10 claves para tratar la piel áspera durante el embarazo

La piel es uno de los órganos que más cambios sufre durante el embarazo. A continuación. te contamos algunas claves para mantenerla tersa y suave.
10 claves para tratar la piel áspera durante el embarazo
Maria del Carmen Hernandez

Escrito y verificado por la dermatóloga Maria del Carmen Hernandez el 20 mayo, 2021.

Última actualización: 20 mayo, 2021

El periodo de gestación es una etapa de cambios fisiológicos complejos e importantes. De hecho, la piel áspera durante el embarazo es una de esas manifestaciones. Los cambios de la piel incluyen cambios en la pigmentación, alteraciones del sistema vascular y del tejido conectivo. Todos ellos modifican la textura de la dermis a la palpación.

Claves para manejar la piel áspera durante el embarazo

El embarazo provoca en las mujeres las ganas de preocuparse y ocuparse más de ellas. Debido a los cambios notorios que se experimentan en el cuerpo, las embarazadas deciden abocarse más a la belleza o incursionar en rutinas de skincare aptas para ellas.

1. Uso de protector solar

Las mujeres embarazadas tienen mayor predisposición a desarrollar máculas hiperpigmentadas en el rostro o acentuación de la hiperpigmentación de determinadas zonas del cuerpo. El cloasma o máscara del embarazo se refiere a una hipermelanosis adquirida en la piel que se caracteriza por máculas marrones distribuidas de manera simétrica en las áreas expuestas al sol.

Para evitar estas manifestaciones en la epidermis, se recomienda el uso de protector solar de manera diaria y constante. Además, se debe reaplicar cada dos horas y optar por aquellos que poseen un FPS de 30 o mayor.

Mujer embarazada en la playa aplicándose crema solar para tratar la piel seca durante el embarazo.

2. Crema humectante diaria

Las alteraciones en el tejido conectivo provocan modificaciones en el tramado de la piel. Por ende, esta se encuentra más sensible a los cambios bruscos y se torna más vulnerable.

El uso todos los días de crema humectante es una opción recomendable para mantener la barrera protectora de piel sana y eficiente. Incluso, contribuye para prevenir la generación de las tan indeseadas estrías.

3. Exfoliación

Se recomienda utilizar una esponja vegetal durante el baño y realizar movimientos suaves y circulares para contribuir con la descamación y renovación natural de la epidermis. Si bien existe la posibilidad de realizar peeling con ácidos químicos, no es lo ideal, debido a la mayor predisposición de la piel a desarrollar manchas de hiperpigmentación.

4. Limpieza facial

La limpieza de la piel, ya sea corporal o facial, es importantísima tanto en las embarazadas como en las mujeres que no lo están. Se debe realizar antes de dormir para limpiar la piel del smog, maquillaje o suciedad. A su vez, también se debe realizar al comenzar el día para eliminar restos de células muertas. Se puede llevar a cabo con agua micelar o gel de limpieza sin realizar tanta fricción.

5. Alimentación balanceada

La alimentación influye mucho en el estado de la piel durante el embarazo. Lo ideal, es llevar una dieta equilibrada y sana. Es decir, tratar de no abusar de los alimentos grasos para no estimular los brotes de acné o la piel grasa. La alimentación debe ser variada, rica en vitaminas, sales minerales, verduras, frutas y carnes.

6. Hidratación correcta para trata la piel seca durante el embarazo

La hidratación no solo es importante para mantener el organismo en óptimas condiciones, sino que contribuye con las funciones esenciales de la piel. Se recomienda la ingesta de un litro o un litro y medio de agua al día. No obstante, esta también puede ser bebida en infusiones o jugos.

7. Jabones neutros o syndet para evitar la piel áspera en el embarazo

La piel de la embarazada es más propensa a la sequedad y se torna más áspera, por lo que el uso de emolientes contribuye a mantener la superficie cutánea sana. Los jabones cremosos, syndet (sin detergentes) o de pH neutro contribuyen con la humectación de la piel.

8. Buen descanso

Descansar y dormir la cantidad de horas necesarias es esencial para el rejuvenecimiento y mantenimiento de una piel sana. Cuando se logra dormir entre 8 y 10 horas y se hace rutina, la piel se torna más brillante, más fresca, joven y elástica. Por lo tanto, dormir bien no solo repara, sino que también tonifica.

Mujer embarazada durmiendo plácidamente tras aplicar los consejos para mejorar el sueño durante el embarazo.

9. Evitar el alcohol, tabaco y cafeína para tratar la piel seca durante el embarazo

Tomar café, beber alcohol o fumar son de por sí factores negativos para el correcto desarrollo del bebé. Además, afectan la calidad de la piel de la embarazada. Estos malos hábitos generan radicales libres que actúan sobre el colágeno y elastina, dando como resultado una piel con menor firmeza y elasticidad y con mayores líneas de expresión o arrugas.

10. Utiliza antioxidantes

El uso de antioxidantes tópicos busca neutralizar el exceso de radicales libres, al reducir o prevenir el ataque a las estructuras celulares por parte de agresiones ambientales como las siguientes:

  • Radiación ultravioleta.
  • Humo del cigarrillo.
  • Contaminantes del aire.

Los antioxidantes más conocidos son la Vitamina A, Vitamina E, Vitamina C, coenzima Q10, té verde o el resveratrol.

Piel áspera y embarazo

En definitiva, las alteraciones endocrinas, inmunológicas y metabólicas, junto con los hábitos y factores externos ambientales, condicionan la calidad de la piel. En consecuencia, toda rutina de skincare para la embarazada debe incluir limpieza, hidratación y protección.

Te podría interesar...
Cambios en el cabello y la piel durante el embarazo
Eres MamáLeerlo en Eres Mamá
Cambios en el cabello y la piel durante el embarazo

Los cambios en el cabello y la piel durante el embarazo son procesos fisiológicos. Aprende más de ellos para no preocuparte en esa etapa.