Trucos para mantener alejado a tu hijo de los resfriados - Eres Mamá

Trucos para mantener alejado a tu hijo de los resfriados

Va a parecerte mentira, pero mantener a tu hijo alejado de los resfriados es muy simple. De hecho, muchos de los trucos más efectivos recuerdan a los consejos de las abuelitas, solo que ahora estos, que eran considerados “poco científicos”, están avalados por los expertos.

Aquí te van algunos: Si tu hijo se baña luego de que se moja los pies en la calle, si se lava bien las manos unas cinco veces al día, si usa constantemente un pañuelo y si toma mucha agua se mantendrá saludable.

Entre los mejores trucos para mantener a los resfriados a raya, figura el de mantener el cuerpo de tu hijo templado, es decir, que la temperatura de su cuerpo no esté ni fría ni caliente sino en término medio (templada).

Esto no consiste en evitar que los niños se mojen los pies, como decían las abuelitas, sino en que si se los mojan porque por ejemplo los metieron en un charco cuando estuvieron jugando, lo ideal es que cuando lleguen a casa se den un baño para equilibrar la temperatura del cuerpo y que el frío o la humedad no se quede concentrada en una sola parte, como los pies.

Entonces, el primer truco para mantener a tu hijo alejado de los resfriados es bañarse luego de haberse mojado los pies en un charco o el cuerpo en general debajo de la lluvia. El simple acto de bañarse cuando llegue a casa, evitará que se resfríe porque su cuerpo tendrá una temperatura uniforme y adecuada.

Hay quienes le agregan a este truco un paso más: Tomar una bebida caliente como una limonada o un té, después de darse el baño, con esto el niño se sentirá bien y su cuerpo agarrará un calor y un nivel de relajación tal, que podrá conciliar el sueño de una manera espléndida. Ambos trucos funcionan incluso cuando comienzan a aparecer los primeros síntomas del resfriado como los estornudos y la mucosidad en la nariz.

82065b44760a8a8bc85211f915521445

Lavarse bien las manos, un truco infalible

Otro de los trucos para lograr que tu hijo se libre de los resfriados es enseñarle a que se lave las manos. Para muchos, esto puede parecer elemental, pero estudios científicos han demostrado que lavarse las manos puede llegar a reducir la incidencia del resfriado en un 45%. La cuestión está en que hay que lavarse las manos bien, por eso es conveniente que le expliques a tu hijo las técnicas que implican lavarse correctamente las manos.

Así que nada de lavarse y secarse las manos rapidito, no señor. Hay que lavarlas bien, con jabón, frotarlas por al menos 20 segundos, y sobre todo lavarse entre los dedos y si es posible cepillarse las uñas para liberarlas del sucio que se queda en ellas. También es importante que le inculques el hábito de lavarse las manos de esta manera por lo menos cinco veces al día. Esto, aunque puede ser muy tedioso, marcará la diferencia entre un niño sano y uno que siempre se resfría.

15fb0f92a5fec824a65a01b82aafee5b

Un simple pañuelo lo aleja de los resfriados

Antes de ahondar en la importancia de cargar siempre encima algún pañuelo o servilleta, es vital aclarar que por más que te esfuerces, es muy difícil eliminar al 100% las probabilidades de que en algún momento tu hijo se resfríe, sobre todo porque los resfriados y la gripe provienen de un virus que está circulando constantemente en el ambiente y al que todos estamos expuestos.

De hecho, hay encuestas científicas que afirman que todos los seres humanos al menos una vez en la vida nos hemos resfriado, por lo cual es conveniente subrayar que con estos trucos podrás mantener a tu hijo lo más lejos posible de este virus, pero siempre hay riesgos de que se contagie.

Y aunque según los científicos es muy difícil librarnos del virus de la gripe, no es menos cierto que las enfermedades atacan a sistemas inmunológicos débiles y en ese aspecto sí se puede trabajar, por lo resulta provechoso aplicar el siguiente truco: Enseña a tu hijo a que no estornude en las manos y que siempre cargue un pañuelo, que bien puede ser de papel.