Trucos para aliviar el dolor lumbar durante el embarazo

El dolor lumbar durante el embarazo es tan frecuente como molesto. Aunque si bien, el dolor lumbar durante el embarazo es prácticamente imposible de quitar, siempre puede aliviarse teniendo en cuenta algún que otro truco.

Con el objetivo de mejorar tu calidad de vida y hacer de tu gestación una etapa más feliz, te damos los siguientes consejos:

Ten en cuenta estos trucos para tu dolor lumbar

Evita estar mucho tiempo sentada

Al estar sentada, tus caderas, columna vertebral y todos los músculos de la zona lumbar, se sobrecargan. Por ello, no te mantengas sentada muchas horas seguidas. Alterna el reposo con levantarte, dar una caminata, acostarte, hacer alguna faena…

Mantente activa

dolor lumbar 2

Intenta estar activa, poner en funcionamiento todo tu cuerpo. Si no realizas ejercicios físicos por una u otra razón, al menos, haz estiramientos 2 veces al día.

Cuida tu postura

Ya sea que estés sentada, parada, o acostada, mantén una postura que evite forzar aún más la zona lumbar. Estate siempre erguida y lo más recta posible cuando estés acostada.

Cuando camines debes también intentar echar el pecho hacia arriba y levantar el vientre. Si caminas con el torso hacia adelante las molestias de espalda se te agravarán.

Duerme en cama dura

Dormir en una cama muy blanda en la que te “hundes” cuando te acuestas te hace estar encorvada; en cambio, si duermes en una cama más dura podrás mantener una postura erguida y tu columna y caderas descansarán.

No cargues exceso de peso

Debes saber que en la gravidez está “prohibido” cargar exceso de peso, pero si por casualidad intentas obviar por un instante esta recomendación médica, a toda la lista de contraindicaciones debes sumarle esta otra: si cargas exceso de peso te dolerá más la zona lumbar.  

Agáchate en vez de doblarte

Siempre que tengas que hacer o recoger algo en el suelo, o en un nivel que se encuentre por debajo de tu cintura, agáchate o ponte de rodillas mientras dejas la espalda recta.

Evita doblarte hacia adelante para realizar cualquier faena porque el peso del vientre tirará de los músculos de tu espalda a más no poder.

Usa el calzado adecuado

dolor lumbar 3

Los tacones son peligrosos durante la gestación porque aumentan el riesgo de sufrir caídas.

Aunque la vida entera estuviste acostumbrada a ellos, ahora que estás embarazada debes dejarlos reposar en un rinconcito.

Además del peligro que te hacen correr, estos delicados, finos y femeninos zapatos son muy buenos para aumentar el dolor lumbar; por eso, no los uses; sustitúyelos por calzado bajo y cómodo.

No quieras ser la heroína

Muchas mujeres, durante el embarazo, siguen teniendo responsabilidades dentro del hogar y deben ocuparse, igual que antes, del cuidado de los demás hijos. Pero las embarazadas no deben ser heroínas. No es ese su rol.

Mamá, entiende que te encuentras en un período especial para tu vida.

Adentro llevas un ser humano que te iluminará como los restantes hijos que tienes, o los que estén por venir.

Disfruta de dar vida al ser que amarás el resto de tu vida

-Anónimo-

Es tuya la responsabilidad de velar por su salud y su cuidado, pero, también es tuyo el deber de cuidarte, protegerte y vivir esta etapa de la mejor manera.

Si en el pasado eras tú quien se ocupaba de todo, delega algunas tareas domésticas en los demás miembros de la familia.

Todos deben contribuir y ajustarse a la nueva fase que se vive en casa.

Si te sobrecargas de trabajo tu columna, ella te lo dirá.

Trucos para aliviar el dolor lumbar durante el embarazo

Para finalizar, tenemos para ti otra serie de trucos que puedes poner en práctica con el objetivo de aliviar tu padecimiento lumbar; como los anteriores, ten estos en cuenta.

  • Date chapuzones dentro de la piscina. El agua aligera tu peso, y, por ende, la tensión en tu columna vertebral. Siempre que puedas, date una escapadita para la piscina y quédate un rato dentro del agua (previa consulta médica)
  • Practica yoga. Los ejercicios de yoga pueden ser muy buenos para aliviar tu dolor. Si tu gineco-obstetra está de acuerdo, no rechaces esta técnica milenaria que tantos beneficios le ha dado a otras personas, gestantes, entre ellas
  • Date masajes en la espalda. Durante el embarazo recibir masajes en las piernas, los hombros, las caderas y la espalda, resulta revitalizante. Para disfrutar estos últimos, acuéstate del lado izquierdo y deja que el especialista haga lo suyo. Verás lo bien que te vas a sentir.
Categorías: Embarazo Etiquetas:
Te puede gustar