El violín: instrumento ideal para el aprendizaje de tu hijo

Gladys 22 marzo, 2017

El poder de la música es indiscutible, sobre todo, cuando se trata del efecto que tiene en los niños. Por esta razón, si deseas que tu chiquitín desarrolle nuevas habilidades y obtenga múltiples beneficios con un instrumento musical, no hay nada mejor que regalarles un violín.

Tener la posibilidad de que tu hijo crezca con el placer de aprender sobre los secretos de la música a través de este instrumento es un privilegio. Con un arco y un violín podrán volar hacia un paraíso real lleno de sueños, melodías y sentimientos que se funden uno a uno en cada acorde que provenga de su inspiración.

El violín ayuda a desarrollar la inteligencia y la concentración en los niños

De acuerdo con varios estudios, los chiquitines que aprenden a tocar este hermoso instrumento musical tienen la oportunidad de desarrollar gran parte de sus capacidades cognitivas y neuronales, las cuales se van a reflejar en su rendimiento escolar y en la construcción de su propia identidad.

En este sentido, además de permitir que llenen su vida de arte y pensamientos libres, podrán alcanzar altos niveles de inteligencia, concentración, superación y decisión.

Todos los padres soñamos con que nuestros hijos puedan practicar algo que les guste y que les permita evolucionar como seres humanos. Por lo tanto, si aún no has descubierto cómo puedes motivarlos para que practiquen una actividad interesante, te recomendamos que les presentes este maravilloso instrumento.

Beneficios del violín para los niños

Muchas investigaciones han coincidido en que la música es un mecanismo excelente para que los más pequeños de la casa aprendan a controlar hechos negativos como la depresión, la ansiedad, la agresividad, las dificultades de concentración y la constante pérdida del autocontrol.

Esto se debe a que aprender a tocar violín y cualquier otro instrumento afecta sobre una zona del cerebro que se vincula con estas situaciones. Por lo tanto, cuando se estimula de una manera positiva, los niños aprenden a manejar escenarios que se vinculen con estas emociones.

Aprender a tocar violín ayuda a mejorar el rendimiento escolar

De hecho, James Hudziak, experto en psiquiatría pediátrica, descubrió que aprender a tocar violín puede ser mucho más efectivo, que un tratamiento farmacológico para un niño con problemas de depresión.

Además de esto, queremos enseñarte otros beneficios que pueden obtener nuestros retoñitos, gracias al violín:

  • Facilita la creación de lazos afectivos entre las personas que le rodean
  • Desarrollan la solidaridad y la cooperación como sus principales valores en lo social
  • Reduce los niveles de estrés y ansiedad
  • El sistema inmunológico se refuerza.
  • Permite tratar desórdenes alimentarios, como la bulimia y la anorexia, ya que desarrolla un área del cerebro que se vincula con el placer, la recompensa y la motivación
  • Agudiza la memoria
  • Se derrumba el miedo escénico
  • Fortalece la autodisciplina
  • Incrementa la autoconfianza
  • Impulsa la perseverancia
  • Aporta nuevos conocimientos sobre cultura e historia
  • Enseña el delicado arte de escuchar
  • Estimula la creatividad
  • La diversión se presenta de forma diferente y sana

No hay dudas de que el violín se puede convertir en el aliado perfecto para el crecimiento de tu hijo. Enséñale lo hermoso de su sonido, incentívalo a desarrollar nuevas capacidades y acompáñalo en este proceso, que, quizás, se transforme en un verdadero sueño.

¿A qué edad se aprende a tocar violín?

Si sueñas con que tu bebé aprenda a tocar el violín, te recomendamos que lo estimules desde tu barriguita. Cuando esté en tu vientre, escucha música para que lo estimules y se sienta identificado al nacer.

Algunas escuelas de música dan clases especiales para la estimulación temprana de los niños y el mundo musical. Por lo general, realizan actividades que permiten despertar ese interés por la música y a desarrollar esa capacidad de definir los sonidos con más detalles.

La edad ideal para tocar violín es a partir de los 4 años

Ahora bien, no te preocupes si no tuviste la oportunidad de empezar de esta manera. Los especialistas de la música insisten en que mientras más pequeños entren en este mundo, mucho mejor. Por lo tanto, la edad perfecta para que reciban clases de violín es a partir de los cuatro años.

Por supuesto, esto no quiere decir que si han crecido un poco, ya no tienen posibilidades. Lo importante es que sientan un verdadero interés y tengan la motivación para hacerlo.

Apóyalos siempre en sus metas y no los obligues a hacer nada que no les guste. Permíteles soñar y hacer de su vida la mejor canción.

Te puede gustar