preferencia por las papillas o purés cocidos.
  • Evita las frutas que se coman con piel o sean difíciles de lavar. Acostumbra a que este tipo de alimentos vengan pelados, por ejemplo los plátanos, naranjas o mandarinas
  • Evitemos los zumos envasados o frutas procesadas.
  • Es conveniente eliminar en lo posible de la dieta queso fresco, roquefort o azul, fiambre y huevos crudos.
  • La bollería, dulces y natas, no son recomendables en esta dieta.
  • Utiliza exclusivamente el aceite de oliva para cocinar y sazonar las comidas.
  • La esterilización de los alimentos es muy recomendable, por ello, es preferible usar la olla exprés para cocinar.
  • Procuremos que el niño tenga sus propios cubiertos y vasos, con la idea de que no tenga que compartirlos con otra persona.
  • Cuida la higiene de las manos, los utensilios y el lugar para cocinar. El niño también debería lavar sus manos regularmente.
  • Es muy importante preocuparnos por la conservación de los alimentos, para evitar que se contaminen en el descongelamiento o por la exposición inadecuada al calor.
  • Incluye en la dieta alimentos ricos en probióticos, por ejemplo yogures y leches fermentadas. También es recomendable la fibra pebriótica, que podemos encontrar en alimentos como la cebolla, el plátano o el trigo.
  • Grasas naturales, pan, arroz, pasta, patata, legumbres, vitaminas A, E y D; no deben faltar en la dieta para aumentar las defensas. Asimismo, es recomendable el consumo de minerales como el zinc, hierro y magnesio.

Otras recomendaciones

  • Mantener una temperatura estable y apropiada dentro del hogar.
  • Procurar que el niño esté alejado del humo de tabaco u otros.
  • Dedica unos diez minutos del día a ventilar la casa.
  • Asegúrate de que el niño duerma bien durante la noche, que descanse adecuadamente durante el día y de necesitar una siesta, que la tenga.
  • Procura que el niño realice ejercicio de acuerdo a su edad y condición física.

El problema de tener las defensas bajas es que nos podemos enfermar con facilidad si no adecuamos nuestros hábitos. Para evitar posibles enfermedades mientras intentamos aumentar las defensas, es conveniente tomar en cuenta los aspectos anteriores.

  • Calder, Philip. (2013). Feeding the immune system. The Proceedings of the Nutrition Society. 72. 1-11. 10.1017/S0029665113001286.
  • Simon, A Katharina et al. “Evolution of the immune system in humans from infancy to old age.” Proceedings. Biological sciences vol. 282,1821 (2015): 20143085. doi:10.1098/rspb.2014.3085
  • Rytter, M. J. H., Kolte, L., Briend, A., Friis, H., & Christensen, V. B. (2014). The immune system in children with malnutrition – A systematic review. PLoS ONE. https://doi.org/10.1371/journal.pone.0105017