Uso del chupete: beneficios y ciertas dudas

20 Enero, 2020
Este artículo ha sido escrito y verificado por la médica Irene Nora Melamed
El uso del chupete, conocido también en otras latitudes como pacificador, registra elementos a favor y en contra de su utilización.

Chupete sí o chupete no: ¿es esa la cuestión? Tal vez no sea solo cosa de responder al interrogante planteado, sino analizar algunos pros y contras, así como señalar algunos de los beneficios del uso del chupete y ciertas dudas.

Argumentos posibles ante el uso del chupete

Es claro que muchos bebés tienen un fuerte reflejo de succión y algunos de ellos se chupan los dedos previo al nacimiento, lo que pareciera proporcionarles cierto efecto placentero y de calma. De más está decir que, cuando el bebé está tranquilo, los padres también lo están, y es por eso que el chupete, muchas veces, tiene buena prensa.

Sin embargo, dado que puede interferir, en ocasiones con el buen desarrollo de la lactancia, su uso no se promueve en los primeros días y durante el tiempo que se está en el espacio físico de la maternidad.

Niño con el chupete en la boca.

Uso del chupete: beneficios y ciertas dudas

  • Puede ser una fuente de calma y tranquilidad tanto para el bebé como para sus padres. 
  • Es de utilidad para el tiempo del sueño o cuando la existencia de cólicos mantienen al bebé inquieto.
  • Es factible descartarlo, a diferencia del dedo del niño que, cuando adquiere el hábito de la succión, es más difícil erradicarlo.

Datos de importancia

Algunas evidencias señalan que reduce el riesgo del Síndrome de la Muerte Súbita del Lactante (SMSL) y, dada su relevancia y severidad, es de importancia regresar sobre este punto. Entre los detractores del uso del chupete algunos de los argumentos se relacionan con la posibilidad de interferir con la lactancia materna, por lo que se desaconseja su utilización, no en forma permanente, sino en la etapa inicial hasta que la lactancia esté consolidada.

La Asociación Española de Pediatría y en particular su Comité de Lactancia Materna determinan que:

  • En los recién nacidos amamantados es mejor evitar el chupete durante los primeros días de vida y no desaconsejarlo cuando la lactancia materna está bien establecida, habitualmente, a partir del mes de vida, edad en la que comienza el riesgo del síndrome de muerte súbita del lactante”.
  • “En las unidades neonatales, en relación con los procedimientos dolorosos, si no existe la posibilidad de que el niño mame, se le debe ofrecer como método de analgesia no farmacológica la succión de un chupete”.
  • “Para evitar otros efectos adversos del uso del chupete, se recomienda, en todos los niños, limitar su uso hasta el año de vida, lo cual incluye las edades de máximo riesgo del SMSL y aquellas en las que el lactante tiene más necesidad de succionar”.

Asímismo, desde esa misma Asociación Científica se sugiere que se debe profundizar en el estudio de la relación entre lactancia y SMSL, y chupete y SMSL, que ofrezca luz en todas estas incógnitas. Mientras tanto, los profesionales deberán continuar informando a los padres sobre la conveniencia de amamantar y de evitar la exposición de los lactantes a los diversos factores de riesgo que se asocian al SMSL.

Madre sujetando el chupete de su hijo.

Cuando el uso del chupete se prolonga

De acuerdo a la Sociedad Española de Odontología Pediátrica, la succión no nutritiva provocaría que los dientes centrales inferiores se desvíen paulatinamente hacia dentro, mientras que los que se encuentran en el maxilar superior, tienden a separarse y a sobresalir hacia fuera (dientes de conejo). Además, la acción de succionar pone en funcionamiento una serie de músculos de la cara que, junto con la posición de la lengua, hacen que, finalmente las líneas superiores e inferiores pierdan su paralelismo”.

Resumiendo

Para finalizar

De acuerdo a la Sociedad Argentina de Pediatría ,“considere ofrecer el chupete a su hijo una vez que recupere su peso de nacimiento, cuando la madre no presenta ninguna dificultad para amamantar y el niño se alimenta exclusivamente con lactancia materna. No insista si el bebé rechaza el chupete. No utilice el chupete para ofrecerle al bebé sustancias azucaradas ni miel.

  • Asociación Española de Pediatría.
  • Sociedad Española de Odontología Pediátrica.
  • Sociedad Argentina de Pediatría.