¿De verdad queremos ser padres?

Llega un momento en la vida en que todos nos hacemos mayores. El proceso de maduración es inherente al ser humano. A veces tenemos pareja, otras no, pero se despierta en nosotros un sentimiento de necesidad de dejar descendencia y compartir nuestro mundo. Ese es el momento en que debemos hacernos esta pregunta, ¿realmente queremos ser padres?

A veces, son los propios usos y costumbres de la sociedad quienes nos empujan a la necesidad de traer un niño al mundo. Pero esta oportunidad que nos brinda la vida, no siempre es bienvenida por todos. Así pues, hemos de respetar las opiniones de los demás.

No obstante, para aquellas personas que tienen la oportunidad de ser padres, pero dudan, les vamos a dar una serie de consejos. Estos consejos vendrán en forma de preguntas, porque para concebir y criar un hijo, hemos de tener una gran seguridad. Si no lo tienes claro, tal vez no sea tu momento, o quizás crees que no es el momento. Pero antes de desechar la idea, responde a…

Preguntas para saber si queremos ser padres

Ten en cuenta que traer un niño a tu vida es un cambio total. Tus costumbres, tus manías, tus hábitos… todo va a cambiar y la mayor parte de tu mundo girará en torno al nuevo retoño. Así pues, antes de tomar una decisión precipitada, hazte estas preguntas:

¿Tengo tiempo para tener un niño?

Lo primero y principal es saber si tienes tiempo para criar a un niño. Si no es el caso, hay dos opciones. Una, no tenerlo. Dos, buscar y organizarte tu vida de otra forma. Tu hijo te va a necesitar a su lado muchas horas. Su crianza, su descubrimiento del mundo, su educación… Su vida está en tus manos, así que no te lo tomes a la ligera. Es una pena tener un pequeño para que lo críen los abuelos o sus cuidadores mientras tú te pierdes sus grandes momentos.

persons-731514_960_720

¿Tengo una situación económica holgada?

En muchos países no tienen posibilidad de elegir. Las condiciones y la falta de educación son clave en este punto. Pero nosotras sí podemos elegir ser padres o madres.

¿Tenemos la situación financiera suficientemente holgada para traer un niño? Son muchos los gastos que conllevan. Pañales, ropa, guardería, materiales, mobiliario, comida… ¿Realmente puedo darle la vida que quiero y que se merece?

¿Qué es ser padres?

Puede parecer una pregunta simple, pero no lo es. Ser padres no es sencillamente ser los progenitores biológicos de un niño. Implica una responsabilidad total sobre la vida del pequeño. Debéis tomar las decisiones más importantes de sus primeros años de vida.

Elegir el menú, la educación, la escuela infantil, qué hacer en vuestro tiempo libre, cómo organizaréis las tareas de casa entre todos… Es una responsabilidad muy grande que ya no tiene fin, pues vuestro retoño lo será toda su vida.

¿Tenemos claro todos que queremos un bebé?

En padres y madres solteras, no hay problema, pues solo una persona tiene que tenerlo claro. Pero en pareja, es necesario que ambos estén totalmente convencidos. Traer un niño al mundo requiere una enorme responsabilidad para toda la familia.

No es algo de lo que más adelante te puedas arrepentir, pues una vez el bebé ha llegado, debéis entregaros en cuerpo y alma a su crianza. Si alguien duda, el principal damnificado es el pequeño, que a su vez es el que menos culpa tiene.

¿Qué sacrificios haré por el niño?

Como es lógico, dado que tu vida dará un vuelco total, tendrás que hacer sacrificios. En general, el principal damnificado es el tiempo libre. Esos huecos que usas para hacer deporte, quedar con amigos o salir a tomar algo se reducirán drásticamente.

Si ambos estáis dispuestos a sacrificar esos ratos o otras cosas importantes durante unos años, adelante. De lo contrario, tal vez os lo debáis pensar un poco más.

bebe-1090639_960_720

¿Qué pasará con mi vida sexual?

Tal vez haya personas a las que le parezca una pregunta frívola, pero no lo es en absoluto. El sexo es tan necesario en los seres humanos como el reír o disfrutar. Y con la llegada del niño, el cansancio y la falta de tiempo no tardan en aparecer. ¿En serio estáis preparados para aparcar vuestra vida íntima unos largos meses? No hemos de olvidar que los encuentros serán más esporádicos y menos duraderos, es importante tenerlo en cuenta.

Háganse estas preguntas antes de ser padres, pues para que vuestro niño sea feliz como se merece, vuestra seguridad, compromiso y convencimiento ha de ser total.

Categories: Preconcepción Etiquetas:
Te puede gustar