¿Se puede tomar té negro en el embarazo?

El té negro es una bebida con muchas propiedades beneficiosas para la salud. Ahora bien, te vamos a contar si es posible incluirlo en la dieta durante el embarazo.
¿Se puede tomar té negro en el embarazo?
Saúl Sánchez Arias

Escrito y verificado por el nutricionista Saúl Sánchez Arias.

Última actualización: 17 octubre, 2022

Durante el embarazo es fundamental optimizar la dieta para prevenir déficits de nutrientes esenciales que condicionen el desarrollo del feto. También, será clave evitar el consumo de tóxicos, ya que estos pueden pasar al bebé por medio de la placenta, lo que provocaría alteraciones en su estado de salud. Asimismo, muchas infusiones están restringidas durante este periodo. Te vamos a contar si se puede tomar té negro en el embarazo.

Has de tener en claro que las bebidas a base de hierbas pueden tener muchas interacciones a nivel farmacológico. Por este motivo, siempre es fundamental consultar con el médico antes de consumirlas. Principalmente, si se toma alguna medicación o si se encuentra bajo una situación especial, como puede ser el embarazo. Así, se minimizan los riesgos y se pueden aprovechar sus beneficios al máximo.

Consumo de té negro durante el embarazo

Es importante ser conscientes de una cosa, durante el embarazo es mejor limitar o incluso suprimir el consumo de cafeína y de sus análogos. De lo contrario, se podría incrementar la incidencia de los abortos espontáneos. También se podría ver afectado el desarrollo del feto, sobre todo a nivel del sistema nervioso central. No queremos decir con esto que la cafeína sea nociva en cualquier contexto. Fuera del embarazo es una sustancia con varias propiedades positivas.

En concreto, el té negro cuenta con una concentración elevada de alcaloides en su interior. No es exactamente cafeína lo que contiene, pero sí teína, una sustancia muy parecida. De hecho, la presencia de este elemento es significativamente superior a la hallada en otros tés, como el verde. Por este motivo, hay que tener especial cuidado respecto a su consumo.

Los expertos recomiendan no ingerir durante el embarazo más de 200 miligramos de cafeína al día. Una taza de té negro cuenta con aproximadamente 50 miligramos de la sustancia, por lo que es seguro incluirla en la dieta de la mujer en estado de gestación. Ahora bien, no se debería sobrepasar dicha cantidad para evitar riesgos innecesarios.

El consumo de té negro aporta beneficios, incluso en el embarazo, siempre que se tome la cantidad adecuada. Se recomienda no exceder su ingesta más allá de una taza al día.

Beneficios del té negro

El té negro, como muchas otras infusiones, es una bebida que cuenta con varios beneficios para la salud. A continuación, te contamos sobre algunos de ellos.

Mejora la salud digestiva

El té negro es capaz de mejorar la salud digestiva al reducir la incidencia del malestar intestinal, que es propio del periodo de gestación. La cafeína cuenta también con un efecto estimulante sobre el tránsito, por lo que combate el estreñimiento.

Fortalece las defensas del organismo

Por otra parte, el consumo regular de té negro resulta positivo para mejorar las defensas del organismo. Los antioxidantes que contiene en su interior ayudan a estimular las células del sistema inmune y protegen al organismo frente a las patologías de tipo infeccioso. Así lo evidencia un estudio publicado en Frontiers in Immunology.

Estimula la concentración

También, es importante recalcar que el té negro es excelente para estimular la concentración. Esto se debe al efecto de la cafeína, que consigue incrementar temporalmente el rendimiento cognitivo. Esta sustancia contribuye a combatir el cansancio y a mejorar el desempeño en las tareas diarias y en la actividad deportiva. De hecho, la inclusión de una taza en la dieta puede suponer una buena estrategia para combatir la fatiga durante el tercer trimestre.

Al contener cafeína, el té negro es una bebida que favorece la concentración e incrementa el rendimiento cognitivo.

Favorece la salud cardiovascular

Por último, hay que destacar que el té negro resulta muy adecuado para mantener el corazón en un perfecto estado de funcionamiento. Su ingesta regular se ha demostrado que reduce los niveles inflamatorios del organismo, lo que favorece la salud a nivel cardiovascular. De este modo, se previene el desarrollo de varias patologías complejas, como puede ser la aterosclerosis.

Se puede consumir té negro durante el embarazo

Según has podido observar, es posible la inclusión del té negro durante el embarazo, aunque en cantidades moderadas. Se trata de una infusión con alto contenido en cafeína, por lo que se recomienda no exceder su ingesta más allá de una taza al día para evitar efectos nocivos sobre el desarrollo del feto.

Para terminar, es importante recalcar la necesidad de plantear durante la gestación una dieta variada que asegure un correcto aporte de nutrientes. Así, se podrá combatir el cansancio y se asegurará que el feto crezca de manera óptima. Además, de esa manera se previenen posibles alteraciones en su estado de salud que puedan condicionar el bienestar futuro. Durante el embarazo, el organismo se encuentra especialmente delicado y es necesario cuidarlo a conciencia.

Te podría interesar...
7 infusiones que puedes tomar si estás embarazada
Eres Mamá
Leerlo en Eres Mamá
7 infusiones que puedes tomar si estás embarazada

Si amas las bebidas calientes y esperas un bebé, es normal que tengas dudas sobre las infusiones que puedes tomar si estás embarazada.