Toy Story 4 nos muestra que Disney también evoluciona

16 julio, 2019
Este artículo fue redactado y avalado por la documentalista Arantza Martín Becerro
"Hasta el infinito y más allá" o "Hay un amigo en mi" son las frases míticas de la saga de películas de Toy Story que este junio de 2019 ha vuelto a la gran pantalla con su cuarta entrega.

Líder de taquilla desde su estreno, Toy Story 4 está atrayendo a miles de personas a los cines para conocer esta nueva aventura de los juguetes más divertidos de la gran pantalla.

24 años han pasado desde el estreno de Toy Story. Sin embargo, Woody, Buzz y toda la tropa de juguetes de Andy siguen con sus aventuras tantos años después. Pero varias cosas han cambiado. ¿Quieres conocerlas?

El nivel de detalle de la película

Como decíamos anteriormente, nada más y nada menos que 24 son los años que diferencian la primera de las películas con la cuarta. Sin duda alguna, uno de los aspectos que los usuarios en redes sociales más ensalzan al realizar comentarios sobre la película es el nivel de detalle de esta.

Estos detalles de animación no han pasado inadvertidos para nadie, destacando, por ejemplo, las pelusas que forman los brazos del nuevo protagonista de la película, el tenedor Forky.

¿Recordáis a la pastora de porcelana de la primera película? Los detalles del encaje del vestido de Bo Beep en esta nueva película son tan dignos de admirar que, incluso, te parecerá que están cosidos a mano de verdad.

La intensidad de los colores y las increíbles secuencias de animación durante toda la película no dejarán indiferentes a nadie. Para quien los recuerde en sus inicios, será una maravilla observar la evolución de la animación utilizada para crear los diferentes juguetes.

Toy Story 4 nos muestra que Disney también evoluciona.
© Walt Disney Pictures, Pixar Animation Studios

Los diálogos internos y emocionales de Toy Story 4

Aunque la saga de las películas de Toy Story es conocida por la sensibilidad y las emociones que produce, la cuarta entrega de esta colección es una de las más emotivas.

Durante toda la película y, a pesar de tratarse de una película dirigida al público infantil, los diálogos ‘profundos’ emocionan a millenials y mayores que crecieron con estos juguetes. ¿Porque quién no ha vuelto a entrar en su habitación para comprobar que sus juguetes no estuvieran en una reunión similar a las que realizaban Woody y compañía?

Las despedidas, la amistad y el amor se unen en esta nueva película que hará emocionarse y disfrutar a partes iguales a todo aquel que disfrute de ella.

Otros detalles esenciales de la película

Inclusión social

Uno de los temas más tratados y oídos en los medios de comunicación y en las redes sociales en la actualidad es la inclusión social. Así pues, uno de los aspectos que trata la inclusión social es la aceptación de las personas con algún tipo de discapacidad. 

En este sentido, y como ya mostró Disney en otras de sus películas anteriores, en Toy Story 4, durante el primer día de colegio de Bonnie, podemos ver en su clase un niño con discapacidad auditiva. Este niño aparecen en primera plana en la película y su discapacidad auditiva se muestra a través de un implante coclear.

De esta manera, un gigante tan importante como lo es Disney quiere mostrar a los más pequeños la importancia de la inclusión y la normalidad en su trato. 

Guiños hacia otras películas Disney

Despertar emociones y sentimientos es uno de los objetivos que estas películas tienen con el público adulto que las visualiza. Por este motivo, durante la visualización de Toy Story 4 hemos podido observar referencia a tres películas Disney anteriores:

  • Una de las compañeras de clase de Bonnie es Boo, la protagonista de la película Monstruos S.A.
  • El juguete motorista de la tienda de antigüedades, Duke Caboom, es uno de los juguetes de Jack Jack, el hermano pequeño de la película de Los Increíbles.
  • En un momento concreto de la película, las ovejas de Bo Beep dan a la protagonista una chapa. Esta chapa es la misma que durante la película UP lleva el abuelo.

    Toy Story 4 nos muestra que Disney también evoluciona.
    © Walt Disney Pictures, Pixar Animation Studios

Igualdad en Toy Story 4

En esta película la evolución de Disney no está solo presente en el nivel de detalles de su animación, sino también en otro aspecto muy relevante relacionado con la igualdad de géneros.

En la primera de las películas de la saga la pastora Bo Beep se caracterizaba por llevar puesto un pomposo vestido rosa de lunares. Sin embargo, nada tiene que ver la vestimenta con la que en esta cuarta parte reaparece: un traje de pantalón y corpiño de color azul, y, lo que es más importante todavía: una capa a su espalda. 

Aquel vestido no le dejaba mostrar a Bo Beep que ella es algo más que una muñeca de adorno en una lámpara, y este es el motivo por el que se convierte en una de las protagonistas indiscutibles de la película. Luchadora, reivindicativa y el cerebro de las aventuras de esta cuarta parte de la saga, la ‘pastorcita’ muestra la figura de la mujer heroína más guerrera y con más importancia que nunca.