¿Podemos prepararnos para ser padres?

Adrianazul 24 febrero, 2016

Hay quienes dicen que nadie está preparado para ser padre o madre, que los niños no vienen con manual de instrución y que la crianza de sus hijos es el mayor reto que les ha tocado asumir, pero si de verdad te preguntas ¿podemos prepararnos para ser padres?, la respuesta es sí.


Probablemente no lo sabrás todo, pero algo sabrás y eso es importante. Actualmente hay mucha literatura que puede ayudarte a criar a tus hijos, puedes tomarte esta labor como una carrera para la cual es necesaria estudiar.

El conocimiento es luz, ya lo sabes, y ya seguramente sabrás que entre la teoría y la práctica hay algunas diferencias, irás amoldando los conceptos a la realidad de tu hogar, a la vivencia con tu hijo, pero insisto tener una idea de qué hacer frente a ciertas te da mucha ventaja.

Por lo general, cuando pensamos en prepararnos para la llegada del bebé pensamos en la canastilla del recién nacido, en que la habitación, la cuna, la ropa y los demás objetos materiales estén disponibles, que estén al alcance de las manos, pero son pocos los que se educan para criar a un niño sano y feliz.

Ya lo hemos dicho antes, y seguramente lo habrás escuchado: Los hijos son el reflejo de sus padres, por lo cual es conveniente que te revises como persona, que trates de mejorar tus defectos, que hagas todo lo que esté a tu alcance para encontrar equilibrio emocional y espiritual, no sólo económico, pues solo así podrás dar paz y felicidad.

baby-20607_640

Ser padres comprometidos

Gisela Medina Soto, consultora organizacional de Perfil (www.perfil.com.pe), señala en una nota de prensa publicada en el portal de noticias RPP Noticias, que en la preparación para ser padres es importante aprender a conocerse.

“Si se va a formar a una nueva persona, debemos saber en qué condiciones nos encontramos, en qué etapa de nuestro proceso de formación y desarrollo estamos y qué nos está faltando mejorar”, resalta Soto en el artículo.

En ese afán de mejorar, uno de los consejos y prácticas más positivas es la que invita a respetar al niño como ser humano. Respetar sus emociones, sentimientos, pensamientos sin desdeñarlos por su edad.

Tu hijo tiene opiniones y una manera particular de ver las cosas, por lo que la preparación también supone aprender a tolerar a quienes son diferentes.

Como padres, el mejor regalo que le podemos ofrecer a nuestro hijo es compartir con él nuestro bienestar emocional. De ahí que antes de empezar a ocuparnos de él, hemos tenido que ocuparnos de nosotros mismos, aconseja un artículo de El País de España.

“Amar a nuestros hijos implica dejar de lado nuestros deseos para atender sus necesidades. Y hacerlo cada día durante muchos años”

-Erich Fromm-

bebé-dormido-con-papá

Respeto y amor

El psicólogo David Cortejoso enumeró diez errores comunes que los padres cometen durante la crianza de sus pequeños, el primero de ellos es no escuchar al niño. “Es bastante habitual que no les demos tiempo suficiente a explicarse o a expresarse, cortándoles, siendo autoritarios o dando por hecho lo que nos van a contar sin darles la oportunidad para ello. Déjalo hablar, ten paciencia”, aconseja.

Un artículo de El País de España propone lo siguiente: Debemos de reorganizar nuestras prioridades y aspiraciones vitales, adaptándonos a los horarios de nuestro retoño. Dado que alguien ha de estar 24 horas al día junto a la criatura, tarde o temprano hay que tomar decisiones.

“¿Podemos permitirnos que uno de los dos miembros de la pareja deje de trabajar? ¿Contamos con la ayuda diaria de los abuelos? ¿Contratamos a una canguro de forma fija? ¿Lo llevamos a la guardería?”, cuestiona la nota.

Ese artículo también explica que ejercer el rol de padres implica matricularse en un máster de amor incondicional.

Puede que no haya notas, pero sí exámenes cada día. Para aprobar y superar los retos que nos plantea tener un niño hemos de comprender que lo importante es lo que sucede a través nuestro al servicio de nuestro hijo. Así, sus necesidades son nuestras prioridades.

Te puede gustar