Vitaminas para la fertilidad

Gladys · 14 agosto, 2016

Concebir un hijo es el anhelo de toda pareja, por eso en esta oportunidad queremos ayudarte a incrementar tu fertilidad a través del consumo de una serie de vitaminas que detallaremos a continuación.

Todo lo relacionado con el embarazo debe ser asumido con responsabilidad, dado que es indispensable procurar la salud de los padres que quieren procrear, de la mujer que desea quedar embarazada y posteriormente del bebé que será concebido.

Aunque concretar un embarazo es muy fácil para algunas personas, para otras supone un esfuerzo que implica prepararse física, mental y emocionalmente.

En esta oportunidad nuestra intención va dirigida a ayudarte a condicionar tu organismo para que esté en óptimas condiciones y de esta manera sea más sencillo concretar la fecundación del óvulo.

Existen muchas maneras de potenciar la fertilidad, desde tratamientos naturales hasta más complejos como la estimulación ovárica o la fertilización in vitro.

Cada uno tiene sus márgenes de efectividad. Pero hay uno que consideramos indispensable, porque no se trata solo de quedar embarazada, sino de cuidar la salud de los padres y el bebé.

El consumo de vitaminas está asociado directamente con la alimentación sana, como seguramente ya sabes estos elementos no solo se obtienen de fármacos sino de diversos alimentos.

Alimentos con los que podemos obtener los nutrientes que requiere nuestro cuerpo para lograr un equilibrio hormonal y lograr el tan anhelado embarazo.

Pareciera una obviedad decir que la concepción de un hijo es cosa de dos. Sin embargo, merece la pena recordarlo porque usualmente cometemos el error de creer que toda la responsabilidad de la fertilidad recae sobre la mujer.

La vitamina D potencia la función sexual del hombre y la mujer

Así que alejándonos de este paradigma y teniendo en cuenta que la labor del hombre es tan fundamental como la de la mujer, queremos ofrecer una lista de las vitaminas ideales para fortalecer la fertilidad de ambos.

Vitaminas para ella

Vitaminas 3

El ácido fólico es una fuente de micro elementos indispensables para que se produzca el embarazo y posteriormente para que se forme de manera adecuada el feto, dado que esta vitamina tiene un papel fundamental en la división embrionaria.

  • Vitamina C. Esta puede ser considerada la reina de las vitaminas debido a sus múltiples propiedades para fortalecer la salud.
    En el caso de las mujeres que desean quedar embarazadas.

Se recomienda comer frutas con alto contenido de vitamina C, como toronjas y naranjas,  estas frutas promueven la producción de la hormona progesterona, que es una de las protagonistas en el ciclo de ovulación

  • Vitamina B6. Estudios han comprobado que este elemento mantiene equilibrados los niveles de progesterona y estrógenos en la mujer, sobre todo durante la fase lútea que se sitúa inmediatamente después de la ovulación.

Las vitaminas pueden encontrarse en frutas, verduras y legumbres

Vitaminas para él

  • L- Carnitina. Este complejo vitamínico ayuda al hombre a potenciar la movilidad de los espermatozoides, permitiendo que aumente la probabilidad de embarazar a su pareja.
  • Coenzima Q10. Seguro que has notado que en las cremas para prevenir las arrugas se encuentra este enzima. Y es que se usa para reponer los niveles de coenzima Q10 que va perdiendo el cuerpo a medida que envejece. Lo cierto es que a ellos les conviene cuidar los niveles de este elemento, porque beneficia la producción y movilidad de los espermatozoides.
  • Vitamina A. Gracias a su propiedad antioxidante, es ideal para conservar el buen estado y funcionalidad del aparato reproductor masculino.
  • Vitamina B12. Si un hombre cuida sus niveles de esta vitamina en su organismo, estará procurando aumentar considerablemente la producción de espermatozoides y, por ende, la posibilidad de concretar un embarazo.

Vitaminas para ambos

Vitaminas 1

  • Vitamina E está asociada a la función reproductora tanto del hombre como de la mujer. Esta vitamina es ideal para eliminar los radicales libres del organismo y, por si fuera poco, es fundamental en la producción de óvulos y espermatozoides.
  • Vitamina D. Potencia las funciones reproductivas en el hombre y la mujer de una manera tan significativa que los casos de infertilidad en muchas ocasiones están asociados a la falta de este elemento en el organismo.

Es importante cuidar nuestra salud y controlar los procesos hormonales que se desarrollan en nuestro cuerpo. Por eso se recomienda tener una alimentación sana y visitar regularmente al médico, para que detecte cualquier falta de estos complejos y nos recomiende una dieta que aumente nuestra fertilidad.